Santoral del 13 de Abril


Autor: P. Ángel Amo | Fuente: Catholic.net
Martín l, Santo
Papa y Mártir, 13 de abril
Martín l, Santo
Martín l, Santo

LXXIV Papa y Mártir

Martirologio Romano: San Martín I, papa y mártir, que tras condenar la herejía de los monotelitas en el Concilio de Letrán, por orden del emperador Constante II fue arrancado de su sede por el exarca Calíopa, que entró por la fuerza en la Basílica de Letrán, y lo envió a Constantinopla, donde primero quedó encerró en una dura mazmorra bajo estrecha vigilancia y después fue desterrado al Quersoneso, lugar en el que, pasados unos dos años, concluyeron sus tribulaciones y alcanzó la corona eterna. ( 656)
Oriundo de Todi y diácono de la Iglesia romana, Martín fue elegido Papa para suceder al Papa Teodoro, muerto el 13 de mayo del 649. Inmediatamente demostró mucha firmeza en la conducción de la Iglesia. En efecto, no pidió ni esperó el consentimiento para su elección por parte del emperador Constante II que un año antes había promulgado el Tipo, un documento en defensa de la tesis herética de los monotelitas. Para acabar con la difusión de esta herejía, a los tres meses de su elección, el Papa Martín convocó en la basílica lateranense un gran concilio, al que fueron invitados todos los obispos de Occidente.

La condena de todos los escritos monotelitas, decretada en las cinco solemnes sesiones conciliares, suscitó la furiosa reacción de la corte bizantina. El emperador ordenó al exarca de Rávena, Olimpio, que fuera a Roma y arrestara al Papa. Olimpio no sólo se propuso cumplir las órdenes imperiales, sino que trató de asesinar al Papa por medio de un sicario durante la celebración de la misa en Santa María Mayor.

En el momento de recibir la Hostia de manos del Pontífice, el vil sicario sacó el puñal, pero en ese momento quedó repentinamente ciego.

Probablemente este hecho convenció a Olimpio de cambiar de actitud y a reconciliarse con el santo Pontífice y a proyectar una lucha armada contra Constantinopla. En el 653, muerto Olimpio de peste, el emperador pudo llevar a cabo su venganza, haciendo arrestar al Papa por medio del nuevo exarca de Rávena, Teodoro Caliopa.

Martín, acusado de

Martín l, Santo
Martín l, Santo

haberse apoderado ilegalmente del alto cargo pontificio y de haber tramado con Olimpio contra Constantinopla, fue llevado por mar a la ciudad del Bósforo. El largo viaje, que duró quince meses, fue el comienzo de un cruel martirio. Durante las numerosas escalas no se permitió a ninguno de los fieles que salieron a saludar al Papa que se acercaran a él. Al prisionero no se le daba ni siquiera el agua para bañarse. EL 17 de septiembre del 654 llegó a Constantinopla, fue colocado en una camilla y expuesto durante todo un día a los insultos del pueblo, y después lo encerraron durante tres meses en la cárcel Prandiaria. Después comenzó un largo y extenuante proceso, durante el cual fueron tales las sedicias que le hicieron murmurar al imputado: “Hagan de mí lo que quieran; cualquier clase de muerte será un bien para mí”.

Degradado públicamente, desnudo y expuesto a los rigores del frío, encadenado, fue encerrado en la celda reservada a los condenados a muerte. El 26 de marzo del 655 lo hicieron partir secretamente para el destierro en Crimea. Sufrió el hambre y padeció en el abandono más absoluto durante cuatro meses más, hasta cuando la muerte le llegó, agotado en el cuerpo pero no en la voluntad, el 16 de septiembre del 655.

Monotelismo: Es una herejía en la que se aceptaba las dos naturalezas de Jesús, pero tan sólo una voluntad: la divina.

¿Quieres saber más? Consulta ewtn

*************************************************************************************************************************

Autor: .José Gros y Raguer | Fuente: Multimedios.org
Hermenegildo, Santo
Mártir, 13 de abril
Hermenegildo, Santo
Hermenegildo, Santo

Mártir

Martirologio Romano: En Tarragona, ciudad de Hispania, hoy España, san Hermenegildo, mártir, que, siendo hijo de Leovigildo, rey arriano de los visigodos, se convirtió a la fe católica por mediación de san Leandro, obispo de Sevilla. Recluido en la cárcel por disposición del rey, al haberse negado a recibir la comunión de manos de un obispo arriano, el día de la fiesta de Pascua fue degollado por mandato de su propio padre. (586)

Fecha de canonización: En 1585 por el Papa Sixto V.Primogénito del rey visigodo Leovigildo, profesa la religión de sus padres —el arrianismo— hasta que, bajo la influencia de su esposa y de San Leandro, Obispo de Sevilla, se convierte al catolicismo. Ante la persecución desencadenada por su padre contra los católicos, le declara la guerra en el año 582. Vencido y hecho prisionero por Leovigildo, muere mártir de su fe en 585. — Fiesta: 13 de abril.

El reino visigodo alcanza su apogeo con Leovigildo, que asocia al gobierno a sus dos hijos, Hermenegildo y Recaredo, con el fin de asegurar la continuidad de la monarquía en su propia familia. Quizá ello fue causa de muchas conjuraciones surgidas durante su reinado, en el seno de la nobleza, las cuales fueron reprimidas con mano firme. Recuérdese que la monarquía visigoda era electiva teóricamente, siguiendo un principio germánico.

Leovigildo era un guerrero afortunado y un hábil político, y no cejó en su empeño.

