¿Cómo se hacen las moniciones de entrada?


Buenas tardes en este video se nos muestra como hacer las moniciones de entrada.

Espero sea de su agrado.

Da Clic en la imagen

como-se-hace-la-monicion-de-entrada-miniatura

 

 

El Valor de una Madre


A todas las mamis del mundo… Gracias!

no necesitas un día en especial para agradecer a tu mamá todo lo que ha hecho por ti, cada día agradécele, porque ella cada día se levanta para hacerte tu desayuno, te prepara tu comida y tu cena, cada día te espera, cada día te ama… cada día ella pide a Dios por ti, no sólo el 10 de mayo… Emoticón heart Valoremos a nuestras mamis SIEMPRE….

 

Da click en la foto para ver el video…

el valor de una madre

Moniciones, ¿Qué son?


Que son las moniciones

 

Objetivo de las Moniciones Liturgicas

Las moniciones en la Misa son una motivación a participar y vivir el Misterio de Cristo celebrado en la Eucaristía.

No se trata de una introducción, ni resumen de las lecturas o de impartir una profunda catequesis. Simplemente su finalidad es ambientar e invitar, con comentarios breves, concisos y claros.

Momentos de Monición

Entrada –Es una invitación a la Asamblea a participar de manera consciente, activa y fructuosa de la Santa Misa. Se puede hacer mención particular del momento litúrgico, fiesta o solemnidad en referencia al mensaje central del mensaje evangélico.

Eje: Hoy celebramos la Resurrección del Señor. Cristo es nuestra Pascua, pues ha muerto y resucitado, dando ese paso para darnos vida y vida en abundancia. Nos disponemos a Participar llenos de gozo de esta Santa Eucaristía.

(La Monición de entrada puede hacerse antes de la Antífona o Canto de Entrada o después del Saludo del Celebrante).

Antes de las Lecturas y del Evangelio –Se hace un breve comentario del mensaje central de cada lectura y del Evangelio, instando a escuchar atentamente la Palabra de Dios.

Eje: El apóstol Pablo exhorta a la comunidad cristiana de Efeso a desarraigar el hombre viejo y revestirse del hombre nuevo, según Dios.

Eje: En el Evangelio Jesús se muestra como el Buen Pastor que da la vida por sus ovejas.

(Se puede hacer una Monicion antes de cada lectura y del Evangelio, todo de acuerdo con el sacerdote de la Parroquia).

Liturgia Eucarística –Se realiza en el momento de la Presentación de Ofrendas invitando al pueblo a entregarse totalmente junto a la ofrenda del pan y del vino.

Ejem: En cada Misa se realiza el Milagro de la Eucaristía: el pan y el vino se convierten en el cuerpo y la sangre de Cristo. Presentémonos como ofrenda viva junto a estos dones, para ser también transformados en el Señor.

Antes de la Comunión –Es una invitación a participar del Banquete Eucarístico con la debida preparación y disposición.

Eje: Los discípulos de Emaus reconocieron a Jesús en la Fracción del Pan. Al participar de este Banquete Eucarístico podemos también reconocerle, porque El aquí esta.

Despedida –Es una breve exhortación a hacer vida lo que hemos celebrado.

Ejem: Vayamos a anunciarles a todos, que Cristo vive ¡Ha resucitado!

(Se puede hacer antes o después de la Bendicion)

Criterios para monitar

-Redacción de Moniciones. Muchos equipos de Liturgia toman las moniciones de organismos de la Iglesia de Pastoral Litúrgica. Sin embargo también pueden hacerse y ese es el motivo de este pequeño tratado: el de orientar para la redacción de las moniciones bajo el asesoramiento de un sacerdote o de alguna persona experta que ha sido puesta para asesorar la Animación Litúrgica Parroquial.
Las moniciones hechas por el coordinador de Liturgia, o en equipo o por una persona designada, siempre antes de hacerse en Misa deben presentarse al sacerdote para que el las autorice e indique como hacerse.

-Moniciones en tiempos Especiales o Fiestas. Por ejemplo en la Celebración de Sacramentos dentro o fuera de Misa, en tiempos fuertes de la Liturgia como la Semana Santa donde puede haber monicion antes del Gloria el Jueves Santo, en el momento de la Cruz el Viernes Santo o para el Pregón Pascual en la Vigilia del Sábado…

-El Monitor.

Cualidades humanas: Capacidad de animar, que sensibilice lo que esta diciendo de manera equilibrada y de excelente presentación física (bien vestido).

Cualidades técnicas: Arte de tomar el micrófono, saber como estar de pie, que sepa modular la voz.

