Las 292 frases del papa Francisco en sus 293 días de pontificado


papaE. Navarro / M. Gil

miércoles, 01/01/14 – 18:37

  • “¡Cómo me gustaría una Iglesia pobre y para los pobres!” o “No traigo oro ni plata, sino algo más valioso: Jesucristo” han sido dos de las grandes frases que Francisco, el nuevo obispo de Roma, ha dejado a lo largo de 2013.
  • Francisco ha concedido entrevistas (algunas en pleno vuelo), ha presidido una JMJ en Brasil, y ha publicado una Exhortación y una Encíclica, “la primera escrita a cuatro manos” por dos Papas, en sus 293 días de pontificado.

ELECCIÓN PAPAL. 13 DE MARZO

1.”Ustedes saben que el deber del Cónclave es dar un Obispo a Roma. Parece que mis hermanos cardenales han ido a buscarlo casi al fin del mundo… pero estamos aquí… Les agradezco la acogida”.

2.”Y ahora, comenzamos nuestro camino: Obispo y pueblo. Este camino de la Iglesia de Roma que es la que preside en la caridad a todas las Iglesias. Un camino de hermandad, de amor, de confianza entre nosotros. Recemos siempre por nosotros: el uno por el otro. Rezamos por todo el mundo, para que haya una gran hermandad”.

3.”Auguro que este camino de Iglesia, que hoy comenzamos y en el que me ayudará mi Cardenal Vicario, aquí presente, sea fructífero para la evangelización de esta ciudad tan bella”.

4.”Recen a Dios por mí”.

ENCUENTRO CON PERIODISTAS. PRIMERAS PALABRAS EN ESPAÑOL. 16 DE MARZO

5. “Les dije que les daba de corazón mi bendición. Como muchos de ustedes no pertecenen a la Iglesia Católica y otros no son creyentes, de corazón doy esta bendición en silencio a cada uno de ustedes, respetando la conciencia de cada uno pero sabiendo que cada uno de ustedes es hijo de Dios. Que Dios los bendiga”.

6. “Habéis trabajado… Habéis trabajado… (…) “quiero agradecer a todos aquellos que han sabido observar estos acontecimientos teniendo en cuenta la perspectiva mas justa bajo la que se deben leer los acontecimientos de la fe”.

7. “La Iglesia, aunque es una institución humana, no tiene una naturaleza política sino esencialmnente espiritual. Es el pueblo de Dios, el santo pueblo de Dios, el que camina al encuentro con Jesucristo”.

8. “¡Cómo me gustaría una Iglesia pobre y para los pobres!”.

PRIMERA AUDIENCIA PÚBLICA. 27 DE MARZO

9. Dijo que recoge el “testigo” de las manos de su antecesor, Benedicto XVI, y señaló que la Semana Santa significa “salir de nosotros mismos para ir a la periferia al encuentro de los más alejados, los olvidados y quienes necesitan comprensión, consuelo y ayuda”.

3 DE ABRIL

10. Destacó el importante papel de las mujeres para transmitir la fe, porque “son impulsadas por el amor y saben recibir este anuncio con fe: creen e inmediatamente lo transmiten, no se lo guardan para sí. La alegría de saber que Jesús está vivo, la esperanza que llena sus corazones no se puede contener. Esto debería suceder también en nuestra vida”.

9 DE ABRIL

11. En su encuentro con el secretario general de la ONUBan Ki-moon, subrayó la contribución de la Iglesia Católica “en favor de la dignidad integral del ser humano”.

10 DE ABRIL

12. Durante una audiencia señaló: “Dios es nuestro papá, que nos ama aún cuando nos equivocamos”. Y una semana después, añadió: Jesús “es nuestro abogado defensor”.

17 DE ABRIL

13. Dijo que la Iglesia no puede hacer de “niñera” de los cristianos, que éstos tienen que descubrir la responsabilidad de lo que significa ser bautizados y tienen que anunciar el Evangelio con valentía, “incluso sin seguridad y entre persecuciones”.

24 DE ABRIL

14. Invitó a los jóvenes a “apostar por los grande ideales” y a “no tener miedo de soñar con cosas grandes”.

1 DE MAYO

15. Denunció “la concepción economicista de la sociedad que busca el beneficio egoísta mas allá de los parámetros de la justicia social”.

16. “La dignidad no es la que da el poder, el dinero, la cultura, no. La dignidad nos la da el trabajo y un trabajo digno”, porque hay tantos “sistemas sociales, políticos y económicos que han hecho que ese trabajo signifique aprovecharse de la persona”, aseveró.

5 DE MAYO

17. Pidió “claridad y valentía” para combatir los abusos contra los niños. Ese mismo día, respecto a la situación en Siria dijo: “Que callen las armas. Frente a la continuación de la violencia y los atropellos renuevo con fuerza mi llamamiento a la paz en Siria”.

12 DE MAYO

18. Respecto al aborto pidió que se “garantice protección jurídica al embrión tutelando a todo ser humano desde el primer momento de su existencia”.

5 DE JUNIO

19. Dijo que el ser humano está en “peligro”, que en el mundo “no manda el hombre, sino el dinero”.

9 DE JUNIO

20. “Dios ama y comprende el sufrimiento de los hombres como una madre comprende a sus hijos”, afirmó el domingo el papa Francisco en la oración del Angelus en el Vaticano, regresando sobre el tema de la “maternidad” de Dios.

12 DE JUNIO

21. En el Día contra el Trabajo Infantil dijo “son millones, sobre todo niñas, los menores obligados a trabajar, principalmente en el trabajo doméstico, lo que comporta abusos y maltratos. Se trata de esclavitud y espero que la comunidad internacional tome más medidas para afrontar esta auténtica plaga”.

16 DE JUNIO

22. Con motivo de la cumbre del G-8 dijo que el dinero “debe servir y no gobernar”.

17 DE JUNIO

23. En su encuentro con el presidente venezolano, Maduro, el pontífice dijo “rece por mí… `Pero rece a favor, no en contra eh..”.

PRIMERA ENCÍCLICA “LUMEN FIDEI” (LA LUZ DE LA FE). 29 de junio de 2013

24.”Es urgente recuperar el carácter luminoso propio de la fe, pues cuando su llama se apaga, todas las otras luces acaban languideciendo”.

25.”La fe nace del encuentro con el Dios vivo, que nos llama y nos revela su amor, un amor que nos precede y en el que nos podemos apoyar para estar seguros y construir la vida” .

26. “Porque la Iglesia nunca presupone la fe como algo descontado, sino que sabe que este don de Dios tiene que ser alimentado y robustecido para que siga guiando su camino. El Concilio Vaticano II ha hecho que la fe brille dentro de la experiencia humana, recorriendo así los caminos del hombre contemporáneo”.

27. “El (el papa Benedicto XVI) ya había completado prácticamente una primera redacción de esta Carta encíclica sobre la fe. Se lo agradezco de corazón y, en la fraternidad de Cristo, asumo su precioso trabajo, añadiendo al texto algunas aportaciones”.

28. “La mayor prueba de la fiabilidad del amor de Cristo se encuentra en su muerte por los hombres. Si dar la vida por los amigos es la demostración más grande de amor (cf. Jn 15,13), Jesús ha ofrecido la suya por todos, también por los que eran sus enemigos, para transformar los corazones” .

29. “Nuestra cultura ha perdido la percepción de esta presencia concreta de Dios, de su acción en el mundo. Pensamos que Dios sólo se encuentra más allá, en otro nivel de realidad, separado de nuestras relaciones concretas. Pero si así fuese, si Dios fuese incapaz de intervenir en el mundo, su amor no sería verdaderamente poderoso, verdaderamente real (…) y en tal caso creer o no creer en él sería totalmente indiferente”.

30. “El hombre tiene necesidad de conocimiento, tiene necesidad de verdad, porque sin ella no puede subsistir, no va adelante. La fe, sin verdad, no salva, no da seguridad a nuestros pasos”.

31. “Recuperar la conexión de la fe con la verdad es hoy aun más necesario, precisamente por la crisis de verdad en que nos encontramos. En la cultura contemporánea se tiende a menudo a aceptar como verdad sólo la verdad tecnológica: es verdad aquello que el hombre consigue construir y medir con su ciencia; es verdad porque funciona y así hace más cómoda y fácil la vida. Hoy parece que ésta es la única verdad cierta, la única que se puede compartir con otros, la única sobre la que es posible debatir y comprometerse juntos”.