La aspiración fundamental del gran rey visigodo era la unidad política, y creía que la sola base sólida de ésta estaba en la unidad religiosa.

No andaba equivocado en tal visión; pero sí lo anduvo en el enfoque de la unidad religiosa a base del arrianismo.

Los visigodos vinieron a España arrianos. Ésta fue la gran tragedia de su monarquía y la gran tragedia de España.

La diferencia de religión ahondó y exacerbó la que había entre dominadores y dominados, desde el punto de vista étnico. Los primeros, germánicos; los segundos, hispano-romanos en su inmensa mayoría.

La diferencia de religión impidió la fusión espiritual de los dos pueblos, y aun su simple soldadura.

De haber venido los invasores católicos o paganos, el hermanamiento perfecto se hubiese realizado pronto y fácilmente. Recuérdese la conversión masiva de los franceses en los tempranos días de Clodoveo…

La tragedia se proyectó ampliamente sobre nuestra Historia, la cual hubiese sido muy otra con la unidad católica del reino visigodo, realizada a tiempo, y no con una tardanza y una premiosidad que no permitieron solidificarla y convertirla en muro infranqueable a la invasión musulmana, fruto directo de la fragilidad de la política y de las rencillas intestinas de los godos.

Repitámoslo: Leovigildo —que había dado unos pasos hacia la unidad política sometiendo a los vascones y a los suevos, y estructurando una admirable obra legislativa— se equivocó al querer unificar a la nación en el arrianismo… Perdió miserablemente un tiempo precioso.

En la misma Casa real había una católica: Ingunda, hermana del rey de Austrasia, Childeberto II, que en el año 579 se había casado con Hermenegildo.

En cambio, su abuela Godsuinta, casada en segundas nupcias con Leovigildo, intentó por todos los medios que abrazara el arrianismo, sin éxito alguno.

Para terminar con aquel malestar doméstico, Leovigildo decide que el matrimonio Hermenegildo-Ingunda se traslade a Sevilla, donde el monarca necesita un representante de toda confianza.

Allí los dos vivirán en paz, y quizá ella ceda algún día.

Lo que sucedió fue que Hermenegildo, en la paz familiar y rodeado de una corte adicta, fue penetrando en la auténtica doctrina cristiana.

Su corazón de esposo amante acepta las insinuaciones de Ingunda, que le llevan a tratar frecuentemente con el entonces Obispo de Sevilla, San Leandro. A través de este trato llega al conocimiento de la falsedad del arrianismo, que niega dogmas tan fundamentales como la divinidad de Jesucristo, y la naturaleza de la Santísima Trinidad, viendo cómo la verdad está en toda su plenitud en el catolicismo.

Es entonces cuando abjura el arrianismo para abrazar la fe católica, tomando en su bautismo el nombre de Juan. Mientras tanto, Leovigildo había intensificado sus esfuerzos para conseguir a toda costa la unidad religiosa en el arrianismo. Para ello reúne un Concilio de obispos arrianos en Toledo, que facilita —con el reconocimiento de la validez del bautismo católico— la apostasía, exigiendo sólo la confesión de una fórmula trinitaria herética. Mas como esto no basta para atraer a los católicos, una tenaz persecución se desencadena contra ellos.

En este estado de cosas, la noticia de la conversión de Hermenegildo llega a Toledo, consiguiendo exasperar a su padre que, instigado por Godsuinta, intensifica sus iras para contrarrestar el movimiento hacia el catolicismo que podía seguirse de aquel hecho. Mas todo fue inútil. En la provincia Bética todos los ciudadanos, compactamente, se agrupan en torno a Hermenegildo, en quien ven al defensor de sus ideales religiosos y políticos.

La postura de aquellos católicos se hace belicosa, imponente. El príncipe —aunque seguramente no sin tortura interior— se lanza a la guerra contra su padre. Es la libertad de los católicos en la profesión de sus creencias la que está en juego, muchas ciudades y castillos se han declarado en favor de Hermenegildo, a la vez que sus embajadores buscan la ayuda de los suevos, de los francos y bizantinos, todos ellos pueblos católicos.

Pero Leovigildo no está dispuesto a tolerar la rebelión de su hijo, e inicia una afortunada campaña, conquistando Cáceres y Mérida; y cortando el paso a los suevos y sobornando al general bizantino, deja a Hermenegildo sin una preciosa ayuda, del todo necesaria para sus planes bélicos.

El príncipe se prepara para la defensa; pone a salvo a su mujer y a su hijo en territorio bizantino, y al frente de los suyos resiste heroicamente en Sevilla hasta que, caída la ciudad, escapa a Córdoba, donde se acoge al asilo de un templo.

Parece que aquí es donde interviene su hermano Recaredo, que le ofrece, en nombre de su padre, la conservación de la vida, si se entrega.

Acepta Hermenegildo quien, convertido en prisionero, va a parar a Tarragona, en cuya cárcel es coaccionado para que abrace nuevamente el arrianismo. No cede la firmeza del príncipe, que se mantiene fiel a su fe, muriendo asesinado, en el mismo calabozo, al negarse a recibir la comunión de manos de un obispo arriano.

Sucedía esto en el año 585, y no se hizo esperar el fruto de aquella sangre vertida en defensa de la fe católica. Antes de un año, en el 586, fallecía Leovigildo recomendando a su hijo Recaredo que se convirtiese al catolicismo, cosa que hizo inmediatamente.

Y a los cuatro años del martirio de Hermenegildo, todo el pueblo visigodo abjuraba solemnemente el arrianismo, con lo que se conseguía aquella unidad que Leovigildo tanto deseara.

