Monición para el Domingo XII del Tiempo Ordinario Ciclo A


video con la liturgia de este dia

Publicado 22-jun-2017

Monición para el Domingo XII  del Tiempo Ordinario Ciclo A

 

Monición de Entrada

(Saludo)  Hoy recordamos que  estar unidos a Cristo nos libera de todo miedo, porque él es paz y  fuerza en el camino. Participemos en esta santa misa y demos gracias a Dios por su presencia entre nosotros..

 

Monición a las Lecturas

El Señor nos invita a confiar en Él, que es defensor de los débiles; y nos recuerda que no hemos de temer a quien pueda matar el cuerpo y no alma. Escuchemos

 

Monición al Ofertorio

Acerquemos llenos de fe y confianza en el Señor, estos dones de pan y  vino, que serán alimento que nos une a Jesús en su sacrificio redentor

 

Monición a la Comunión

En la comunión Jesús nos da la seguridad y fortaleza que necesitamos y nos ayuda a vivir cimentados en el amor a Él y al prójimo. Agradecidos nos acercamos a recibirlo

 

Monición a la Salida

No olvidemos que junto a Cristo podemos superar todos nuestros miedos. Vayamos y seamos sus testigos en este mundo a pesar de las dificultades.

 

 

ORACION UNIVERSAL

25 de Junio del 2017

 

1.- Por el santo Padre, el Papa Francisco, por nuestro Obispo (Nombre) y  por todos los sacerdotes y diáconos de Jesucristo. Roguemos al Señor

 

2.- Por el buen tiempo, por el fruto de las investigaciones de los estudiosos y por la prosperidad del trabajo de todos. Roguemos al Señor

 

3.- Por las vírgenes consagradas al Señor y por los religiosos que trabajan en nuestras comunidades. Roguemos al Señor

 

4.- Por todos los que hacen el bien en nuestras parroquias y por los que cuidan de los pobres y de los enfermos. Roguemos al Señor

 

Monición para el XII domingo del Tiempo Ordinario Ciclo B


MONICION PARA EL DOMINGO XII DEL TIEMPO ORDINARIO CICLO B

En la vida, nunca navegamos solos….

 

M.R. Pág. 424   /   Lecc II Pág. 125

MONICION DE ENTRADA

(Saludo) Sean bienvenidos a la casa del Señor. No olvidemos que Jesús siempre está con nosotros y nos acompaña en las tribulaciones de cada día. Solo basta creer en Él y en su palabra para sentir su amor y protección. Con fe y confianza iniciamos esta santa misa.

LITURGIA DE LA PALABRA

Primera Lectura:  Jb 38, 1. 8-11

Salmo: 106

Segunda Lectura: 2 Cor 5, 14-17

Evangelio: Mc 4, 35-41

MONICION A LAS LECTURAS (única)

Tener una fe firme en Dios, es saber que Él es el dueño de la creación y toda ella le obedece. Al permanecer unidos a Jesús viajamos seguros y a salvo, el que vive como Cristo pide, se convierte en una creatura nueva.

MONICION A LAS LECTURAS (individual)

 

Primera Lectura

Dios habla a Job  desde la tempestad y le revela la trascendencia de su ser y de sus proyectos… Sólo Él es el dueño de la creación y al hombre no le queda más que acatar con humilde obediencia sus misteriosos designios

Segunda Lectura

La experiencia del encuentro  con Cristo Resucitado ha hecho que Pablo cambie por completo su forma de pensar y de actuar… Desde que fue llamado por Él, ya no se dejará guiar nunca por simples criterios humanos.

Evangelio

La escena de la tempestad calmada mientras Jesús parece desentenderse de sus discípulos, nos recuerda que Él nunca nos abandona… Él prometió guiar la barca de su Iglesia a buen puerto, no obstante las adversidades

MONICION AL OFERTORIO

Ofrecemos  al Señor este pan y  vino,  junto con ellos ponemos en sus manos nuestras debilidades, para que Él nos llene de fortaleza  y de su mano salir triunfante ante toda adversidad.

MONICION A LA COMUNION

Nuestra fuerza radica en la Sagrada Eucaristía, al unimos a Cristo en la comunión,  Él calma nuestras inseguridades y nos ayuda a enfrentar las pruebas que se nos presentan día a día.

MONICION DE DESPEDIDA

Volvamos a nuestros hogares transformados en creaturas nuevas, gracias al poder redentor de Jesucristo que nos renueva y anima a seguir este viaje unidos a Él.