Cualidades espirituales: Persona que sea enamorada de la Eucaristía, de vida orante capaz de transmitir esa presencia de Dios a los demás y que esté en proceso de conversión (testimonio de vida).
_________________
Fiat mihi secundum verbum tuum LUCAM I.XXXVIII

 

De Jesús Para Ti


De Jesús para ti.png

¿Por qué te confundes y te agitas ante las situaciones de la vida?

Déjame al cuidado de tus cosas y todo te irá mejor, cuando te abandones a mi, todo se resolverá con tranquilidad según mis designios.

No te desesperes, no me dirijas una oración agitada, como si quisieras exigirme el cumplimiento de tus deseos.

Cierra los ojos del corazón y dime con calma; Señor, yo confío en Ti.

Evita las preocupaciones angustiosas y los pensamientos sobre lo que puede suceder después, no estropees mis planes queriéndome imponer tus ideas. Déjame ser Dios y actuar con libertad.
Abandónate confiadamente, reposa en mi y deja en mis manos tu futuro. Dime frecuentemente, “Señor yo confío en Ti”.

Lo que más daño te hace es tu razonamiento, tus propias ideas y querer resolver las cosas a tu manera.

Cuando me dices, “Señor yo confío en Ti”, no seas como el paciente que pide al médico que lo cure, pero le sugiere el modo de hacerlo. Déjate llevar en mis brazos divinos, no tengas miedo. Yo te amo.

Si crees que las cosas empeoran o se complican a pesar de tu oración sigue confiando. Cierra los ojos del corazón y confía. Continua diciéndome a toda hora “Señor, yo confío en Ti”.

Necesito las manos libres para poder obrar. No me ates a tus preocupaciones inútiles. Las fuerzas del mal quieren sólo eso; agitarte, angustiarte, quitarte la paz. Confía sólo en Mi. Yo hago los milagros en la proporción del abandono y la confianza que tienes en Mi. Así que no te preocupes deja en mi todas tus angustias y duerme tranquilo.

Dime siempre “Señor, yo confío en Ti” y verás grandes milagros. Te lo prometo por mi amor

¡Dejemos que el Señor nos guíe en este nuevo día!

Oración del Jubileo Santo del Año de la Misericordia


Oracion del año de la misericordia

Oración

Señor Jesucristo,
tú nos has enseñado a ser misericordiosos como el Padre del cielo y nos has dicho que quien te ve, lo ve también a Él. Muéstranos tu rostro y obtendremos la salvación.

Tu mirada llena de amor liberó a Zaqueo y a Mateo de la esclavitud del dinero; a la adúltera y a la Magdalena de buscar la felicidad solamente en una creatura; hizo llorar a Pedro luego de la traición, y aseguró el Paraíso al ladrón arrepentido. Haz que cada uno de nosotros escuche como propia la palabra que dijiste a la samaritana: ¡Si conocieras el don de Dios!

Tú eres el rostro visible del Padre invisible, del Dios que manifiesta su omnipotencia sobre todo con el perdón y la misericordia: haz que, en el mundo, la Iglesia sea el rostro visible de Ti, su Señor, resucitado y glorioso.

Tú has querido que también tus ministros fueran revestidos de debilidad para que sientan sincera compasión por los que se encuentran en la ignorancia o en el error: haz que quien se acerque a uno de ellos se sienta esperado, amado y perdonado por Dios.

Manda tu Espíritu y conságranos a todos con su unción para que el Jubileo de la Misericordia sea un año de gracia del Señor y tu Iglesia pueda, con renovado entusiasmo, llevar la Buena Nueva a los pobres proclamar la libertad a los prisioneros y oprimidos y restituir la vista a los ciegos.

Te lo pedimos por intercesión de María, Madre de la Misericordia, a ti que vives y reinas con el Padre y el Espíritu Santo por los siglos de los siglos.
Amén.

 

De las drogas a la vida – Hanns Myhulots


No se lo pierdan!!!

http://www.youtube.com/watch?v=LB6bOMJabwM

La Iglesia Fundada por Cristo – Padre Juan Rivas


 

El Padre Juan Rivas nos habla de cual es la única iglesia fundada por Jesucristo, la Iglesia Católica.

No ruego sólo por éstos, sino también por aquellos que, por medio de su palabra, creerán en mí, para que todos sean uno. Como tú, Padre, en mí y yo en ti, que ellos también sean uno en nosotros, para que el mundo crea que tú me has enviado.
Yo les he dado la gloria que tú me diste, para que sean uno como nosotros somos uno: yo en ellos y tú en mí, para que sean perfectamente uno, y el mundo conozca que tú me has enviado y que los has amado a ellos como me has amado a mí. Juan 17, 20-23.   (Son 6 videos)