**************************************************************************************************

Autor: P. Felipe Santos
Margarita de Cittá di Castello, Beata
Laica Dominica, 13 de abril
Margarita de Cittá di Castello, Beata
Margarita de Cittá di Castello, Beata

Laica Dominica

Martirologio Romano: En Cittá di Castello, en Umbría, Italia, beata Margarita, virgen de las Hermanas de la Penitencia de Santo Domingo, la cual, ciega de nacimiento, deforme y abandonada por sus progenitores, siempre confió en su corazón, sin embargo, en el nombre de Jesús. ( 1320)

También es conocida como: Beata Margarita de Metola.

Fecha de beatificación: 19 de octubre de 1609 por el Papa Pablo V.Esta chica que nació ciega, coja y jorobada, en Meldola, Vado, Italia en el año 1287.

Ella pasó por muchas horas de contemplación en su vida. Desde la contemplación aprendió a relativizar todo, y ver cualquier acontecimiento como venido de las manos de Dios, aunque sean dolorosos. Cuando los padres vieron que no se lograba el milagro de que su hija viera con sus ojos las maravillas de este mundo, la abandonaron. Pero el Señor hizo que algunas familias de la ciudad se encargaran de cuidarla.

Cuando fue mayor, la llevaron al monasterio. Las religiosas, en el fondo, conocedoras del tema, se sentían culpables de no hacer nada por el bien de la chica. Le permitieron entrar en el monasterio, como laica dominica. En seguida se distinguió por su oración ferviente, su entrega a la penitencia hasta el encuentro definitivo con Cristo. Su gran devoción era la Sagrada Familia.

Cuentan que cuando murió (el 13 de abril de 1320), había tres perlas en su corazón: una de Jesús, otra de la Virgen María y la tercera de san José.

Sus restos mortales se encuentran en la iglesia de santo Domingo. Su cuerpo incorrupto es muy venerado por la gente de esta ciudad.

El obispo de la ciudad, en el año 1988, la declaró patrona diocesana de los no videntes.

¡Felicidades a quien lleve este nombre!

Comentarios al P. Felipe Santos: fsantossdb@hotmail.com

**********************************************************************************************

Autor: Gianpiero Pettiti | Fuente: santiebeati.it
Serafino Morazzone, Beato
Sacerdote, 13 de abril
Serafino Morazzone, Beato
Serafino Morazzone, Beato

Sacerdote diocesano

Martirologio Romano: En Chiuso, Lecco (Italia), Beato Serafino Morazzone, sacerdote de la arquidiócesis de Milán. ( 1822)

Fecha de beatificación: 26 de junio de 2011, bajo el pontificado de S.S. Benedicto XVIEl Padre Serafino Morazzone fue beatificado casi dos siglos después de su muerte. Es otro “Cura de Ars”, se dijo a él, con la diferencia de que este es muy italiano y menos conocido que el otro, aunque entre los dos hay una extraordinaria armonía humana y espiritual.

De origen humilde, ya que su familia es pobre y numerosa. Su padre tiene un pequeño negocio revendiendo cereales y vive en un modesto apartamento en Milán, en el distrito de Brera, allí es donde el 1 de febrero de 1747 nace Serafino. Dado que desea ser sacerdote pero carece del dinero para pagar los estudios, los jesuitas lo acogen gratuitamente en el colegio de Brera.

Aceleradamente, como se acostumbraba entonces, este chico humilde, sencillo y fiel a sus compromisos va realizando las distintas etapas de su formación sacerdotal: a los 13 años recibe la sotana, a los 14 la tonsura, a los 16 las dos primeras órdenes menores. A los 18 años, para pagar sus estudios, trabaja de acólito en la Catedral: por diez libras al mes, por la mañana presta servicio al altar y por la tarde estudia teología. Así por casi ocho años, siempre fiel, puntual, cortés y sonriente.

A los 24 años recibió las restantes órdenes menores y dos años más tarde, una sorpresa, le hacen concursar por Chiuso, en Lecco, una pequeña parroquia que en esos tiempos tenía 185 habitantes y a la que nadie aspira. Ganó el concurso, pero aun no es sacerdote, por lo que en un mes recibió el subdiaconado, el diaconado y la ordenación sacerdotal y al día siguiente ya está establecido en Chiuso, donde permanecerá por 49 años, es decir, hasta su muerte.

Fue su deseo permanecer allí, ya que cuando le ofrecen parroquias más importantes o cargos más honorables, él siempre indicaba que prefería seguir siendo tan sólo “el buen cura de Chiuso”, parroquia de la que no se apartará jamás. Testigos presenciales certificaron las largas horas que permanecía de rodillas en la iglesia parroquial y las interminables que permanecía en el confesionario para recibir a los penitentes. Obviamente no sólo los suyos, sino también los que acudían de todo Lecco y zonas vecinas.

En Chiuso –como ocurría también en Ars- se hacen largas colas para confesarse con el “beato Serafino”, como le llamaban sus contemporáneos, Morazzone tan sólo se considera un pobre pecador, infinitamente necesitado de la misericordia de Dios y las oraciones de los demás. Sus oraciones obtienen milagros, pero él no se da cuenta, pero él no se da cuenta, ocupado tratando de no descuidar a ni uno solo de sus feligreses. Si alguien está enfermo lo va a visitar en la tarde o por la noche, si no podía hacerlo de día, y así todos los días, hasta cuando se curan o cierran para siempre los ojos. Sus visitas no tan sólo eran para llevarles el consuelo de la religión sino que incluso los mejores alimentos y todo aquello que le es regalado lo reparte entre los pobres y enfermos, incluso llega a regalar su colchón, comodidad de la que prescindió durante mucho tiempo porque nadie se dio cuenta de aquel gesto de caridad.