32. “¿No ha sido esa verdad -se preguntan- la que han pretendido los grandes totalitarismos del siglo pasado, una verdad que imponía su propia concepción global para aplastar la historia concreta del individuo? Así, queda sólo un relativismo en el que la cuestión de la verdad completa, que es en el fondo la cuestión de Dios, ya no interesa. En esta perspectiva, es lógico que se pretenda deshacer la conexión de la religión con la verdad, porque este nexo estaría en la raíz del fanatismo, que intenta arrollar a quien no comparte las propias creencias”.

33. La luz de la fe (…) ilumina incluso la materia, confia en su ordenamiento (…) La mirada de la ciencia se beneficia así de la fe: ésta invita al científico a estar abierto a la realidad, en toda su riqueza inagotable. La fe despierta el sentido crítico, en cuanto que no permite que la investigación se conforme con sus fórmulas y la ayuda a darse cuenta de que la naturaleza no se reduce a ellas”.

34. “La fe se transmite, por así decirlo, por contacto, de persona a persona, como una llama enciende otra llama. Los cristianos, en su pobreza, plantan una semilla tan fecunda, que se convierte en un gran árbol que es capaz de llenar el mundo de frutos”.

35. “Precisamente por su conexión con el amor la luz de la fe se pone al servicio concreto de la justicia, del derecho y de la paz”.

36. “La fe, además, revelándonos el amor de Dios, nos hace respetar más la naturaleza, pues nos hace reconocer en ella una gramática escrita por él y una morada que nos ha confiado para cultivarla y salvaguardarla; nos invita a buscar modelos de desarrollo que no se basen sólo en la utilidad y el provecho, sino que consideren la creación como un don del que todos somos deudores; nos enseña a identificar formas de gobierno justas, reconociendo que la autoridad viene de Dios para estar al servicio del bien común. La fe afirma también la posibilidad del perdón, que muchas veces necesita tiempo, esfuerzo, paciencia y compromiso” .

37. “La fe va de la mano de la esperanza porque, aunque nuestra morada terrenal se destruye, tenemos una mansión eterna, que Dios ha inaugurado ya en Cristo, en su cuerpo”.

38. “No nos dejemos robar la esperanza, no permitamos que la banalicen con soluciones y propuestas inmediatas que obstruyen el camino, que ‘fragmentan’ el tiempo, transformándolo en espacio. El tiempo es siempre superior al espacio. El espacio cristaliza los procesos; el tiempo, en cambio, proyecta hacia el futuro e impulsa a caminar con esperanza”.

JMJ EN BRASIL (23-28 DE JULIO)

39. “No traigo oro ni plata, sino algo más valioso: Jesucristo” 22 de Julio de 2013

40. “Mantener la esperanza, dejarse sorprender por Dios y vivir con alegría” 24 de Julio de 2013

41. “Hemos de aprender a abrazar a los necesitados” 25 de Julio de 2013

42. “Sean los primeros en tratar de hacer el bien, de no habituarse al mal, sino a vencerlo” 25 de Julio de 2013

43. “Quiero lío en las diócesis, quiero que se salga afuera, quiero que la Iglesia salga a la calle” 25 de Julio de 2013

44. “Los jóvenes tienen que salir a luchar por los valores, a luchar por esos valores, y los viejos abran  la boca, los ancianos abran la boca y enséñennos, transmítannos la sabiduría de los pueblos”  25 de Julio de 2013

45. “¡La fe es entera, no se licúa, es la fe en Jesús!, es la fe en el hijo de Dios hecho hombre que me amó  y murió por mí”  25 de Julio de 2013

46. “La fe es una revolución; os animo a entrar en la onda de la revolución de la fe”  26 de Julio de 2013

47. “Querido joven, querida joven: “Pon a Cristo” en tu vida […] “Pon a Cristo”: Él te acoge en el Sacramento del perdón, para curar, con su misericordia, las heridas del pecado.“Pon a Cristo”: Él te espera en el encuentro con su Carne en la Eucaristía” 26 de Julio de 2013

48. “¡Qué precioso es el valor de la familia, como lugar privilegiado para transmitir la fe!” 26 de Julio de 2013

49. “Llevemos nuestras alegrías, nuestros sufrimientos, nuestros fracasos a la Cruz de Cristo” 26 de Julio de 2013

50. “Los jóvenes son el campo de la fe, los atletas de Cristo, los constructores de una Iglesia más hermosa” 27 de Julio de 2013

51. “Qué bonito ha sido participar en la Jornada Mundial de la Juventud, vivir la fe junto a jóvenes venidos de los cuatro ángulos de la tierra, pero ahora tú debes ir y transmitir esta experiencia a los demás”. Jesús te llama a ser discípulo en misión. A la luz de la palabra de Dios que hemos escuchado, ¿qué nos dice hoy el Señor? Tres palabras: Vayan, sin miedo, para servir”. 28 de Julio de 2013

52. “¡Cuidado! Jesús no ha dicho: si quieren, si tienen tiempo, sino: «Vayan y hagan discípulos a todos los pueblos». Compartir la experiencia de la fe, dar testimonio de la fe, anunciar el evangelio es el mandato que el Señor confía a toda la Iglesia, también a ti”. 28 de Julio de 2013

53. “Puede que alguno piense: No tengo ninguna preparación especial, ¿cómo puedo ir y anunciar el evangelio?. Querido amigo, tu miedo no se diferencia mucho del de Jeremías, un joven como ustedes, cuando fue llamado por Dios para ser profeta. Recién hemos escuchado sus palabras: ¡Ay, Señor, Dios mío! Mira que no sé hablar, que sólo soy un niño». También Dios dice a ustedes lo que dijo a Jeremías: «No les tengas miedo, que yo estoy contigo para librarte (Jr 1,6.8). Él está con nosotros”. 28 de Julio de 2013

54. “Cuando Dios envía al profeta Jeremías, le da el poder para «arrancar y arrasar, para destruir y demoler, para reedificar y plantar (Jr 1,10). También es así para ustedes. Llevar el evangelio es llevar la fuerza de Dios para arrancar y arrasar el mal y la violencia; para destruir y demoler las barreras del egoísmo, la intolerancia y el odio”. 28 de Julio de 2013

ENTREVISTA CON LOS PERIODISTAS A LA VUELTA DE LA JMJ (30 DE JULIO)

55. “Si alguien es gay, ¿Quién soy yo para criticarlo?”

56. El Papa afirmó que “no condena a los homosexuales” y que “deben ser integrados en la sociedad”, pero dijo que “es contrario a todos los lobby”, incluido el gay, y defendió que las mujeres tengan un mayor papel en la Iglesia, aunque recordó que las puertas al sacerdocio femenino están cerradas.

57. Del Vatileaks, Francisco dijo que es “un problema gordo”, pero que ni se asustó cuando Benedicto XVI le entregó los documentos.

ENTREVISTA EN LA CIVILITTA CATTOLICA.  19 DE SEPTIEMBRE

58. “¿Quién soy yo? Un pecador en quien el Señor ha puesto sus ojos. Y no es una forma literaria de hablar: Soy un pecador”.

59. “Soy despierto y sé moverme, pero también soy bastante ingenuo (…) y soy un indisciplinado nato, nato, nato”.

60. “El apartamento pontificio es grande pero no es lujoso. Pero yo me he quedado en Santa Marta porque sin gente no puedo vivir”.

61. “El gobierno es no tener límite para lo grande pero concentrarse en lo pequeño. Magnanimidad. Tener proyectos grandes y llevarlos a cabo actuando sobre las cosas mínimas”.

62. “Desconfío de las decisiones tomadas improvisadamente. Lo primero que se me ocurre suele ser un error”.

63. “Tomaba decisiones de manera brusca y personalista. Y esa forma autoritaria y rápida me llevó a tener problemas serios y a ser tachado de ultraconservador. Pero jamás he sido de derechas”.

64. “Nadie se salva solo, como individuo aislado”.

65. “Sucede como con María: Si se quiere saber quién es, se pregunta a los teólogos. Pero si se quiere saber cómo se la ama, hay que preguntar al pueblo”.

66. “Veo la santidad en una mujer que cría a sus hijos. En un hombre que trabaja para llevar a casa el pan. En los enfermos. En las religiosas… Esta es la santidad común”.

