Dudas sobre sexualidad y noviazgo


Dudas sobre sexualidad y noviazgo

Publicado en web el 26 de abril, 2013

Querida Lupita:

No he practicado relaciones por miedo a embarazarme o a contraer enfermedades. Tengo novio. Nos llevamos súper bien. Él ha respetado mi decisión de esperarme hasta casarme. Es el primero que me da flores; antes le preguntó a mi mamá si podía salir conmigo, y aceptó no tener sexo. Sin embargo, me da pánico saber que, si no me acuesto con él, un día de éstos se va a hartar y se va a ir. Él vive solo; a veces voy a su casa y siempre terminamos muy apasionados. Yo lo provoco. Creo que si tenemos relaciones, es seguro que nos casamos.

Magdalena.

Nena:

NoviazgoEn atención al llamado del Papa Francisco, hablaré contra corriente. Sé que no expresaré lo que dice el mundo actual, sino lo que nos pide Dios en los Mandamientos Sexto y Noveno.
Para nosotros los cristianos, que no vamos con la moda sino con la verdad, es una sabia decisión esperar al matrimonio para vivir la plenitud sexual. Tú has adoptado la mejor de las posturas al querer esperar, pero no lo has hecho por las razones correctas. Tus miedos son la verdadera causa de tu deseo de permanecer virgen. Te invito a reconsiderar el porqué de tu determinación.
Habla con tu novio sinceramente. Plantéale un proyecto de vida. ¿Vamos a hacer familia? No hay ningún proyecto más importante que éste: hacer familia. Si nos empeñamos en construirla sobre buenas bases, será rica fuente de felicidad. Las parejas que quieren tener éxito compartiendo su vida para siempre, deben desarrollar habilidades básicas para conseguirlo. Para encontrar a un hombre o a una mujer en la que se confíe plenamente y que se le quiera entregarse en exclusividad, el noviazgo será la oportunidad de practicar ambos valores: fidelidad y confianza. Si tu pareja te respeta y te demuestra autocontrol, te valora y te lo dice; se esmera en mejorarse a sí mismo (a) para darte lo mejor, y entonces es una persona con la que puedes hacer familia. No te cases por las razones equivocadas:
– Porque ya me embaracé
– Porque estoy muy unida a él, ya que tenemos relaciones y no importa que me trate mal; no puedo dejarlo
– Porque quiero salir de mi casa; no soporto seguir ahí
– Porque es mi “último tren”.
Hay una única y verdadera razón para casarse: He encontrado al hombre que me ama y al que amo. Los dos queremos el bien del mutuo; no nos faltamos al respeto jamás, y soñamos con construir un hogar sólido.
Yo creo que tienes todo esto en el joven del que me hablas. No temas que te dejará por no tener relaciones. Hablen de las ventajas de saber esperar y eviten las ocasiones (como las visitas a su departamento), que puedan llevarles a no poder frenar su pasión.
Te invito a conocer al Grupo EVAE, un Movimiento católico dedicado a concientizar a los jóvenes acerca de la importancia de la sexualidad, y cuyo objetivo es ayudarles a vivir la castidad como un estilo de vida hacia el matrimonio. EVAE cree firmemente que la formación de esta virtud trae beneficios emocionales, psicológicos, sociales, familiares, eclesiales y espirituales.
He preparado, junto con ellos, un Retiro Espiritual Juvenil que se llevará a cabo del 17 al 19 de mayo en Guadalajara; llama para informes a Valora: 31 24 39 29.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s