Resurrección: ¿Es posible una nueva vida para mí y los que amo?


Publicado en web el 18 de abril, 2013

Lic. Lupita:

Soy casada; separada desde hace cinco años; tengo tres hijos jóvenes que han rezado mucho por nuestro matrimonio. Tuve un encuentro con Cristo y estoy tratando de vivir una vida de acuerdo al Evangelio. Mi esposo es neurótico, alcohólico y drogadicto, pero desde hace cinco años en abstención, buscando el perdón de la familia. Nuestra relación fue muy difícil, llena de conflictos por sus adicciones, por infidelidades y agresiones físicas. Reconozco que he sido una mujer adúltera. Tengo una pareja en la que he encontrado apoyo, protección, buen trato. Sin embargo, quiero retomar mi matrimonio. No sé qué hacer; me siento confundida. He considerado regresar con mi esposo; ya hablamos y acordamos frecuentarnos para retomar una relación diferente, y también convinimos en buscar ayuda profesional. Tengo mucho temor y no sé cómo hablar con el hombre al que debo terminar.

Alicia

Querida hermana mía:

paseo-¡Hay fiesta en el Cielo!, ¡Dios Padre ha salido a tu encuentro porque has decidido volver a casa. Ésta es la Buena Nueva, la alegría de saber que todos podemos resucitar con Cristo!
El Papa Francisco, en su Catequesis sobre la Resurrección, meditó así:
“Por desgracia, a menudo se ha tratado de opacar la Fe en la Resurrección de Jesús, e incluso entre los propios creyentes se han insinuado dudas. Un poco de una fe de «agua de rosas», no es una fe fuerte. Y a veces por superficialidad, otras por indiferencia, ocupados por miles de cosas que se consideran más importantes que la Fe, o por una visión puramente horizontal de la vida.
Pero es precisamente la Resurrección la que nos abre a la Esperanza más grande, porque abre nuestra vida y la vida del mundo al futuro eterno de Dios, a la felicidad plena, a la certeza de que el mal, el pecado y la muerte pueden ser derrotados. Esto nos lleva a vivir con mayor confianza las realidades cotidianas, a afrontarlas con valentía y con empeño. La Resurrección de Cristo ilumina con una luz nueva estas realidades cotidianas; ¡la Resurrección de Cristo es nuestra fuerza!”
Sacúdete el miedo alimentando tu Fe. Conozco decenas de testimonios de mujeres como tú, que han dejado atrás su vida de pecado y han podido comprobar las promesas del Señor. Tú haces lo correcto, y Dios bendice. Dejar una vida de adulterio es deseo del Señor; decidirte a perdonar, es mandato divino.
No temas hablar con el hombre que fue tu apoyo durante este tiempo; él es bueno y comprenderá. Esta decisión es dura para los dos, pero conviene a ambos también. Ora por él y agradece por la oración de tus hijos, que ha provocado esta auténtica conversión de tu corazón.
Es excelente idea acudir por ayuda, tanto tu esposo como tú, ya que debes recordar que iniciar una nueva vida en Cristo implica estar permanentemente haciendo la Voluntad de Dios. Él no desea para ninguna mujer el maltrato, y será fuente de inspiración para que detengas ese mal con creatividad y buenas maneras; pero no toleres un estilo de vida que te lastima y que perjudica a quienes más amas.
Resucitaremos tras la muerte física, ¡pero hay tantas ocasiones en que estamos muertos en vida por haber roto nuestra relación con el Creador! Él puede devolverte la vida de Gracia; vida plena, feliz y luminosa. ¡Basta que tú quieras re-establecer tu amistad con Él!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s