A los más pequeños, además del catecismo, les enseña a leer y contar, en una especie de escuela que abrió en la casa parroquial, tal vez por recordar lo que él mismo tuvo que luchar cuando de niño quería estudiar.

Murió el 13 de abril de 1822.

responsable de la traducción: Xavier Villalta

************************************************************************************

Autor: Universidad de La Salle | Fuente: bajio.delasalle.edu.mx
Scubilion Rousseau, Beato
Hermano Cristiano de La Salle, 13 de abril
Scubilion Rousseau, Beato
Scubilion Rousseau, Beato

Religioso Lasallista

Martirologio Romano: En la isla de La Reunion, en el Océano Índico, beato Scubilión (Juan Bernardo), religioso del Instituto de las Escuelas Cristianas, el cual enseñó incansablemente a los niños y ofreció ayuda a los pobres y esperanza a los esclavos († 1867).

Fecha de beatificación: 2 de mayo de 1989 por el Papa Juan Pablo II.Joven cristiano, Juan Bernardo Rousseau hace el catecismo en su pueblo natal de Borgoña, Francia, cuando le presentan a los Hermanos que acaban de abrir una escuela en una ciudad vecina. Entra en el Noviciado de París en 1822.

Después de diez años de enseñanza en las escuelas elementales, en Francia, el Hermano Scubilion se va de Francia en 1833 para consagrar los treinta y cuatro años de vida que le quedan a los esclavos de la isla de la Reunión, en el Océano Índico.

Le llaman el “Catequista de los esclavos”; inaugura clases de noche para ellos y son numerosos los que vienen, aún después de una dura jornada de trabajo.

Inventa programas y técnicas especialmente adaptadas a sus necesidades y a sus capacidades, para poder enseñarles lo esencial de la doctrina y de la moral cristianas y prepararles a recibir los sacramentos.

Gana su amistad con sus actitudes cordiales y llenas de respeto hacia ellos. Después de la emancipación de los esclavos en 1848, continúa ocupándose de ellos y les ayuda a adaptarse a su nueva vida de libertad y de responsabilidad.

Durante los últimos años de su vida, a pesar de su salud delicada, colabora con el clero local cuando va a visitar a los enfermos, granjeándose el corazón de los pecadores, animando las vocaciones y hasta haciendo lo que parece curaciones milagrosas.

Cuando fallece se le venera en toda la isla como a un santo.
Nacido en Annay la-Côte, Francia, el 21 de marzo de 1797
Entrado en el Noviciado el 24 de diciembre de 1822
Fallecido en la isla de la Reunión, el 13 de abril de 1867
Beatificado el 2 de mayo de 1989

**************************************************************************************************

Autor: . | Fuente: Vatican.va
Sabas Reyes Salazar, Santo
Mártir Mexicano, 13 de abril
Sabas Reyes Salazar, Santo
Sabas Reyes Salazar, Santo

Presbítero y Mártir

Martirologio Romano: En la aldea de Totoclán, en la región de Guadalajara, en México, san Saba Reyes Salazar, presbítero y mártir, que fue ejecutado durante la persecución mexicana por su fe en Cristo Sacerdote y Rey del Universo. ( 1927)

Fecha de canonización: 21 de mayo de 2000 por el Papa Juan Pablo II, junto a otros mártires méxicanos.Nació en Cocula, Jalisco (Arquidiócesis de Guadalajara), el 5 de diciembre de 1883.

Vicario de Tototlán, Jal. (Diócesis de San Juan de los Lagos). Sencillo y fervoroso, tenía especial devoción a la Santísima Trinidad.

También invocaba frecuentemente a las ánimas del purgatorio.

Procuró mucho la formación de los niños jóvenes, tanto en la catequesis como en la enseñanza de ciencias, oficios y artes, especialmente en la música.

Cumplido y abnegado en su ministerio. Exigía mucho respeto en todo lo referente al culto y le gustaba que con prontitud se cumpliera cualquier deber.

Cuando, por el peligro que había para los sacerdotes, le aconsejaban que saliera de Tototlán, él replicaba: «A mí aquí me dejaron y aquí espero, a ver qué dispone Dios».

En la Semana Santa de 1927 llegaron las tropas federales y los agraristas buscando al Sr. Cura Francisco Vizcarra y a sus ministros.

Sólo encontraron al padre Reyes y en él concentraron todo su odio. Lo tomaron preso, lo ataron fuertemente a una columna del templo parroquial, lo torturaron tres días por medio del hambre y la sed y con sadismo incalificable, le quemaron las manos porque estaban consagradas.

El 13 de abril de 1927, Miércoles Santo, fue conducido al cementerio. Lo remataron a balazos, pero antes de morir, más con el alma que con la voz, pudo gritar el sacerdote mártir: «¡Viva Cristo Rey!».