ORACION UNIVERSAL

Elevemos nuestros ojos al Señor, confiado en recibir su pronta ayuda:

A cada invocación responderemos: R. Escúchanos, Señor

1.- Por el santo Padre, el Papa Francisco, por nuestro Obispo José Francisco y por todos los sacerdotes y diáconos de Jesucristo, roguemos al Señor

2.- Por el buen tiempo, por el fruto de las investigaciones de los estudiosos y por la prosperidad del trabajo de todos, roguemos al Señor

 

3.- Por las vírgenes consagradas al Señor y por los religiosos que trabajan en nuestras comunidades, roguemos al Señor

4.- Por todos los que hacen el bien en nuestras parroquias y por los que cuidad de los pobres y de los enfermos, roguemos al Señor

Fortalece, Señor, la fe del pueblo cristiano, para que nunca se enorgullezca ante la prosperidad ni se desanime ante la adversidad, sino que en todo momento sepa reconocer y experimentar que Tú estás cerca de nosotros y nos acompañas en el camino de la vida. Por Jesucristo, nuestro Señor.

Monición Domingo XIII del Tiempo Ordinario Ciclo A


Actualizada 26-jun-2017

MONICION DOMINGO XIII DEL TIEMPO ORDINARIO CICLO A

Ante la primacía del Reino de Dios, todo es relativo…

M.R. Pág. 241  /  Lec II Pág. 24

Video de la liturgia de este dia

MONICION DE ENTRADA

(Saludo) En este día del Señor en que Cristo nos convoca para celebrar la santa Eucaristía, pidamos con fe y confianza que nos ayude a despertar en nuestro ser, lo bueno, lo justo y lo verdadero.

 

LITURGIA DE LA PALABRA

Primera Lectura: 2 Re 4, 8-11 . 14-16

Salmo: 88, 2-3 . 16-17 . 18-19

Segunda Lectura: Rm  6, 3-4 . 8-11

Evangelio: Mt  10, 37-42

 

MONICION A LAS LECTURAS (Única)

Por el bautismo somos hijos suyos y estamos llamados a vivir la caridad, a tenerlo como centro de nuestra vida y asi obtener las recompensas prometidas por Él

o

Por el bautismo somos hijos de Dios y estamos llamados a vivir la caridad, a tenerlo como centro de nuestra vida y así obtener las recompensas prometidas por Él. Escuchemos

 

MONICION A LAS LECTURAS (Individual)

Primera Lectura

Esta lectura nos enseña que la actitud de hospitalidad y servicio, da fruto y es recompensada por Dios.

 

Segunda Lectura

Hemos de vivir unidos a Cristo a partir de nuestro bautismo y  morir al pecado para poder vivir para Dios, bajo la soberanía del Espíritu.

 

Evangelio

Seguir a Jesús implica tener a Dios como el centro de nuestra existencia. Escuchemos

 

ORACION UNIVERSAL

Pidamos al Señor que escuche nuestras oraciones, para que podamos alegrarnos al recibir su ayuda:

A cada invocación responderemos: Escúchanos, Padre

 

1.- Por los ministros de la Iglesia que han consagrado su vida al Señor y por todos los pueblos que adoran al Dios verdadero, roguemos a Cristo, el Señor

 

2.- Para que todos podamos gozar de una naturaleza limpia en la bella sucesión de las estaciones, roguemos a Dios, que con sabiduría gobierna al mundo.

 

3.- Por los que son victimas de la debilidad humana, del espíritu de odio o de envidia, roguemos al Redentor misericordioso.

 

4.- Encomendémonos mutuamente al Señor, y oremos con confianza al autor y guardián de todo lo que tenemos y poseemos.

 

Escucha, Padre Santo, las oraciones de tu pueblo para que, unidos a Cristo, sigamos el camino de la cruz, dispuestos a perder nuestra vida para manifestar al mundo nuestra esperanza en el Reino que nos tienes preparado. Por Jesucristo, nuestro Señor

 

MONICION A LAS OFRENDAS:

Dios cuida de los suyos y bendice a los que ayudan a los demás con sencillez y sin esperar nada a cambio. Que estos signos sacramentales que ofrecemos, sean muestra de nuestro deseo de compartir lo mejor de nosotros mismos.

o

Este pan y vino que ofrecemos, son muestra de nuestro deseo de compartir lo mejor de nosotros mismos con nuestro prójimo.

 

MONICION A LA COMUNION

Jesús nos llama a su diario seguimiento haciendo una opción radical por el Reino de Dios. Recibamos en nosotros su presencia viva a fin de llevarlo luego a nuestro prójimo con amor servicial.

o

Jesús nos llama a su diario seguimiento haciendo  elección  por el Reino de Dios. Recibamos en nosotros su presencia viva a fin de llevarlo luego a nuestro prójimo con amor servicial.

 

MONICION DE DESPEDIDA

Por el bautismo somos llamados a formar parte del cuerpo de Cristo. Que aprendamos a vivir siempre en comunión con Dios, esforzándonos por llevar una vida nueva

o

Por el bautismo formamos parte del cuerpo de Cristo. Aprendamos a vivir siempre en comunión con Dios, esforzándonos por llevar una vida guiada por Él