67. “Cuando percibo comportamientos negativos en ministros de la Iglesia o en consagrados o consagradas, lo primero que se me ocurre es: Un solterón o una solterona”.

68. “El Papa Benedicto realizó un acto de santidad, de grandeza y de humildad. Es un hombre de Dios”.

69. “Lo que la Iglesia necesita con mayor urgencia es capacidad de curar heridas y dar calor a los corazones. Cercanía. Proximidad. Como un hospital de campaña tras una batalla”.

70. “Dios es más grande que el pecado”.

71. “El pueblo de Dios necesita pastores, y no funcionarios, ‘clérigos de despacho”.

72. “He recibido cartas de personas homosexuales que me dicen que la Iglesia siempre les ha condenado. Pero la Iglesia no quiere hacer eso”.

73. “Dije en el vuelo de vuelta de Río de Janeiro que si una persona homosexual tiene buena voluntad y busca a Dios, yo no soy quien para juzgarle. Y lo que he dicho es lo que dice el Catecismo”.

74. “Dios, cuando mira a una persona homosexual ¿Aprueba su existencia con afecto o la rechaza y la condena? Hay que tener siempre en cuenta a la persona”.

75. “El confesionario no es una sala de tortura. Es un lugar de misericordia”.

76. “No podemos seguir insistiendo sólo en cuestiones referentes al aborto, al matrimonio homosexual, al uso de anticonceptivos. Yo he hablado mucho de estas cuestiones y he recibido reproches por ello. Pero ya conocemos todos la opinión de la Iglesia y yo soy hijo de la Iglesia. No es necesario estar hablando de estas cosas sin cesar”.

77. “Los votos de los religiosos (obediencia, pobreza y castidad) no pueden acabar convirtiéndose en caricaturas, porque cuando así sucede, la vida de comunidad se vuelve un infierno y la castidad una vida de solterones. El voto de castidad debe ser un voto de fecundidad”.

78. “El futuro de la unidad de la Iglesia es caminar unidos en las diferencias. Ese es el camino de Jesús”.

79. “Es necesario ampliar los espacios para una presencia femenina más incisiva en la Iglesia. Pero temo la solución del ‘machismo con faldas”.

80. “¿Quién soy yo? Un pecador en quien el Señor ha puesto sus ojos. Y no es una forma literaria de hablar: Soy un pecador”.

81. “Soy despierto y sé moverme, pero también soy bastante ingenuo (…) y soy un indisciplinado nato, nato, nato”.

82. “El apartamento pontificio es grande pero no es lujoso. Pero yo me he quedado en Santa Marta porque sin gente no puedo vivir”.

83. “El gobierno es no tener límite para lo grande pero concentrarse en lo pequeño. Magnanimidad. Tener proyectos grandes y llevarlos a cabo actuando sobre las cosas mínimas”.

84. “Desconfío de las decisiones tomadas improvisadamente. Lo primero que se me ocurre suele ser un error”.

85. “Tomaba decisiones de manera brusca y personalista. Y esa forma autoritaria y rápida me llevó a tener problemas serios y a ser tachado de ultraconservador. Pero jamás he sido de derechas”.

86. “Nadie se salva solo, como individuo aislado”.

87. “Sucede como con María: Si se quiere saber quién es, se pregunta a los teólogos. Pero si se quiere saber cómo se la ama, hay que preguntar al pueblo”.

88. “Veo la santidad en una mujer que cría a sus hijos. En un hombre que trabaja para llevar a casa el pan. En los enfermos. En las religiosas… Esta es la santidad común”.

89. “Cuando percibo comportamientos negativos en ministros de la Iglesia o en consagrados o consagradas, lo primero que se me ocurre es: Un solterón o una solterona”.

90. “El Papa Benedicto realizó un acto de santidad, de grandeza y de humildad. Es un hombre de Dios”.

91. “Lo que la Iglesia necesita con mayor urgencia es capacidad de curar heridas y dar calor a los corazones. Cercanía. Proximidad. Como un hospital de campaña tras una batalla”.

92. “Dios es más grande que el pecado”.

93. “El pueblo de Dios necesita pastores, y no funcionarios, ‘clérigos de despacho”.

94. “He recibido cartas de personas homosexuales que me dicen que la Iglesia siempre les ha condenado. Pero la Iglesia no quiere hacer eso”.

95. “Dije en el vuelo de vuelta de Río de Janeiro que si una persona homosexual tiene buena voluntad y busca a Dios, yo no soy quien para juzgarle. Y lo que he dicho es lo que dice el Catecismo”.

96. “Dios, cuando mira a una persona homosexual ¿Aprueba su existencia con afecto o la rechaza y la condena? Hay que tener siempre en cuenta a la persona”.

97. “El confesionario no es una sala de tortura. Es un lugar de misericordia”.

98. “No podemos seguir insistiendo sólo en cuestiones referentes al aborto, al matrimonio homosexual, al uso de anticonceptivos. Yo he hablado mucho de estas cuestiones y he recibido reproches por ello. Pero ya conocemos todos la opinión de la Iglesia y yo soy hijo de la Iglesia. No es necesario estar hablando de estas cosas sin cesar”.

99. “Los votos de los religiosos (obediencia, pobreza y castidad) no pueden acabar convirtiéndose en caricaturas, porque cuando así sucede, la vida de comunidad se vuelve un infierno y la castidad una vida de solterones. El voto de castidad debe ser un voto de fecundidad”.

100. “El futuro de la unidad de la Iglesia es caminar unidos en las diferencias. Ese es el camino de Jesús”.

101. “Es necesario ampliar los espacios para una presencia femenina más incisiva en la Iglesia. Pero temo la solución del ‘machismo con faldas”.

102. “María, una mujer, es más importante que los obispos. Digo esto porque no hay que confundir la función con la dignidad”.

103. “Las lamentaciones jamás nos ayudan a encontrar a Dios”.

104. “Dios es siempre una sorpresa y jamás se sabe dónde y cómo encontrarlo. Pero no eres tú quien fija el tiempo ni el lugar”.

105. “Dios está en la vida de toda persona. De cada uno. Y aun cuando la vida de una persona haya sido un desastre. Aunque los vicios, la droga o cualquier otra cosa la tengan destruida, Dios está en su vida”.

106. “Es necesario fiarse de Dios”.

107. “Yo puedo olvidarme de Cristo, pero sé que Él jamás se olvida de mí”.

EL PAPA, CONTRA EL HAMBRE. 16 DE OCTUBRE

108. “Es un escándalo que todavía haya hambre y malnutrición en el mundo. Nunca pueden ser consideradas un hecho normal al que hay que acostumbrarse, como si formara parte del sistema”.

109. “Hay que abatir con decisión las barreras del individualismo, del encerrarse en sí mismos, de la esclavitud de la ganancia a toda costa; y esto, no sólo en la dinámica de las relaciones humanas, sino también en la dinámica económica y financiera global”.

110. “Sólo cuando se es solidario de una manera concreta, superando visiones egoístas e intereses de parte, también se podrá lograr finalmente el objetivo deeliminar las formas de indigencia determinadas por la carencia de alimentos”.

111. “La solidaridad no se reduce a las diversas formas de asistencia, sino que se esfuerza por asegurar que un número cada vez mayor de personas puedan ser económicamente independientes”.

112. “Se han dado muchos pasos en diferentes países, pero todavía estamos lejos de un mundo en el que todos puedan vivir con dignidad”.

113. “Debemos cambiar nuestro estilo de vida, incluido el alimentario, que en tantas áreas del planeta está marcado por el consumismo, el desperdicio y el despilfarro de alimentos.

114. “Los datos proporcionados por la FAO indican que aproximadamente un tercio de la producción mundial de alimentos no está disponible a causa de pérdidas y derroches cada vez mayores. Bastaría eliminarlos para reducir drásticamente el número de hambrientos”.

115. “El desperdicio de alimentos no es sino uno de los frutos de la ‘cultura del descarte’ que a menudo lleva a sacrificar hombres y mujeres a los ídolos de las ganancias y del consumo; un triste signo de la «globalización de la indiferencia”.

116. “El reto del hambre y de la malnutrición no tiene sólo una dimensión económica o científica, que se refiere a los aspectos cuantitativos y cualitativos de la cadena alimentaria, sino también y sobre todo una dimensión ética y antropológica”.