Los 25 santos canonizados el 21 de mayo del 2000 fueron:

Cristobal Magallanes Jara, Sacerdote
Roman Adame Rosales, Sacerdote
Rodrigo Aguilar Aleman, Sacerdote
Julio Alvarez Mendoza, Sacerdote
Luis Batis Sainz, Sacerdote
Agustin Caloca Cortés, Sacerdote
Mateo Correa Magallanes, Sacerdote
Atilano Cruz Alvarado, Sacerdote
Miguel De La Mora De La Mora, Sacerdote
Pedro Esqueda Ramirez, Sacerdote
Margarito Flores Garcia, Sacerdote
Jose Isabel Flores Varela, Sacerdote
David Galvan Bermudez, Sacerdote
Salvador Lara Puente, Laico
Pedro de Jesús Maldonado Lucero, Sacerdote
Jesus Mendez Montoya, Sacerdote
Manuel Morales, Laico
Justino Orona Madrigal, Sacerdote
Sabas Reyes Salazar, Sacerdote
Jose Maria Robles Hurtado, Sacerdote
David Roldan Lara, Laico
Toribio Romo Gonzalez, Sacerdote
Jenaro Sanchez Delgadillo
David Uribe Velasco, Sacerdote
Tranquilino Ubiarco Robles, Sacerdote

Para ver las biografías de los Mártires Mexicanos del siglo XX
Haz Click AQUI

Reproducido con autorización de Vatican.va

***********************************************************************************************

Autor: . | Fuente: misa_tridentina.t35.com
Ida de Boulogne, Beata
Laica Viuda, 13 de abril
Ida de Boulogne, Beata
Ida de Boulogne, Beata

Patrona de las viudas

Martirologio Romano: En el monasterio de Santa María de Capelle, cerca de Wast, en la región de Boulogne, en Francia, beata Ida, quien, viuda de Eustaquio, conde de Boulogne, brilló por su liberalidad hacia los pobres y por su celo en el decoro de la casa de Dios. (1113)Ida nació en Bolonia en 1040. Era hija de Godofredo, duque de Baja Lotaringia, y a los diecisiete años se casó con Eustaquio II, conde de Bolonia.

Sus inmensas posesiones se extendían desde Luxemburgo hasta el Atlántico pasando por las Ardenas y Pas de Calais.

Era mujer muy devota y recibió dirección espiritual de san Anselmo, quien mantenía con ella una correspondencia espiritual que ha llegado hasta nosotros.

Su ocupación favorita era confeccionar bellos ornamentos litúrgicos. Rezaba con tanto fervor que el cronista Guillermo de Tiro atribuía buena parte del éxito de la primera cruzada a sus oraciones.

Luego de quedar viuda se dedicó a dotar ricamente a las antiguas abadías de San Bertino, Bouillon y Affkughem. Fundó, además otras tres. Murió el 13 de abril de 1113 y sus restos fueron enterrados en una de las abadías que ella construyó, donde muy pronto empezó a obrar milagros.

Tuvo dos hijos y un yerno que han dejado huella en la historia. Sus hijos, Godofredo de Bouillon y Balduino I tomaron parte en la gloriosa primera cruzada y fueron los primeros soberanos francos del reino de Jerusalén.

Su yerno fue Enrique IV, emperador de Alemania, cuyo nombre quedó unido a la “cuestión de las Investiduras”. Cuando fue derrotado, tuvo que implorar perdón al Papa Gregorio VII, pero más tarde, reemprendió las hostilidades, se apoderó de Roma y mandó al Papa a morir en el exilio.

*********************************************************************************************************

Autor: . | Fuente: heiligen-3s.nl
Ida de Lovaina, Beata
Monja, 13 de abril
Ida de Lovaina, Beata
Ida de Lovaina, Beata

Monja Cisterciense

Martirologio Romano: En el monasterio cisterciense de Roosendaal, en Brabante, Países Bajos, beata Ida, virgen, que desde joven sufrió por parte de su padre antes de entrar en la vida religiosa, y con la austeridad cotidiana imitó en su cuerpo a Cristo sufriente. (1290)Vivió en el siglo XIII en Lovaina, donde su padre era dueño de un floreciente comercio de vinos que vivía en las obras académicas y de la ciudad de Lovaina y la preocupación de que sólo de acumular riqueza y disfrute de los bienes terrenales.

Ida en un principio no se distinguía de las niñas de su edad. Pero desde los 18 años de edad comenzó una vida de penitencia y de oración; manifestó su intención de convertirse en monja a lo que su padre se opuso completamente. Ella no vivió más en el interior de la casa, se construyó una choza miserable, en el exterior. Además, recibió en su cuerpo los signos de las heridas del Señor (estigmas). Trataron de ocultar las cicatrices, pero los dolores que ella sentía eran muchas veces muy notorios. Sus padres y toda la familia se avergonzaban de ella, y trataron mediante el acoso y el menosprecio el hacerla cambiar de opinión.

Finalmente la determinación de Ida triunfó, se incorporó a la abadía cisterciense de Roosendaal en Mechelen (Malinas). El hecho de que toda su gente le haya dado las espaldas, la ayudó a concentrarse más en entregarle todo su amor al Señor mediante la oración. Era notoria el poder de su oración, la gente decía que ella brillaba por su santidad, a tal punto que incluso en la noche podía leer o coser, esto posiblemente sea una leyenda dorada, lo cierto es que ella se dedicó a la oración, la contemplación y el trabajo manual, incluyendo la transcripción de los libros preferidos, pero nunca evitó las tareas más humildes, siempre disponible para servir a las hermanas.

Los fenómenos místicos continuaron, con frecuentes momentos de éxtasis, se le atribuyen varios milagros y muchas conversiones. Fallecido el 13 de abril de un año alrededor de 1290, por supuesto, el lugar de descanso final fue su convento. Este fue destruido en 1576 por los Geuzen1. En 1600 fue reconstruido, pero el culto y veneración a la Beata Ida no se reactivó sino hasta 1719 en que su nombre fue incluido en sendos calendarios publicados por monasterios benedictinos y cistercienses.

