El final de los tiempos


Publicado en web el 15 de marzo, 2013

Licenciada Lupita:

He escuchado todo tipo de versiones acerca de lo que sucederá después de la renuncia del Papa Benedicto XVI. Dicen que el hecho de que haya dos Papas en Roma es una señal clara de que ya viene el final. Que San Malaquías profetizó lo que está pasando, y que en revelaciones privadas se han dado detalles de cómo será esto. Que se apagará el Sol, habrá tres días de oscuridad total, se verá una Cruz en el cielo…
Yo pertenezco a una Comunidad de Oración y estamos un poco asustadas. ¿Puedes decirnos algo al respecto?

Josefina V.

Estimada Pina:

dic9Fue el mismísimo Jesucristo quien nos advirtió que de “Aquel día y hora, nadie sabe; ni siquiera los Ángeles del Cielo ni el Hijo, sino sólo el Padre. Porque, como en los días de Noé, así será la Venida del Hijo del Hombre. Pues así como en aquellos días, antes del Diluvio, estaban comiendo y bebiendo, casándose y dándose en matrimonio hasta el día en que entró Noé en el Arca, y no comprendieron hasta que vino el Diluvio y se los llevó a todos, así será la Venida del Hijo del Hombre. Entonces estarán dos en el campo; uno será llevado y el otro será dejado. Dos mujeres estarán moliendo en el molino; una será llevada y la otra será dejada. Por tanto, velad, porque no sabéis en qué día vuestro Señor viene. Pero comprended esto: si el dueño de la casa hubiera sabido a qué hora de la noche iba a venir el ladrón, hubiera estado alerta y no hubiera permitido que entrara en su casa. Por eso, también vosotros estad preparados, porque a la hora que no pensáis vendrá el Hijo del Hombre” (Mt. 24, 36-44).
La enseñanza de la Iglesia ha sido siempre la misma: “Vosotros estad preparados”. Pero no se trata de vivir con miedo a fenómenos cósmicos, sino con un santo temor de ofender a Dios. Para los católicos, el final de los tiempos es una bendición, pues llegará Jesucristo Glorioso; si se apaga el Sol, será entonces que su Luz nos llenará de vida y claridad.
Las profecías y revelaciones privadas son útiles cuando confirman nuestra Fe y nos motivan a una auténtica conversión; a un cambio de vida, a la luz de los criterios de Cristo. Sin embargo, no forman parte de la enseñanza oficial del Magisterio Eclesiástico, pues nada nuevo aportan a lo ya revelado en las Sagradas Escrituras y la Tradición. Sobre las profecías de San Malaquías, además, existen dudas fundadas acerca de que el Santo sea su autor.
Sin embargo, conviene estar alertas. ¿Es que no notamos el deterioro moral de la Humanidad? ¡Nos hemos olvidado de Dios!; lo ignoramos flagrantemente; nos hemos entregado a una cultura de muerte a través del abuso del alcohol y las drogas, las infidelidades, la delincuencia organizada, la búsqueda del placer por el placer mismo (permitiendo y promoviendo aberraciones); mentiras, rupturas, engaños, deseos de poder, abandono de hijos, mentalidad anti-vida…
La segunda Venida de Cristo puede darse en cualquier momento y, por tanto, preguntémonos: ¿Estamos preparados para su llamado? ¿Hemos considerado nuestro destino eterno?
Estamos a tiempo de reconocer a Dios como Rey del Universo, de consagrar nuestras acciones a su Voluntad, de pedir la intercesión de María para que en el mundo reine la Civilización del Amor.
No sé qué tan inminente sea el final de los tiempos, porque hay señales y siempre las ha habido. Están ahí para que, sin miedos pero con Fe, retomemos la Moral cristiana.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s