117. Educar en la solidaridad significa entonces educarnos en la humanidad. Apoyar y proteger a la familia para que eduque a la solidaridad y al respeto es un paso decisivo para caminar hacia una sociedad más equitativa y humana”.

EVANGELII GAUDIUM. PRIMERA EXHORTACIÓN. 27 DE NOVIEMBRE.

LA ALEGRÍA y LA EVANGELIZACIÓN

118.”En esta exhortación quiero dirigirme a los fieles cristianos para invitarlos a una nueva etapa evangelizadora marcada por la alegría” (Pg.3)

119.”El gran riesgo del mundo actual, con su múltiple y abrumadora oferta de consumo, es una tristeza individualista que brota del corazón cómodo y avaro, de la búsqueda enfermiza de placeres superficiales, de la conciencia aislada” (Pg.3)

120. “Insisto una vez más: Dios no se cansa nunca de perdonar, somos nosotros los que nos cansamos de acudir a su misericordia” (Pg.4)

121. “Hay que vivir con alegría las pequeñas cosas de la vida cotidiana (…) No te prives de pasar un buen día” (Pg. 6).

122. “Comprendo a las personas que tienden a la tristeza por sufrir graves dificultades, pero poco a poco hay que permitir que la alegría de la fe comience a despertarse, aun en medio de las peores angustias” (Pg. 7).

123. “La sociedad tecnológica ha logrado multiplicar las ocasiones de placer, pero encuentra muy difícil engendrar la alegría” (Pg.8).

124. “Puedo decir que los gozos más bellos y espontáneos que he visto en mi vida son los de personas muy pobres que tienen poco a qué aferrarse” (Pg.8).

125. “Quien quiera vivir con dignidad y plenitud no tiene otro camino más que reconocer al otro y buscar su bien” (Pg.9).

126. “La vida se acrecienta dándola y se debilita en el aislamiento y la comodidad. Madura a la vez que nos damos a los otros” (Pg.10).

127. “Jesucristo también puede romper los esquemas aburridos en los cuales pretendemos encerrarlo y nos sorprende con su constante creatividad divina” (Pg.11).

128. Todos tienen derecho de recibir el Evangelio y los cristianos tienen el deber de anunciarlo sin excluir a nadie.” (Pg.14)

129. “La Iglesia no crece por proselitismo sino por atracción” (Pg.15).

130. “La actividad misionera representa aún hoy día el mayor desafío para la Iglesia y la causa misionera debe ser la primera” (Pg.15).

131. “No es conveniente que el Papa reemplace a los episcopados locales en el discernimiento de todas las problemáticas que se plantean en sus territorios. En este sentido, percibo la necesidad de avanzar en una saludable ‘descentralización” (Pg.16).

LA TRANSFORMACIÓN MISIONERA DE LA IGLESIA

132. “Es vital que hoy la Iglesia salga a anunciar el Evangelio a todos, en todos los lugares, en todas las ocasiones, sin demoras, sin asco y sin miedo” (Pg.21).

133. “Los evangelizadores tienen ‘olor a oveja’ y éstas escuchan su voz” (Pg.22).

134. “Espero que todas las comunidades procuren poner los medios necesarios para avanzar en el camino de una conversión pastoral y misionera, que no puede dejar las cosas como están. Ya no nos sirve una ‘simple administración” (Pg. 23).

135. “Toda la renovación de la Iglesia consiste esencialmente en el aumento de la fidelidad a su vocación. Sin vida nueva y auténtico espíritu evangélico, cualquier estructura nueva se corrompe en poco tiempo” (Pg.24).

136. “Sueño con una opción misionera capaz de transformarlo todo, para que las costumbres, los estilos, los horarios, el lenguaje y toda estructura eclesial se convierta en un cauce adecuado para la evangelización del mundo actual más que para la autopreservación” (Pg.25).

137. “La parroquia tiene que estar en contacto con los hogares y con la vida del pueblo, y no puede convertirse en una prolija estructura separada de la gente o en un grupo de selectos que se miran a sí mismos” (Pg.26).

138. “El obispo estará a veces delante para indicar el camino y cuidar la esperanza del pueblo, otras veces estará simplemente en medio de todos con su cercanía sencilla y misericordiosa, y en ocasiones deberá caminar detrás del pueblo para ayudar a los rezagados” (Pg.28).

139. “Dado que estoy llamado a vivir lo que pido a los demás, también debo pensar en una conversión del papado” (Pg.29).

140. “Una excesiva centralización, más que ayudar, complica la vida de la Iglesia y su dinámica misionera” (Pg.30).

141. “Invito a todos a ser audaces y creativos en esta tarea de repensar los objetivos, las estructuras, el estilo y los métodos evangelizadores de las propias comunidades. Exhorto a todos a aplicar con generosidad y valentía las orientaciones de este documento, sin prohibiciones ni miedos” (Pg.30).

142. “Las obras de amor al prójimo son la manifestación externa más perfecta de la gracia interior del Espíritu” (Pg.32).

143. “Si un párroco a lo largo de un año litúrgico habla diez veces sobre la templanza y sólo dos o tres veces sobre la caridad o la justicia, se produce una desproporción donde las que se ensombrecen son precisamente aquellas virtudes que deberían estar más presentes en la predicación y en la catequesis. Lo mismo sucede cuando se habla más de la ley que de la gracia, más de la Iglesia que de Jesucristo, más del Papa que de la Palabra de Dios” (Pg.33).

144. “Necesitamos expresar las verdades de siempre en un lenguaje que permita advertir su permanente novedad (…) Una cosa es la sustancia, y otra la manera de formular su expresión.” (Pg.36).

145. “A los sacerdotes les recuerdo que el confesionario no debe ser una sala de torturas sino el lugar de la misericordia del Señor que nos estimula a hacer el bien posible” (Pg.38).

146. “La Iglesia está llamada a ser siempre la casa abierta del Padre. Uno de los signos concretos de esa apertura es tener templos con las puertas abiertas en todas partes. Que nadie encuentre la frialdad de una puerta cerrada” (Pg.40)

147. “Pero hay otras puertas que no se deben cerrar. Todos pueden participar de alguna manera en la vida eclesial, todos pueden integrar lacomunidad”. (Pg.40).

148. “Y tampoco las puertas de los sacramentos deben cerrarse por una razón cualquiera (…) La Eucaristía no es un premio para los perfectos sino un generoso remedio y un alimento para los débiles” (Pg.40)

149. “A menudo nos comportamos como controladores de la gracia y no como facilitadores. Pero la Iglesia no es una aduana, es la casa paterna donde hay lugar para cada uno con su vida a cuestas” (Pg.41).

150. “Los pobres son los destinatarios privilegiados del Evangelio. Hay que decir sin vueltas que existe un vínculo inseparable entre nuestra fe y los pobres. Nunca los dejemos solos” (Pg.41).

151. “Prefiero una Iglesia accidentada, herida y manchada por salir a la calle, antes que una Iglesia enferma por el encierro y la comodidad de aferrarse a las propias seguridades” (Pg.41).

DESAFÍOS EN EL MUNDO ACTUAL

152. “La humanidad vive un giro histórico (…) Son de alabar los avances que contribuyen al bienestar (…) Pero no podemos olvidar que la mayoría de los hombres y mujeres vive precariamente el día a día (…) El miedo y la desesperación se apoderan del corazón de numerosas personas, incluso en los llamados países ricos” (Pg.45).

153.  “La alegría de vivir frecuentemente se apaga, la falta de respeto y la violencia crecen, la inequidad es cada vez más patente. Hay que luchar para vivir y, a menudo, para vivir con poca dignidad” (Pg.45).

154. “No puede ser que no sea noticia que muere de frío un anciano en situación de calle y que sí lo sea una caída de dos puntos en la bolsa” (Pg.45).

155. “La cultura del bienestar nos anestesia y perdemos la calma si el mercado ofrece algo que todavía no hemos comprado, mientras todas esas vidas truncadas por falta de posibilidades nos parecen un mero espectáculo que de ninguna manera nos altera” (Pg.46).

156. “La adoración del antiguo becerro de oro ha encontrado una versión nueva y despiadada en el fetichismo del dinero y en la dictadura de la
economía sin un rostro y sin un objetivo verdaderamente humano” (Pg.47).

157. “El afán de poder y de tener no conoce límites” (Pg.48).