1 Gauzen o Mendigos nombre tomado por insurgentes calvinistas neerlandeses en la Guerra de los Ochenta Años contra España y la Iglesia Católica.

responsable de la traducción: Xavier Villalta

***********************************************************************************************************

Autor: . | Fuente: santiebeati.it
Urso de Ravena, Santo
Obispo, 13 de abril
Urso de Ravena, Santo
Urso de Ravena, Santo

Obispo

Martirologio Romano: En Rávena, de la Flaminia, Italia, san Urso, obispo, que trasladó la sede episcopal desde Classe a esta ciudad y dedicó la iglesia catedral en la fiesta de Pascua bajo el título de santa Anástasis1. En este mismo día, pasados algunos años, emigró a la gloria de la resurrección. ( c.425)Urso, obispo de Classe, ubicación permanente de la sede episcopal en Ravena en torno al año 402, cuando el emperador Honorio, por razones de seguridad estratégica pone en la misma ciudad la capital de Occidente. En el catálogo Episcopal de la Iglesia de Ravena el nombre de Urso precede inmediatamente al de San Pedro Crisólogo, luego, suponiendo la exactitud de la fuente episcopal, esto coloca a Urso a inicios del siglo V. En Ravena Urso construyó la “Ecclesia Catholica”, es decir la catedral, (misma que posteriormente fue llamada “Basílica Ursiana”), y la dedicó a la Resurrección de Nuestro Señor el día de Pascua. Según Agnello, Urso murió después de veintiséis años de episcopado el 13 de abril de un año a alrededor del 425. Pero en Ravena tradicionalmente se lo ha celebrado el domingo de Pascua, aniversario de la dedicación hecha por Urso el día de Pascua del templo que hoy está dedicado a su memoria. Según la tradición Urso era de origen siciliano, detalle que explicaría el culto a santos sicilianos en Ravena durante el siglo V.

Reproducido con autorización de Santiebeati.it

responsable de la traducción: Xavier Villalta

1Anástasis es un calco de la palabra griega para Resurrección de Cristo.

En un significado más restringido, se refiere al descenso de Cristo a los infiernos, o al Limbo de los Patriarcas, con el fin de permitir su entrada en el cielo. Este episodio se describe de manera más breve en el Nuevo Testamento (Mateo 27:52-53) y es mencionado en el Credo Apostólico.

En la liturgia cristiana a menudo se ha usado esta palabra, consagrándose incluso iglesias a la Anástasis, siendo la más famosa la de Constantinopla.

También a la Basílica del Santo Sepulcro de Jerusalén se la denomina de la Anástasis.

**********************************************************************************************************

Autor: . | Fuente: misa_tridentina.t35.com
Juan Lockwood y Eduardo Catherick, Beatos
Presbíteros y Mártires, 13 de abril
Juan Lockwood y Eduardo Catherick, Beatos
Juan Lockwood y Eduardo Catherick, Beatos

Presbíteros y Mártires

Martirologio Romano: En York, Inglaterra, beatos Juan Lockwood y Eduardo Catherick, presbíteros y mártires en tiempo del rey Carlos I. El primero, de ochenta y siete años, que ya había sido condenado dos veces a la pena capital por ser sacerdote, quiso preceder en el patíbulo a su compañero más joven, que estaba algo angustiado ante la muerte, para animarle a culminar el glorioso martirio. ( 1642)

Fecha de beatificación: 15 de diciembre de 1929 por el Papa Pío XI, dentro de un grupo de 107 mártires de Inglaterra y Gales.

Beato Juan Lockwood

El Beato Juan Lockwood, también conocido como San Juan Lascellas, nació alrededor de 1555 en Sowerby, Yorkshire, Inglaterra. Era el hijo mayor de Christopher Lockwood y de Clara, hija mayor de Christopher Lascelles.

Con su hermano Francisco (segundo entre los hermanos), llegó a Reims el 4 de Noviembre de 1579, y al punto fue enviado a Douai a estudiar Filosofía. Francisco fue ordenado en 1587, pero Juan ingresó en el Colegio Inglés, en Roma, el 4 de Octubre de 1595, finalmente fue ordenado sacerdote el 26 de Enero de 1597 y enviado de misión el 20 de Abril de 1598. Después de haber sido tomado prisionero en 1610 es desterrado pero regresa, y nuevamente es apresado y condenado a muerte, pero es liberado. Durante cuarenta y cuatro años ejerció su ministerio en Inglaterra, de forma clandestina. Finalmente fue capturado en Wood End, Gatenby y ejecutado, junto con Edmundo Catherick, en York el 13 de abril de 1642.

Beato Eduardo Catherick

El Beato Eduardo Catherick era nacido en Carlton, cerca de Richmond, Yorkshire, en el año 1605. Luego de estudiar en Douai y de recibir su ordenación sacerdotal, retorna a Inglaterra en 1635, pudo ejercer su ministerio durante siete años, hasta que fue arrestado, encarcelado, juzgado y condenado a muerte. Conoció a quien sería su compañero en el martirio, el P. Juan Lockwood, en el calabozo. Contra ellos no hubo otra acusación que la de ser sacerdotes católicos.

*****************************************************************************************************************

Autor: . | Fuente: Enciclopedia Católica
Milón Gerard, Beato
Presbíteros y Mártires, 13 de abril
Milón Gerard, Beato
Milón Gerard, Beato

Presbítero y Mártir

Martirologio Romano: En Rochester, en Inglaterra, beatos Francisco Dickenson y Milón Gerard, presbíteros y mártires que, tras haberse formado en el Colegio de los Ingleses de Reims, regresaron a su patria para ejercer clandestinamente el ministerio sacerdotal, a causa de lo cual, durante el reinado de Isabel 1, ambos fueron condenados a la horca y después descuartizados. (1590)

Fecha de beatificación: 15 de diciembre de 1929 por el Papa Pío XI, dentro de un grupo de 107 mártires de Inglaterra y Gales.Mártir, nació hacia el año 1550 en Wigan, y fue ejecutado en Rochester 13 (30?) de abril de 1590.

