¿De donde viene la palabra hostia? ¿que otros nombres recibe en el mundo?


Al pan destinado a la consagración eucarística se le llama comúnmente hostia, y aunque este término puede asimismo ser aplicado al pan y vino del Sacrificio, se reserva más especialmente para el pan.

La palabra posiblemente provenga de hostis, enemigo: “Hostibus a domitis hostia nomen habet”, porque los antiguos ofrecían a sus enemigos vencidos como víctimas a los dioses. Sin embargo, es posible que hostia se derive de hostire, golpear. En Occidente el término se generalizó principalmente debido al uso hecho de él en la Vulgata y en la liturgia (Rom. 12,1; Flp. 4,18; Ef. 5,2; Heb. 10,12; Mabillon, “Liturg. Gall. vetus”, págs. 235, 237, 257; “Missale Mozarab.”, ed. Leslie, p. 39; “Missale Gothicum”, p. 253). Se le aplicó a Cristo, la Víctima Inmolada, y a modo de anticipación, al pan todavía sin consagrar destinado a convertirse en el Cuerpo de Cristo. En la Edad Media también se le conocía como “hoiste”, “oiste”, “oite”.

Con el tiempo, la palabra adquiere su significación especial verdadera; debido a su uso litúrgico general ya no transmite la idea original de víctima. A la hostia se le dieron muchos otros nombres, por ejemplo: ”bucelae”, “circuli”, “coronae”, “crustulae farraceae”, “denaria”, “fermentum”, “formatae”, “formulae”; “panes altaris”, “eucharistici”, “divini”, “dominici”, “mysteriorum”, “nummularii”, “orbiculares”, “reticularii”, “sancti”, “sanctorum”, “tessellati”, “vitae”; “nummi”, “particulae”, “placentae”, “placentulae orbiculares”, “portiones”, “rotuael”, “sensibilia”, etc.

Los griegos llaman a la hostia artos (pan), dora (dones), — merdia (partículas) y prosphora. (oblaciones). Luego de la consagración las partículas toman el nombre de margaritai (perlas). Antes de su consagración los coptos la llaman “baraco”; los sirios “paristo” (pan), “burschan” (primicias) y “kourbano” (oblación); los nestorianos, “xatha” (primogénito) o “agnus” (cordero), y los mingrelianos “sabisquiri”. Después de la consagración los coptos llaman a la hostia “corban” (oblación); los jacobitas, “tabho” (sellos); los sirios, “gamouro” (carbones encendidos), y, por anticipación, estos nombres se aplican a veces al plan incluso antes de su consagración.

 

Del grupo aprendiendo de Liturgia 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s