158. “No compartir con los pobres los propios bienes es robarles y quitarles la vida. No son nuestros los bienes que tenemos, sino suyos” (Pg.49).

159. “¡El dinero debe servir y no gobernar! El Papa ama a todos, ricos y pobres, pero tiene la obligación, en nombre de Cristo, de recordar que los ricos deben ayudar a los pobres, respetarlos, promocionarlos.” (Pg.49).

160 “Os exhorto a la solidaridad desinteresada y a una vuelta de la economía y las finanzas a una ética en favor del ser humano” (Pg.49).

161. “Cuando la sociedad abandona en la periferia a una parte de sí misma, no habrá programas políticos ni recursos policiales o de inteligencia que puedan asegurar indefinidamente la tranquilidad. Y no solo porque la inequidad provoca la reacción violenta de los excluidos, sino porque el sistema social y económico es injusto en su raíz”. (Pg.50)

162. “En la cultura predominante el primer lugar está ocupado por lo exterior, lo inmediato, lo visible, lo rápido, lo superficial, lo provisorio,. Lo real cede lugar a la apariencia. Las raíces se deterioran con la invasión de otras culturas económicamente desarrolladas pero éticamente debilitadas” (Pg. 52).

163. “Vivimos en una sociedad de la información que nos satura indiscriminadamente de datos, todos en el mismo nivel, y termina llevándonos a una tremenda superficialidad a la hora de plantear las cuestiones morales. Se vuelve necesaria una educación que enseñe a pensar críticamente y que ofrezca un camino de maduración en valores” (Pg.55).

164. “La familia atraviesa una crisis cultural profunda. El matrimonio tiende a ser visto como una mera forma de gratificación afectiva. Pero su aporte a la sociedad supera el nivel de emotividad. El matrimonio no procede del sentimiento amoroso efímero, sino de una unión de vida total”. (Pg.56)”.

165. “Dios no se oculta a aquellos que lo buscan con un corazón sincero, aunque lo hagan a tientas, de manera imprecisa y difusa” (Pg.60).

166. “Nuestro dolor y nuestra vergüenza por los pecados de algunos miembros de la Iglesia, y por los propios, no deben hacer olvidar cuántos cristianos dan la vida por amor” (Pg. 63).

167. “Llama la atención que aun quienes aparentemente poseen sólidas convicciones doctrinales y espirituales suelen caer en un estilo de vida que los lleva a aferrarse a seguridades económicas, o a espacios de poder y de gloria humana que se procuran por cualquier medio, en lugar de dar la vida por los  demás en la misión” (Pg.65).

168. “El inmediatismo ansioso de estos tiempos hace que los agentes pastorales no toleren fácilmente lo que signifique alguna contradicción, un aparente fracaso, una crítica, una cruz” (Pg.67).

169. “La mayor amenaza es el gris pragmatismo de la vida cotidiana (…) La fe se va desgastando y degenerando en mezquindad. Se desarrolla la psicología de la tumba, que poco a poco convierte a los cristianos en momias de museo (…) ¡No nos dejemos robar la alegría evangelizadora!” (Pg.67).

170. “Una de las tentaciones más serias que ahogan el fervor y la audacia es la conciencia de derrota que nos convierte en pesimistas quejosos y desencantados con cara de vinagre. Nadie puede emprender una lucha si de antemano no confía plenamente en el triunfo” (Pg.69).

171. “Estamos llamados a ser personas-cántaros para dar de beber a los demás. A veces el cántaro se convierte en una pesada cruz, pero fue precisamente en la cruz donde, traspasado, el Señor se nos entregó como fuente de agua viva. No nos dejemos robar la esperanza!” (Pg.71).

172. “¡Dios nos libre de una Iglesia mundana bajo ropajes espirituales o pastorales! Esta mundanidad asfixiante se sana tomándole el gusto al aire puro del Espíritu Santo” (Pg.79).

173. “El mundo está lacerado por las guerras y la violencia, o herido por un difuso individualismo que divide a los seres humanos y los enfrenta unos contra otros en pos del propio bienestar” (Pg.79).

174. “¡Atención a la tentación de la envidia! ¡Estamos en la misma barca y vamos hacia el mismo puerto! Pidamos la gracia de alegrarnos con los frutos ajenos, que son de todos” (Pg.80).

175. “Pidamos al Señor que nos haga entender la ley del amor. ¡Qué bueno es tener esta ley! ¡Cuánto bien nos hace amarnos los unos a los otros en contra de todo!” (Pg.81).

MÁS VISIBILIDAD A LOS LAICOS

176. “La formación de laicos y la evangelización de los grupos profesionales e intelectuales constituyen un desafío pastoral importante” (Pg.82).

EL PAPEL DE LA MUJER EN LA IGLESIA

177. “Todavía es necesario ampliar los espacios para una presencia femenina más incisiva en la Iglesia. Porque «el genio femenino es necesario en todas las expresiones de la vida social; por ello, se ha de garantizar la presencia de las mujeres también en el ámbito laboral y en los diversos lugares donde se toman las decisiones importantes, tanto en la Iglesia como en las estructuras sociales” (Pg.82).

178. “Las reivindicaciones de los legítimos derechos de las mujeres plantean en la Iglesia profundas preguntas que no se pueden eludir superficialmente. El sacerdocio reservado a los varones, como signo de Cristo Esposo que se entrega en la Eucaristía, es una cuestión que no se pone en discusión. Pero en la Iglesia las funciones no dan lugar a la superioridad. Y una mujer, María, es más importante que los obispos” (Pg.83).

LOS JÓVENES, CALLEJEROS DE LA FE

179.”¡Qué bueno es que los jóvenes sean «callejeros de la fe», felices de llevar a Jesucristo a cada esquina, a cada plaza, a cada rincón de la tierra!” (Pg.85).

180. “No se pueden llenar los seminarios con cualquier tipo de motivaciones, y menos si éstas se relacionan con inseguridades afectivas, búsquedas de formas de poder, glorias humanas o bienestar económico” (Pg.86).

EL ANUNCIO DEL EVANGELIO

181. “La Iglesia tiene que ser el lugar de la misericordia gratuita” (Pg.92).

182. “La nueva evangelización debe implicar un nuevo protagonismo de cada uno de los bautizados” (Pg.97).

183. “Hoy que la Iglesia quiere vivir una profunda renovación misionera, hay una forma de predicación que nos compete a todos como tarea cotidiana. Se trata de llevar el Evangelio a las personas que cada uno trata, tanto a los más cercanos como a los desconocidos” (Pg.102).

HOMILÍAS MÁS CORTAS

184. “La homilía es la piedra de toque para evaluar la cercanía y la capacidad de encuentro de un Pastor con su pueblo” (Pg.108).

185. “La homilía no puede ser un espectáculo entretenido, no responde a la lógica de los recursos mediáticos, pero debe darle el fervor y el sentido a la celebración” (Pg.109).

186. “Si la homilía se prolongara demasiado, afectaría dos características de la celebración litúrgica: la armonía entre sus partes y el ritmo” (Pg.110).

187. “Aun las veces que la homilía resulte algo aburrida, si está presente un espíritu materno-eclesial, siempre será fecunda, así como los aburridos consejos de una madre dan fruto con el tiempo en el corazón de los hijos” (Pg.111).

188. “Con mucho cariño quiero recordar a los párrocos la necesidad de dedicar un tiempo de calidad a preparar las homilías” (Pg.114).

189. “Nos hace bien renovar cada día, cada domingo, nuestro fervor al preparar la homilía, y verificar si en nosotros mismos crece el amor por la Palabra que predicamos” (Pg.118).

190. “El predicador necesita también poner un oído en el pueblo, para descubrir lo que los fieles necesitan escuchar” (Pg.122).

191. “Recordemos que nunca hay que responder preguntas que nadie se hace; tampoco conviene ofrecer crónicas de la actualidad para despertar interés: para eso ya están los programas televisivos” (Pg.124).

192. “El mayor riesgo para un predicador es acostumbrarse a su propio lenguaje y pensar que todos los demás lo usan y lo comprenden espontáneamente” (Pg.126).

193. “Más que nunca, necesitamos hombres y mujeres para cuidar las ovejas que nos confían de los lobos que intentan disgregar el rebaño. Necesitamos escuchar más que oir”. (Pg.134).