Tal vez era uno de los miembros de la familia Gerard de Ince; hacia el año 1576 fue tutor de los hijos de Edward Tyldesley, en Morleys, Lancashire. En 1579 fue a los seminarios de Douai y Reims, donde fue ordenado sacerdote el 7 de abril de 1583, y luego se quedó como profesor hasta el 31 de agosto de 1589, cuando partió para Inglaterra con cinco compañeros.

En Dunkerque los marineros se negaron a tomar más de dos pasajeros, de modo que los misioneros tuvieron que elegir, y Gerard y Francisco Dickenson, el de mayor edad (según parece) y el más joven, fueron los ganadores.

Aunque su destino era Londres, su curso fue cambiado y fueron llevados al puerto de Dover, donde el 24 de noviembre fueron interrogados y arrestados bajo sospecha. Un boletín contemporáneo dice que ellos trataron -sin suerte- de escapar y que así cayeron en manos de los perseguidores, pero esta historia no es compatible con los archivos oficiales. Estos muestran que los presos dieron en un inicio nombres falsos y respuestas ambiguas, pero pronto decidieron que lo mejor era confesar todo. Después de muchas torturas en la peor de las prisiones de Londres manejada por el infame Ricardo Topcliffe, fueron condenados como traidores y “enviados a Rochester, donde fueron ahorcados y descuartizados y dieron un espléndido testimonio de fe católica”, según el relato del Padre John Curry, SJ, quien escribió sobre lo acontecido poco después.

*********************************************************************************************

Autor: . | Fuente: EvangelioDelDia.org || santiebeati.it
Carpo, Pápilo, Agatónica, y compañeros, Santos
Mártires, 13 de abril
Carpo, Pápilo, Agatónica, y compañeros, Santos
Carpo, Pápilo, Agatónica, y compañeros, Santos

Mártires

Martirologio Romano: En Pérgamo, en la provincia romana de Asia, en la actual Turquía, santos mártires Carpo, obispo de Tiatira, Pápilo, diácono, Agatónica, hermana de Pápilo, y otros muchos que, por la dicha de expresar su confesión cristiana, fueron coronados con el martirio. ( s.II)Las Actas de los santos Carpo, Papilo y Agatónica son la relación autentica de un testigo ocular del martirio de Carpo y Papilo, que murieron en la hoguera en el anfiteatro de Pérgamo, y de Agatónica, una mujer cristiana que se arrojó a las llamas. Las actas, en su forma actual, parecen incompletas. Agatónica había sido condenada como los otros dos; pero, como esta parte falta en el texto, da la impresión de que se suicidó. Los martirios ocurrieron en tiempo de Marco Aurelio y Lucio Vero (161-169). Estas actas circulaban aún en tiempo de Eusebio (Hist. eccl. 4,15,48).


Mártirio de San Carpo, Pápilo, Agatónica y compañeros
Carpo era obispo de Gurdos, en Lidia, mientras que Pápilo era diácono en Tiatira, en la misma provincia, y Agatónica era su hermana: fueron llevados ante el gobernador romano de Pérgamo, e invitados a comer la carne ofrecida a los ídolos.

Carpo, sin embargo, replicó: “Yo soy cristiano, venero a Cristo, Hijo de Dios, que vino al mundo en los últimos tiempos para nuestra salvación […] pero a estos ídolos no ofrezco sacrificios”. Pasados sucesivos interrogatorios, fue finalmente condenado a la flagelación.

También Pápilo respondió de modo similar al gobernador: “Desde mi juventud sirvo al Señor y no he ofrecido más sacrificios a los ídolos: soy cristiano, y no podrás obtener otra cosa de mí más que esto, porque no hay otra palabra más grande y más bella que yo pueda decir”.

Después de que Pápilo fuera torturado, se los invitó nuevamente a consumir la carne usada en el sacrificio pagano, y a su negativa, condenados a morir quemados en la hoguera. Estando Carpo a punto de morir exclamó: “Bendito seas, o Señor Jesucristo, Hijo de Dios, porque te has dignado hacerme partícipe de la gloria incluso a mí, un pecador”.

Agatónica era una madre cristiana que padeció la persecución en el mismo período; a quien se le exhortó salvar su propia vida por el bien de sus hijos, ella respondió: “Mi hijo tiene un Dios que puede tener piedad de él, porque Él es quien provee a todas las creaturas”. Fue así destinada a sufrir la misma suerte que su hermano Pápilo y que el obispo Carpo, con la misma motivación.

La antigüedad del culto a los tres mártires está atestiguada en la “Historia Eclesiástica” del célebre Eusebio de Cesarea, y por el Breviario Sirio. El Martirologio Romano recogió esta memoria inscribiéndola el 13 de abril, y añadiéndole muchos presuntos compañeros de martirio.

Reproducido con autorización de Santiebeati.it

responsable de la traducción: Xavier Villalta

 

*********************************************************************************************************

Autor: . | Fuente: Religión en Libertad
Rolando Rivi, Beato
Seminarista mártir, 13 de abril
Rolando Rivi, Beato
Rolando Rivi, Beato

El niño mártir de la sotana

Rolando nació en 1931 en San Valentino, cerca de Castellarano (Reggio Emilia), como el segundo de los tres hijos de Roberto y Albertina, granjeros de profunda fe y religiosidad. Muy pronto sitió la vocación sacerdotal, e ingresó en 1942, con sólo once años, en el seminario de Marola. El 1 de octubre lo apuntó como el día más feliz: fue cuando tomó la sotana.

