Santoral del 22 de Enero


Autor: P. Ángel Amo. | Fuente: Catholic.net
Vicente, Santo
Diácono y Mártir, 22 de enero
Vicente, Santo
Vicente, Santo

Diácono y Mártir

Martirologio Romano: San Vicente, diácono de Zaragoza y mártir, que durante la persecución bajo el emperador Diocleciano hubo de sufrir cárcel, hambre, potro, láminas candentes, hasta que, en Valencia, en la Hispania Cartaginense (hoy España), voló al cielo a recoger el premio del martirio (304).

Etimología: Vicente = Aquel que es un vencedor, es de origen latino.El Diácono San Vicente es el mártir más famoso de España. Un siglo después de su martirio, que tuvo lugar probablemente en el año 304, San Agustín le dedicaba todos los años, en este día, una homilía.

Los Hechos de su martirio, apócrifos como muchas Pasiones de otros mártires, se inspiran en documentos y tradiciones basados en realidades históricas. Las noticias históricas, reducidas a lo esencial, dicen que Vicente, natural de Huesca, durante la persecución de Diocleciano fue llevado encadenado de Zaragoza a Valencia para ser procesado ante el gobernador Daciano, junto con su obispo, y que sufrió el martirio en Valencia.

A estas pocas noticias históricas se añaden las narraciones de los Hechos. EL obispo de Zaragoza era un poco tartamudo y, por tanto, le iba mal en la oratoria. Pero tuvo la fortuna de encontrar al joven Vicente, bien preparado culturalmente y hábil en el manejo de la palabra. Fue ordenado Diácono y se le confió el cargo de coadjutor del obispo para la predicación del Evangelio.

En el imperio romano campeaba una cruel persecución, y Daciano, gobernador de Valencia, hizo pronto encadenar a los hombres más importantes de la Iglesia española. Al Diácono Vicente le fueron puestos grilletes y así lo condujeron a pie de Zaragoza a Valencia, junto con su obispo; pero aún en esas circunstancias aprovechó la ocasión para predicar el Evangelio, y en nombre del obispo tomó la palabra para confutar las acusaciones del gobernador y para exponerle el mensaje evangélico sin las distorsiones de la propaganda anticristiana.

Daciano no se convenció, pero comprendió que el adversario que había que destruir era precisamente Vicente. Pero primero ordenó que lo torturaran. Después lo metieron en una celda oscura, en donde el pavimento estaba totalmente lleno de cascajos cortantes para prolongar los suplicios. Pero Vicente, con voz todavía fuerte, entonó himnos de agradecimiento a Dios. Entonces, el gobernador, para quitarle este motivo de gloria, ordenó que lo colocaran en una cama muy cómoda, pero en ese momento murió el Diácono.

Llevaron el cuerpo al campo para que lo devoraran las fieras, pero apareció un cuervo que defendió el cadáver de la voracidad de los otros animales. Entonces Daciano ordenó que lo metieran en un costal junto con una gran piedra y lo echaran al río; pero el cuerpo no se hundió y las aguas lo fueron llevando hasta dejarlo en una orilla. Los cristianos lo recogieron y erigieron una iglesia para su tumba.

******************************************************************************************************************

Autor: Claudio Leonardi,Andrea Riccardi,Gabriella Zarri | Fuente: Diccionario de los Santos
Gaudencio de Novara, Santo
Obispo, 22 de enero
Gaudencio de Novara, Santo
Gaudencio de Novara, Santo

Obispo

Martirologio Romano: En la ciudad de Novara, en la Liguria (hoy Italia), san Gaudencio, a quien se considera el primer obispo de esta sede (c. 418).La ininterrumpida tradición de la Iglesia de Novara –basada sobre todo en el testimonio de las dos listas episcopales más antiguas, los dípticos, redactados en el siglo XI–, recuerda al confesor Gaudencio como el primer obispo de la diócesis, cuya institución se remonta a finales del siglo IV. Sin embargo, la primera noticia históricamente documentada sobre el protoobispo y su culto es de la época longobarda (729), aunque hasta el 841 no se tiene el testimonio de una iglesia dedicada a él, en la que se custodiaban sus reliquias.