LA DIMENSIÓN SOCIAL DE LA IGLESIA

194. “Evangelizar es hacer presente en el mundo el Reino de Dios” (Pg.139).

195. ” Nuestra respuesta de amor a los demás no debería entenderse como una mera suma de pequeños gestos personales dirigidos a algunos individuos necesitados, lo cual podría constituir una «caridad a la carta», una serie de acciones tendentes sólo a tranquilizar la propia conciencia” (Pg.142).

196. “Buscad ante todo el reino de Dios y su justicia, y todo lo demás vendrá por añadidura.” (Pg.143).

197. “Ni el Papa ni la Iglesia tienen el monopolio en la interpretación de la realidad social o en la propuesta de soluciones para los problemas contemporáneos” (Pg.147).

LOS POBRES

198. “Cada cristiano y cada comunidad están llamados a ser instrumentos de Dios para la liberación y promoción de los pobres, de manera que puedan integrarse plenamente en la sociedad; esto supone que seamos dóciles y atentos para escuchar el clamor del pobre y socorrerlo” (Pg.148).

199. “La palabra «solidaridad» está un poco desgastada y a veces se interpreta mal, pero es mucho más que algunos actos esporádicos de generosidad” (Pg.149).

200. “La solidaridad es una reacción espontánea de quien reconoce la función social de la propiedad y el destino universal de los bienes como realidades anteriores a la propiedad privada. La posesión privada de los bienes se justifica para cuidarlos y acrecentarlos de manera que sirvan mejor al bien común. La solidaridad debe vivirse como decisión de devolverle al pobre lo que le corresponde” (Pg.149).

201. “Viendo sus miserias, escuchando sus clamores y conociendo su sufrimiento, nos escandaliza el hecho de saber que existe alimento suficiente para todos y que el hambre se debe a la mala distribución de los bienes y de la renta” (Pg.151).

202. “El corazón de Dios tiene un sitio preferencial para los pobres, tanto que hasta Él mismo se hizo pobre” (Pg.155).

203. “Quiero una Iglesia pobre para los pobres. Ellos tienen mucho que enseñarnos” (Pg.157).

204. “Nadie debería decir que se mantiene lejos de los pobres porque sus opciones de vida implican prestar más atención a otros asuntos” (Pg.159).

205. “Molesta que se hable de ética, molesta que se hable de solidaridad mundial, molesta que se hable de distribución de los bienes, molesta que se hable de preservar las fuentes de trabajo, molesta que se hable de la dignidad de los débiles, molesta que se hable de un Dios que exige un compromiso por la justicia” (Pg.161).

LOS POLÍTICOS

206. “¡Pido a Dios que crezca el número de políticos capaces de entrar en un auténtico diálogo que se oriente eficazmente a sanar las raíces profundas y no la apariencia de los males de nuestro mundo!” (Pg.162).

207. “La política, tan denigrada, es una altísima vocación, es una de las formas más preciosas de caridad, porque busca el bien común. ¡Ruego al Señor que nos regale más políticos a quienes les duela de verdad la sociedad, el pueblo, la vida de los pobres! (Pg.162).

208. “Es imperioso que los gobernantes y los poderes financieros levanten la mirada y amplíen sus perspectivas, que procuren que haya trabajo digno, educación y cuidado de la salud para todos los ciudadanos. ¿Y por qué no acudir a Dios para que inspire sus planes?” (Pg.162).

LA ECONOMÍA MUNDIAL

209. “La economía, como la misma palabra indica, debería ser el arte de alcanzar una adecuada administración de la casa común, que es el mundo entero” (Pg.163).

210. “Mi palabra no es la de un enemigo ni la de un opositor. Sólo me interesa procurar que aquellos que están esclavizados por una mentalidad individualista, indiferente y egoísta, puedan liberarse de esas cadenas indignas y alcancen un estilo de vida y de pensamiento más humano, más noble, más fecundo, que dignifique su paso por esta tierra” (Pg.164).

211. “Quisiera que se escuchara el grito de Dios preguntándonos a todos: ¿Dónde está tu hermano?. ¿Dónde está ese que estás matando cada día en el taller clandestino, en la red de prostitución, en los niños que utilizas para mendicidad, en aquel que tiene que trabajar a escondidas porque no ha sido formalizado? No nos hagamos los distraídos. Hay mucho de complicidad. ¡La pregunta es para todos! Y en nuestras ciudades muchos tienen las manos preñadas de sangre debido a la complicidad cómoda y muda” (Pg.165).

EL ABORTO

212. “Entre los débiles que la Iglesia quiere cuidar con predilección están los niños por nacer, que son los más débiles e indefensos de todos, a los que hoy se les quiere negar su dignidad humana quitándoles la vida y promoviendo legislaciones para que nadie pueda impedirlo”. (Pg.166)

213. “Éste no es un asunto sujeto a supuestas reformas o «modernizaciones». No es progresista pretender resolver los problemas eliminando una vida humana” (Pg.167).

214. “(…) Pero también es verdad que hemos hecho poco para acompañar adecuadamente a las mujeres que se encuentran en situaciones muy duras, donde el aborto se les presenta como una rápida solución a sus profundas angustias, particularmente cuando la vida que crece en ellas ha surgido como producto de una violación o en un contexto de extrema pobreza. ¿Quién puede dejar de comprender esas situaciones de tanto dolor?” (Pg.167).

LAS GUERRAS

215. “La paz tampoco «se reduce a una ausencia de guerra, fruto del equilibrio siempre precario de las fuerzas. La paz se construye día a día, en
la instauración de un orden querido por Dios, que comporta una justicia más perfecta entre los hombres” (Pg.169).

216. “A veces me pregunto quiénes son los que en el mundo actual se preocupan realmente por generar procesos que construyan pueblo, más
que por obtener resultados inmediatos que producen un rédito político fácil, rápido y efímero, pero que no construyen la plenitud humana”.

IGLESIA Y CIENCIA

217. “La Iglesia no pretende detener el admirable progreso de las ciencias. Al contrario, se alegra e incluso disfruta reconociendo el enorme potencial que Dios ha dado a la mente humana” (Pg.183).

218. “Algunos científicos van más allá del objeto formal de su disciplina y se extralimitan con afirmaciones o conclusiones que exceden el campo de la propia ciencia. En ese caso, no es la razón lo que se propone, sino una determinada ideología que cierra el camino a un diálogo auténtico, pacífico y fructífero” (Pg.183).

DIÁLOGO CON LOS JUDIOS

219. “La amistad con los hijos de Israel es parte de la vida de los discípulos de Jesús. Y la Iglesia considera al pueblo de la Alianza y su fe como una raíz sagrada de la propia identidad cristiana” (Pg. 186).

220. “El diálogo interreligioso es una condición necesaria para la paz en el mundo, y por lo tanto es un deber para los cristianos así como para otras comunidades religiosas” (Pg.187).

MENSAJE AL ISLAM

221. “Los cristianos deberíamos acoger con afecto y respeto a los inmigrantes del Islam que llegan a nuestros países, del mismo modo que esperamos y rogamos ser acogidos y respetados en los países de tradición islámica. ¡Ruego, imploro humildemente a esos países que den libertad a los cristianos para poder celebrar su culto y vivir su fe, teniendo en cuenta la libertad que los creyentes del Islam gozan en los países occidentales!” (Pg.190).

223. “Frente a episodios de fundamentalismo violento que nos inquietan, el afecto hacia los verdaderos creyentes del Islam debe llevarnos a evitar odiosas generalizaciones, porque el verdadero Islam y una adecuada interpretación del Coran se oponen a toda violencia” (Pg. 190).

ENTREVISTA EN ‘LA STAMPA’ POR SU PRIMERA NAVIDAD COMO PAPA.15 DE DICIEMBRE

224. “La ideología marxista está equivocada, pero en mi vida he conocido a muchos marxistas buenas personas, por eso no me siento ofendido”.

225. “La mujer en la Iglesia tiene que ser valorada, no clericalizada”.

226. “Mi mayor preocupación es la tragedia del hambre en el mundo. Hay que dar de comer a los hambrientos”.

227. “El otro día, en la audiencia del miércoles, había una madre joven con su niño de pocos meses. Cuando pasé a su lado el niño estaba llorando. Yo la dije que creía que el pequeño tenía hambre y ella me respondió que sí. Yo entonces la repliqué: ¡pues amamántalo, por favor!”.