Solía animar a sus compañeros con estas palabras: “Un día, con la ayuda de Dios, seremos sacerdotes. Yo seré misionero. Quiero llevar a Jesús a quienes no Le conocen. Nuestro deber como sacerdotes es rezar mucho y salvar almas para llevarlas al paraíso”.

Los meses más duros

En 1944, cuando Italia cambió de bando en la Segunda Guerra Mundial y fue invadida por los alemanes, el adolescente Rivi tuvo que abandonar los estudios, porque los nazis cerraron el centro y dispersaron a los seminaristas enviándolos a sus casas.

Fuera del seminario y sin haber recibido ni las órdenes menores, Rolando no tenía obligación de llevar la sotana, pero siguió haciéndolo mientras mantenía su colaboración con la Acción Católica y daba catequesis en la iglesia. Y eso que los tiempos eran peligrosos. En su región había numerosas partidas comunistas que realizaban acciones de sabotaje contra los alemanes, pero que preparaban también el futuro del país mostrando su odio a la Iglesia, con el asesinato de varios sacerdotes.

La sotana, señal de pertenencia a Jesús

“¡Quítate la sotana! Es mejor que no la utilices”, le rogaban sus padres. Pero el niño daba muestras de determinación: “Pero ¿por qué? ¿Qué mal hago llevándolo? No tengo ninguna razón para dejar de usarlo. Estudio para ser sacerdote y debo vestir en señal de que pertenezco a Jesús”. En alguna ocasión, los partisanos de la zona le habían insultado con obscenidades al encontrarse con él en algún camino. En el pueblo le conocían como “el curita”. “No tengo miedo ni estoy asustado. No puedo esconderme. Pertenezco a Dios”, respondía a quien le aconsejaba que vistiese de seglar.

Rolando continuó sus prácticas de piedad en la parroquia de su pueblo, donde el párroco, Olinto Marzocchini, fue atacado en una ocasión por los comunistas, así como el joven sacerdote Alberto Camellini, recién llegado a San Valentino.

El chico tenía gran admiración por su párroco: “¡Qué hermoso ser como él! ¡Celebrar misa con Jesús en mis manos, llevar el alma de Jesús…!”. Con esa devoción, el 10 de abril de 1945 tocó el organo y acompañó al coro en la misa solemne, y al terminar recogió sus cosas y, ataviado con su inseparable sotana, atravesó el bosque camino a su hogar, adonde nunca llegó.

El crimen, la gloria

Sus padres y vecinos temieron lo peor. Se le buscó durante tres días, hasta que su padre y Don Alberto encontraron el cadáver, plagado de señales de tortura y martirio. Como se supo después, el joven seminarista padeció tres días continuados de tormentos y humillaciones, con insultos a Dios, Cristo y la Iglesia. Lo primero que le hicieron fue quitarle la sotana y pegarle a conciencia con un cinturón.

Al final le llevaron entre los árboles de Piane di Monchio, dejando un reguero de sangre por las heridas causadas. El niño lloró pidiendo que le perdonasen la vida, pero cuando recibió una patada como respuesta, comprendió que todo era inútil. Sólo rogó que le dejasen rezar antes de morir. Lo hizo por sus padres y por sus asesinos. Luego recibió dos tiros, uno en la cabeza y otro cerca del corazón, y le semienterraron. La sotana se la quedaron los asesinos como trofeo y la anudaron para convertirla en pelota de fútbol.

Tras un entierro sumario, después de la liberación, el 29 de mayo, recibió el homenaje de todos los parroquianos, y su tumba comenzó a ser lugar de peregrinación, con diversas curaciones atribuidas a su intercesión. En 2006 se abrió en la diócesis de Modena su causa de beatificación, y tras certificar en mayo de 2012 la correspondiente comisión de la Congregación que su muerte fue un martirio in odium fidei, este Jueves Santo el Papa Francisco lo proclamó para todo el mundo, preludio de su beatificación.

Un sueño hecho realidad de otra forma

Pocos días antes de morir, justo el Jueves Santo de 1945, Rolando había escrito este pensamiento: “Jesús, te doy gracias porque te nos has dado en la Santa Hostia y estás siempre con nosotros. Ayúdame a volver pronto al seminario para convertirme en sacerdote”. Jesús hizo algo mejor: asimilarle a su Calvario para llevarle más deprisa a la gloria.

El 28 de marzo de 2013 S.S. Francisco firmó el decreto reconociemdo el martirio de este Siervo de Dios, la fecha de la ceremonia de beatificación aún no ha sido señalada.

***************************************************************************************************************

Autor: . | Fuente: Martirologio Romano
Otros Santos y Beatos
Completando el santoral de este día, 13 de abril
Otros Santos y Beatos
Otros Santos y Beatos

San Carádoco, presbítero y eremita
En Saint-David, en el territorio de Cambria, en Gales, san Carádoco, presbítero y ermitaño, que siendo tañedor de arpa en el palacio real, al constatar que allí se quería más a los perros que a los hombres, decidió servir a Dios bajo la dirección del abad Teliavo. († 1124)

Beato Albertini, abad
En el monasterio de Fonte Avellana, en la Umbría, Italia, beato Albertini, ermitaño y prior de un grupo de eremitas, que antepuso la soledad a los honores y procuró conciliar a las ciudades que estaban enemistadas entre sí. († 1294)

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s