La Vita medieval de Gaudencio –compuesta probablemente entre finales del siglo XI e inicios del XII, en el clima de la reforma de la Iglesia y teniendo en cuenta que en tierra lombarda no se habían apagado del todo los ecos de la predicación patarina1– presenta al primer obispo de Novara como originario de Ivrea. El hagiógrafo, que dice que escribe «apoyándose en los méritos del papa León» (León IX, uno de los promotores de la reforma), narra que en Novara el joven fue discípulo del sacerdote Lorenzo. Cayendo víctima este último de la reacción pagana, Gaudencio se trasladó a Milán, donde fue notario de san Martín de Tours. Inmediatamente, durante la persecución ariana, acompañó al obispo Eusebio de Vercelli en su exilio palestino de Escitópolis.

De regreso a Novara, Gaudencio comenzó una vida en común con algunos discípulos. Poco tiempo después, el obispo Ambrosio, mientras volvía a Milán desde Vercelli, no tuvo más remedio que detenerse en Novarra –ya que llegado aquí, su caballo se negó a continuar el camino- para encontrar a Gaudencio, quien le predijo el episcopado: Gaudencio respondió que no sería Ambrosio quien lo consagraría. Poco tiempo después, los novares pidieron al emperador –sin que existiese simonía- que nombrase obispo a Gaudencio, quien fue consagrado por Simpliciano, sucesor de Ambrosio.

Gaudencio gobernó la diócesis durante veinte años (según la tradición de 498 al 518), predicando, realizando conversiones y milagros, construyendo iglesias y monasterios, y convirtiéndose en padre de muchas comunidades. Presintiendo cercana la muerte, reunió al pueblo y al clero cristiano y, esta vez sin ninguna intervención imperial, nombró personalmente a su sucesor, Arabio, «para que no hubiese discordias en la elección del pastor». Tras su muere, el 22 de enero, su cuerpo permaneció incorrupto milagrosamente por seis meses, a la espera de que acabasen los trabajos de la basílica que él inició en las afueras de la ciudad, en la que fue sepultado el 3 de agosto. Junto a su tumba se dieron curaciones, en particular la de una mujer romana poseída por el demonio.

El culto a Gaudencio está ininterrumpidamente testimoniado a partir de la época carolingia. La iconografía representa a Gaudencio con los tradicionales ornamentos pontificales.

Fuente: Diccionario de los Santos, Volumen I
Escrito por Claudio Leonardi,Andrea Riccardi,Gabriella Zarri
Editorial San Pablo, 2000
ISBN 8428522588, 978842852258

1 Herejía Patarina: movimiento reformista surgido en el norte de Italia (Lombardía) en el curso del siglo XI, que tuvo por finalidad lograr una renovación de las costumbres del clero, basándose para ello en la promoción de la vida ascética. Sus propuestas fueron acogidas favorablemente con la llegada al pontificado del ex – patarino, Anselmo de Baggio, como Alejandro II (1061-1073) y principalmente durante el papado de Gregorio VII (1073-1085) quien recogió muchas de sus propuestas reformistas. Sin embargo, la comunidad patarina no tardó en radicalizar sus posturas al rechazar la validez de los sacramentos impartidos por clérigos considerados indignos como en adoptar las ideas milenaristas y dualistas vigentes por entonces. Ello motivó que el papa Gregorio VII endureciera su postura con los patarinos para luego condenarlos. Si bien la comunidad patarina desapareció a mediados del s. XII, sus ideales fueron recogidos por muchos otros en los siglos venideros.

*********************************************************************************************************************

Autor: . | Fuente: ACI Prensa
Laura Vicuña, Beata
Virgen Adolecente, 22 de enero
Laura Vicuña, Beata
Laura Vicuña, Beata

Virgen Chilena

Martirologio Romano: En Junín de los Andes, en Argentina, beata Laura Vicuña, virgen, que nació en la ciudad de Santiago de Chile, fue alumna del Instituto de María Auxiliadora y, para obtener la conversión de su madre, a los trece años ofreció a Dios su vida (1904).