228. “En el mundo tenemos suficiente comida para acabar con el hambre. Si trabajamos con la asociaciones humanitarias y nos ponemos de acuerdo en no desperdiciar comida, haciéndole llegar comida quien la necesita, habremos contribuido a resolver la tragedia del hambre en el mundo”.

229. “Cuando hablo de economía no hablo desde el punto de vista técnico. Había la promesa de que cuando el vaso rebosara los pobres se favorecerían, pero sucede a menudo que cuando el vaso está lleno, de pronto se hace grande y su contenido nunca llega a los más necesitados”.

230. “La Navidad siempre me hace pensar en Belén, un punto preciso en Tierra Santa donde vivió Jesús. En Nochebuena pienso sobre todo en los cristianos que viven allí y que tienen la dificultades por las que han tenido que dejar aquella tierra. Pero Belén continúa siendo Belén”.

231. “Para mí el ecumenismo es prioritario. Hoy existe el ecumenismo de sangre y aquellos que matan a cristianos no piden el carné de identidad para saber en qué iglesia ha sido bautizado. Te matan porque llevas una cruz”.

232. “Con la comida que dejamos y tiramos podríamos dar de comer a muchísima gente. Si lográramos no desperdiciar, reciclar la comida, el hambre en el mundo disminuiría mucho. Me impresionó leer una estadística que habla de 10 mil niños que mueren de hambre cada día en el mundo. Hay muchos niños que lloran porque tienen hambre”.

233. “En algunos países matan a los cristianos porque llevan consigo una cruz o tienen una Biblia; y antes de matarlos no les preguntan si son anglicanos, luteranos, católicos u ortodoxos. La sangre está mezclada. Para los que matan somos cristianos. Unidos en la sangre, aunque entre nosotros no hayamos logrado dar los pasos necesarios hacia la unidad, y tal vez no sea todavía el tiempo”.

234. “La unidad es una gracia que hay que pedir. Conocí en Hamburgo a un párroco que seguía la causa de beatificación de un sacerdote católico que fue guillotinado por los nazis porque enseñaba el catecismo a los niños. Después de él, en la fila de los condenados, había un pastor luterano y lo mataron por el mismo motivo. Su sangre está mezclada. Ese párroco me contó que había ido a ver al obispo y le había dicho: “Sigo con la causa, pero de los dos, no sólo del católico”. Este es el ecumenismo de la sangre. Todavía existe hoy, basta leer los periódicos. Los que matan a los cristianos no te piden el documento de identidad para saber en cuál Iglesia fuiste bautizado. Tenemos que tomar en cuenta esta realidad”.

235. “El año pasado en Argentina denuncié la actitud de algunos sacerdotes que no bautizaban a los hijos de madres solteras. Es una mentalidad enferma”.

236. “La exclusión de la comunión para los divorciados que viven una segunda unión no es una sanción. Hay que recordarlo. Pero no hablé de esto en la Exhortación”.

237. “La sinodalidad en la Iglesia es importante: sobre el matrimonio en su conjunto hablaremos en las reuniones del Consistorio en febrero. Después el tema será afrontado en el Sínodo extraordinario de octubre de 2014 y también durante el Sínodo ordinario del año siguiente. En estas sedes se profundizarán y aclararán muchas cosas”.

238. “Un cardenal anciano me dijo hace algunos meses: “Usted ya comenzó la reforma de la Curia con la misa cotidiana en Santa Marta”. Esto me hizo pensar: la reforma empieza siempre con iniciativas espirituales y pastorales, antes que con cambios estructurales”.

239. “La relación entre Iglesia y Política debe ser al mismo tiempo paralela y convergente. Paralela, porque cada uno tiene su camino y sus diferentes tareas. Convergente, sólo para ayudar al pueblo. Cuando las relaciones convergen antes, sin el pueblo, o sin tomar en consideración al pueblo, comienza ese contubernio con el poder político que acaba pudriendo a la Iglesia: los negocios, los compromisos… Hay que proceder paralelamente, cada uno con el propio método, las propias tareas, la propia vocación. Convergentemente solo en el bien común. La política es noble, es una de las formas más altas de caridad, como decía Pablo VI. La ensuciamos cuando la usamos para los negocios. La relación entre la Iglesia y el poder político también puede corromperse, si no converge sólo en el bien común.

240. Es una frase que salió de quién sabe dónde. Las mujeres en la Iglesia deben ser valorizadas, no “clericalizadas”. Los que piensan en las mujeres cardenales sufren un poco de clericalismo.

CARTA DEL PAPA SOBRE SU BAUTISTA, ENRIQUE POZZOLI. 24 DE DICIEMBRE

245. “Enrique Pozzoli convenció a mis padres para que fuera cura y mi familia vivió en la Cristiandad”.

246. “En casa eran católicos pero preferían que lo decidiera más tarde”

247. “Parece que mi abuela siempre decía cosas que no sentaban muy bien al mundo político”

248. “Cuando mi padre llegó a Buenos Aires se hospedó con los Salesianos en la calle Solís, y allí conoció al Padre Pozzoli quien inmediatamente pasó a ser su confesor”

249. “Mis abuelos y papá quedaron en la calle. Menciono este acontecimiento porque Fue el P. Pozzoli quien los presentó a una persona, quien les facilitó un préstamo de 2.000 pesos”.

250. “Pozzoli sabía presentar las cosas, ayudaba a pensar bien y a sentir bien”

251. “La vocación me llegó tras caerme de unn caballo en 1954” (Como a San Pablo)

252. “Pozzoli examinó mi vocación. Me dijo que rezara, y lo dejara en manos de Dios, después de que mis padres dijeran que era mejor acabar la universidad”

253. “Cada vez que rezo el ‘Sub tum  praesidium…’ me acuerdo de Pozzoli”

254. “Pozzoli intentó arreglar un enfrentamiento entre hermanos. No lo logró. Les ayudó siempre, pero nunca volvió a su casa a almorzar

255. “El 12 de diciembre de 1955. Papá y mamá cumplían 20 años de casados. el festejo consistió en una Misa (sólo mis padres y los cinco hijos) en la Parroquia San José de Flores”.

256. “Pozzoli dice a mis padres que está bien lo de la Universidad, pero que las cosas hay que tomarlas cuando Dios quiere que se tomen”.

257. “Pozzoli preparó el corazón de mis padres durante su charla. Había sembrado, y bien… pero le dejaba a los demás el gusto de la cosecha”.

258. “Entré en el Seminario en 1956. En agosto de 1957 tengo una pulmonía. Estoy al borde de la muerte. Luego me operan del pulmón”.

259. “Hay dos momentos, en mi relación con el P. Pozzoli, que me dan tristeza cuando los recuerdo. Uno es la muerte del papá, el 24 de septiembre de 1961. El P. Pozzoli viene al velorio y quiere sacar una foto de papá con sus cinco hijos… A mí me da verguenza y con esa suficiencia de los jóvenes me las arreglo para que la cosa no se dé. un mes después el moriría”.

260. “La segunda ocasión fue a raíz de su muerte. Pocos días antes lo visito en el Hospital Italiano. Está dormido. No dejo que lo despierten (en el fondo me sentía mal, y no sabía qué le diría). Salgo de la habitación y me quedo charlando con un padre que está allí. Al rato sale otro Padre de la habitación y avisa que el Padre Pozzoli se despertó, que le avisaron de mi visita, y pide que si todavía estoy, que entre. Yo digo que le digan que ya me fui. No sé qué me pasó, si era timidez o qué…”.

261. “Cuántas veces he sentido honda pena y dolor por esa mentira mía al P. Pozzoli en el momento de su muerte”.

262. “Son de esos momentos (pocos quizá) de la vida, que uno quisiera tener la oportunidad de vivirlos de nuevo par acomportarse de otra manera”.

263. “Cuando nos reunimos los hermanos siempre sale alguna conversación sobre el Padre Pozzoli”.

264. “Siento que hoy he cumplido sencillamente con mi deber. A mi edad uno comienza a aceptar que la vida “le pase la cuenta, es decir que le vaya señalando las personas que lo ayudaron a vivir, a crecer, a ser cristiano, sacerdote, religioso… Y, al reconocer el bien que me han hecho tantas personas, voy gustando cada día más el gozo de ser agradecido”.