Etimología: Laura = Aquella que triunfa, es de origen latino.

Fecha de beatificación 3 de septiembre de 1988 por el Papa Juan Pablo II.Nació el 5 de abril de 1891 en Santiago de Chile. Es la primogénita del matrimonio de José Vicuña y Mercedes del Pino. Poco después de nacer la segunda hija: Julia, muere su padre quedando la familia en la indigencia. Mercedes emigra con otros chilenos a la Argentina buscando un bienestar Así llega a Neuquén en 1899, finalmente llega a la estancia del Quilquihué de Junín de los Andes a trabajar como dependiente y donde comienza a convivir con Manuel Mora (el dueño de la misma). Laura y Julia ingresan al colegio María Auxiliadora de Junín de los Andes. Desde su llegada Laura es muy sensible a la fe cristiana. A los 10 años recibe la primera Comunión.

En sus segundas vacaciones al volver a la estancia, ya adolescente, Manuel Mora trata de abordarla y es rechazado. Durante una fiesta la invita a bailar y al ser nuevamente rechazado la arrastra fuera de la casa y debe dormir a la intemperie. Mora decide no pagar más la cuota de la escuela, para acorralarla, pero las hermanas la reciben gratuitamente Laura decide ofrecer su vida por la conversión de su madre.

Al poco tiempo sobreviene una inundación en el colegio en un crudo invierno, Laura se enferma . La madre se la lleva a su casa pero no se recupera. Entonces decide regresar a Junín, Mora furioso por haber perdido a Mercedes y ser rechazado por Laura le propina una feroz paliza a la joven. Viendo próxima su muerte Laura le dice a su madre de su ofrecimiento: “mamá, la muerte está cerca, yo misma se la he pedido a Jesús. Le he ofrecido mi vida por ti, para que regreses a El ” y le pide que abandone a Mora y se convierta. Ella le promete cumplir su deseo. Muere un 22 de enero de 1904, sin cumplir los 13 años. Sus restos desde 1956 están en el Colegio María Auxiliadora de Bahía Blanca (Argentina).

EL MILAGRO

Estudiado y aprobado por la Iglesia Para la Beatificación de “LAURA VICUÑA PINO”
Les presentamos un extracto del relato efectuado por Sor OFELIA LOBOS ARELLANO, persona que recibió el don de la vida y la salud, religiosa que pertenece al Instituto Hijas de María Auxiliadora, (Santiago de Chile).
Testimonio extraído de: http://www.lauravicuna.cl

Los primeros síntomas de lo que sería más tarde una enfermedad incurable, los experimenté en el año 1947. Con frecuencia tenía fiebre, me sentía decaída y con dificultades para respirar. Esta sintomatología se presentó en forma oscilante, respondiendo parcialmente con antibióticos.

Progresivamente el cuadro se hizo intenso y duradero con mayor rebeldía a los medicamentos hasta llegar a 1955 año en que, por ser portadora de supuración pulmonar y broncoestasias bilaterales con gran compromiso del estado general, fui sometida a dos intervenciones quirúrgicas.

En Junio de ese mismo año se realizó el primer tiempo operatorio que consistió en la extirpación de la língula y los segmentos anteriores y lateral del lóbulo medio del pulmón derecho. Recuerdo que tuve muchas complicaciones. Mí situación era peor que antes de la operación. A lo largo de trés años fui empeorando. Los episodios febriles se sucedieron más intensos y prolongados con aumento de la dificultad respiratoria. Todos los tratamientos fueron ineficaces. A fines de 1957 fue indispensable el uso de oxígeno.

El médico que me atendió a principios de 1958 pronosticó mi muerte para el invierno de ese mismo año, la que sería causada por insuficiencia pulmonar y mal estado general. En el mes de Mayo, me encontré en situación límite (Craquexia-amiloidosis por supuración crónica). Yo misma no me explicaba porqué no moría.