JORNADA MUNDIAL DE LA PAZ (1 DE ENERO)

265. “El corazón de todo hombre y de toda mujer alberga en su interior el deseo de una vida plena, de la que forma parte un anhelo indeleble de fraternidad, que nos invita a la comunión con los otros, en los que encontramos no enemigos o contrincantes, sino hermanos a los que acoger y querer”.

266. “La fraternidad es una dimensión esencial del hombre, que es un ser relacional. La viva conciencia de este carácter relacional nos lleva a ver y a tratar a cada persona como una verdadera hermana y un verdadero hermano; sin ella, es imposible la construcción de una sociedad justa, de una paz estable y duradera”.

267. “La familia es la fuente de toda fraternidad, y por eso es también el fundamento y el camino primordial para la paz, pues, por vocación, debería contagiar al mundo con su amor”.

268. “El número cada vez mayor de interdependencias y de comunicaciones que se entrecruzan en nuestro planeta hace más palpable la conciencia de que todas las naciones de la tierra forman una unidad y comparten un destino común. En los dinamismos de la historia, a pesar de la diversidad de etnias, sociedades y culturas, vemos sembrada la vocación de formar una comunidad compuesta de hermanos que se acogen recíprocamente y se preocupan los unos de los otros. Sin embargo, a menudo los hechos, en un mundo caracterizado por la “globalización de la indiferencia”, que poco a poco nos “habitúa” al sufrimiento del otro, cerrándonos en nosotros mismos, contradicen y desmienten esa vocación”.

269. “En muchas partes del mundo, continuamente se lesionan gravemente los derechos humanos fundamentales, sobre todo el derecho a la vida y a la libertad religiosa. El trágico fenómeno de la trata de seres humanos, con cuya vida y desesperación especulan personas sin escrúpulos, representa un ejemplo inquietante. A las guerras hechas de enfrentamientos armados se suman otras guerras menos visibles, pero no menos crueles, que se combaten en el campo económico y financiero con medios igualmente destructivos de vidas, de familias, de empresas”.

270. ” Las nuevas ideologías, caracterizadas por un difuso individualismo, egocentrismo y consumismo materialista, debilitan los lazos sociales, fomentando esa mentalidad del “descarte”, que lleva al desprecio y al abandono de los más débiles, de cuantos son considerados “inútiles”. Así la convivencia humana se parece cada vez más a un mero do ut des pragmático y egoísta”.

271. “La cruz es el “lugar” definitivo donde se funda la fraternidad, que los hombres no son capaces de generar por sí mismos. Jesucristo, que ha asumido la naturaleza humana para redimirla, amando al Padre hasta la muerte, y una muerte de cruz (cf. Flp 2,8), mediante su resurrección nos constituye en humanidad nueva, en total comunión con la voluntad de Dios, con su proyecto, que comprende la plena realización de la vocación a la fraternidad”.

272. “En la familia de Dios, donde todos son hijos de un mismo Padre, y todos están injertados en Cristo, hijos en el Hijo, no hay “vidas descartables”. Todos gozan de igual e intangible dignidad. Todos son amados por Dios, todos han sido rescatados por la sangre de Cristo, muerto en cruz y resucitado por cada uno. Ésta es la razón por la que no podemos quedarnos indiferentes ante la suerte de los hermanos”.

273. “Es necesario estar dispuestos a «‘perderse’ por el otro en lugar de explotarlo, y a ‘servirlo’en lugar de oprimirlo para el propio provecho. […] El ‘otro’ –persona, pueblo o nación– no [puede ser considerado] como un instrumento cualquiera para explotar a bajo coste su capacidad de trabajo y resistencia física, abandonándolo cuando ya no sirve, sino como un ‘semejante’ nuestro, una ‘ayuda”.

274. “La solidaridad cristiana entraña que el prójimo sea amado no sólo como «un ser humano con sus derechos y su igualdad fundamental con todos», sino como «la imagen viva de Dios Padre, rescatada por la sangre de Jesucristo y puesta bajo la acción permanente del Espíritu Santo», como un hermano”.

275. “La falta de fraternidad entre los pueblos y entre los hombres es una causa importante de la pobreza”.

276. “Se necesitan políticas dirigidas a atenuar una excesiva desigualdad de la renta”.

277. “Las graves crisis financieras y económicas –que tienen su origen en el progresivo alejamiento del hombre de Dios y del prójimo, en la búsqueda insaciable de bienes materiales, por un lado, y en el empobrecimiento de las relaciones interpersonales y comunitarias, por otro– han llevado a muchos a buscar el bienestar, la felicidad y la seguridad en el consumo y la ganancia más allá de la lógica de una economía sana”.

278. “El hecho de que las crisis económicas se sucedan una detrás de otra debería llevarnos a las oportunas revisiones de los modelos de desarrollo económico y a un cambio en los estilos de vida”.

279. “La crisis actual, con graves consecuencias para la vida de las personas, puede ser, sin embargo, una ocasión propicia para recuperar las virtudes de la prudencia, de la templanza, de la justicia y de la fortaleza”.

280. “Muchos son los conflictos armados que se producen en medio de la indiferencia general”.

281. “Renuncien a la vía de las armas y vayan al encuentro del otro con el diálogo, el perdón y la reconciliación para reconstruir a su alrededor la justicia, la confianza y la esperanza”.

282. “Mientras haya una cantidad tan grande de armamentos en circulación como hoy en día, siempre se podrán encontrar nuevos pretextos para iniciar las hostilidades. Por eso, hago mío el llamamiento de mis Predecesores a la no proliferación de las armas y al desarme de parte de todos, comenzando por el desarme nuclear y químico”.

283. “No podemos dejar de constatar que los acuerdos internacionales y las leyes nacionales, aunque son necesarias y altamente deseables, no son suficientes por sí solas para proteger a la humanidad del riesgo de los conflictos armados. Se necesita una conversión de los corazones que permita a cada uno reconocer en el otro un hermano del que preocuparse, con el que colaborar para construir una vida plena para todos”.

284. “Espero que el empeño cotidiano de todos siga dando fruto y que se pueda lograr también la efectiva aplicación en el derecho internacional del derecho a la paz, como un derecho humano fundamental, pre-condición necesaria para el ejercicio de todos los otros derechos”.

285. “Las justas ambiciones de una persona, sobre todo si es joven, no se pueden frustrar y ultrajar, no se puede defraudar la esperanza de poder realizarlas. Sin embargo, no podemos confundir la ambición con la prevaricación. Al contrario, debemos competir en la estima mutua. También en las disputas, que constituyen un aspecto ineludible de la vida, es necesario recordar que somos hermanos y, por eso mismo, educar y educarse en no considerar al prójimo un enemigo o un adversario al que eliminar”.

286. “La fraternidad genera paz social, porque crea un equilibrio entre libertad y justicia, entre responsabilidad personal y solidaridad, entre el bien de los individuos y el bien común. Y una comunidad política debe favorecer todo esto con trasparencia y responsabilidad”.

287. “Los ciudadanos deben sentirse representados por los poderes públicos sin menoscabo de su libertad. En cambio, a menudo, entre ciudadano e instituciones, se infiltran intereses de parte que deforman su relación, propiciando la creación de un clima perenne de conflicto”.

288. “Un auténtico espíritu de fraternidad vence el egoísmo individual que impide que las personas puedan vivir en libertad y armonía entre sí”.

289. “Me gustaría que esto fuese un mensaje de confianza para todos, también para aquellos que han cometido crímenes atroces, porque Dios no quiere la muerte del pecador, sino que se convierta y viva”.

290. “Hemos de pensar en las condiciones inhumanas de muchas cárceles, donde el recluso a menudo queda reducido a un estado infrahumano y humillado en su dignidad humana, impedido también de cualquier voluntad y expresión de redención”.

291. “La fraternidad tiene necesidad de ser descubierta, amada, experimentada, anunciada y testimoniada. Pero sólo el amor dado por Dios nos permite acoger y vivir plenamente la fraternidad”.

292. “El necesario realismo de la política y de la economía no puede reducirse a un tecnicismo privado de ideales, que ignora la dimensión trascendente del hombre”.

fuente:http://noticias.lainformacion.com

3 comentarios

  1. Reblogueó esto en Greensbluesandmountains's Blog.

  2. Excelente compendio, gracias por compatirlo🙂

  3. Date: Fri, 3 Jan 2014 19:59:13 +0000 To: fanny.tapia@hotmail.es

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s