Encontrándome en estas condiciones, fui invitada a pedir mi curación por intercesión de Laurita. Lo medité un par de horas tratando de descubrir la voluntad de Dios. De pronto se hizo una luz muy grande de mí y comprendí que por intercesión de ella, Dios haría lo que yo eligiera. Sentí que era muy fácil morir, pero también que no podía ser tan egoísta como para negarme a vivir, dedicándome a servir a la juventud de acuerdo al carisma Salesiano que tanto entusiasmó a Laura y que por las circunstancias de la vida no pudo realizar. Entonces, pedí la vida y la salud necesaria para poder trabajar. En ese mismo momento sentí que mis pulmones se dilataban rápidamente, desapareciendo la fiebre y todo otro malestar. Me retiré el oxígeno. Era cerca de la medianoche por lo que me dispuse a descansar. Al día siguiente desperté temprano y al bajarme de la cama no sentía ni mareo ni debilidad en las piernas, absolutamente nada. Sentí que nunca hubiera estado enferma.

Han pasado 42 años a la fecha, durante este tiempo he gozado de la salud necesaria para desempeñar mi trabajo en medio de niños y jóvenes.

Doy Gracias a Dios, a mi protectora LAURA VICUÑA, a mis Superioras y Hermanas, a mi familia, a los médicos y enfermeras y a todas las personas que me han brindado su apoyo a lo largo de mi vida.

! Sor Ofelia Lobos trabaja actualmente en el Liceo María Auxiliadora de los Andes, existen radiografías anteriores a la intercesión donde se observa medio pulmón y radiografías posteriores con los dos pulmones en pleno funcionamiento¡

*********************************************************************************************************************

Autor: . | Fuente: AcademiaHumanidades.cl
Antonio della Chiesa, Beato
Presbítero, 22 de enero
Antonio della Chiesa, Beato
Antonio della Chiesa, Beato

Presbítero

Martirologio Romano: En Como, ciudad de Lombardía (hoy Italia), beato Antonio della Chiesa, presbítero de la Orden de Predicadores, que restableció la vida cenobita en algunos conventos de la Orden, acompañando con indulgencia la debilidad humana y corrigiéndola con firmeza (1459).

Fecha de beatificación: El culto fue confirmado el 15 de mayo de 1819 por el Papa Pío VII.Nació de la noble familia Della Chiesa en San Germano (Piamonte, Italia) en 1394. Tenía ya una sólida preparación intelectual y moral cuando a los veintiún años viste el hábito de dominicano en el convento de Vercelli.

Su formación filosófica y teológica la realizó en Venecia, y allí entró de lleno en el movimiento de la reforma. Fue prior en los conventos de Savona, Bolonia (1439), San Marcos de Florencia y Génova.

Su trabajo se desenvolvió dentro de la Orden y fue varias veces vicario general de los conventos reformados ayudando al Maestro de la Orden Bartolomé Texier.

Dejó un recuerdo hermoso de prior afable que corregía la debilidad humana con indulgencia y con firmeza. El papa Eugenio IV le encomendó llevar a la verdad a los católicos que se habían unido al antipapa Félix V.

Consumido por la penitencia y los trabajos murió en Como el 22 de enero de 1459 y sus reliquias fueron llevadas en 1810 a la iglesia parroquial de San Germano, su lugar natal.

***********************************************************************************************************************

Autor: . | Fuente: LaVerdadCatolica.org || OracionDelHuerto.es/
Francisco Gil de Federic y Mateo Alonso de Leciniana, Santos
Sacerdotes y Mártires, 22 de enero
Francisco Gil de Federic y Mateo Alonso de Leciniana, Santos
Francisco Gil de Federic y Mateo Alonso de Leciniana, Santos

Sacerdotes y Mártires

Martirologio Romano: En Tonkín (hoy Vietnam del Norte), santos Francisco Gil de Federic y Mateo Alonso de Leciniana, presbíteros de la Orden de Predicadores y mártires, que después de una infatigable predicación del Evangelio fueron encarcelados durante el reinado de Trinh Doanh y, heridos con espada, obtuvieron una muerte gloriosa por Cristo (1745).

Fecha de canonización: Los dos fueron incluidos en la lista de los santos el 19 de junio de 1988 por el Papa Juan Pablo II.

SAN FRANCISCO GIL DE FREDERIC DE SANS

Oriundo de Tarragona, España; sus padres le dieron esmerada formación en la fe. En su adolescencia definió su vocación al sacerdocio al cursar estudios en Barcelona y Orihuela; recibió la ordenación sacerdotal en Urgel. Fue docente de novicios en Barcelona. Solicitó evangelizar en tierras de Oriente y, aprobada su solicitud, embarcó a Filipinas.

Después se le envió a la isla filipina de Luzón, donde predicó en las poblaciones de Bataán y Pangasinán; para un mejor desempeño de su misión aprendió las lenguas nativas. Fue designado secretario del padre provincial en Manila. Tiempo después lo autorizaron para misionar en Tonkin (actual territorio de Vietnam).

Aún con las persecuciones, evangelizó, administró los sacramentos y atendió, física y espiritualmente, a los enfermos, siempre preparándose con penitencia, oración y estudio. Realizó ardua misión pastoral hasta ser aprehendido y conducido a un barco con otros prisioneros cristianos, al verlos expresó: “Ya me hicieron prisionero, ¿por qué llevan presos a éstos? Suéltenlos”, entonces los guardias, admirados, de súbito liberaron a los otros cautivos.

Francisco permaneció en cautiverio ocho años, padeció maltrato, humillaciones y enfermedades; pese a todo desarrolló vasta actividad apostólica, convirtiendo su cárcel en una misión. La feligresía cristiana pretendió pagar por su rescate, pero él se opuso diciendo: “… Jamás consentiré que se gaste una sola moneda para librarme de morir por Dios Nuestro Señor”.

Los paganos, con torturas y amenazas, intentaron hacerlo apostatar sin lograrlo, y fue condenado a morir decapitado. Algunos discípulos conservan como reliquia pañuelos con los que enjugaron la sangre del mártir, al que dieron cristiana sepultura.

SAN MATEO ALONSO DE LECINIANA

Nació en Nava del Rey (Valladolid, España). Su vida se conoce a partir de su juventud, cuando sintió el llamado a la vida religiosa e ingresó al convento dominico de la Santa Cruz de Segovia, hasta recibir la ordenación sacerdotal.

Enviado a ejercer su ministerio en el Colegio de Santo Tomás, en Manila (Filipinas), zarpó a las misiones de Tonkín (Vietnam), donde llegó, después de azaroso viaje (1732). Aprendió la lengua vietnamita en Trung-Iing; ahí desempeñó intensa labor evangelizadora durante diez años, librando -con ayuda de la feligresía- su captura. Estimado por su entrega y amor a los nativos.

Fue delatado y aprehendido al celebrar la santa misa. Ahí mismo fue torturado y herido de una lanzada en su costado; aun así lo embarcaron hacia Nam-dinh, con varios catequistas. Pese a pagar rescate no lo liberaron, enviándolo a Hanoi. Encadenado permaneció cuarenta días en prisión, evangelizando prisioneros paganos y exhortando a los cristianos a avivar su fe.

Al ser sometido a juicio se le quiso obligar a pisar la cruz. “He venido para enseñar a los hombres a amar y adorar a Dios representado en la cruz, ¿cómo, pues, voy a cometer el crimen de pisarla?”. Condenado a muerte en Hanoi, exhaló su último suspiro amarrado a una estaca.

************************************************************************************************

Autor: Jesus Marti Ballester | Fuente: http://www.caminando-con-jesus.org
Valero (Valerio), Santo
Obispo de Zaragoza, 22 de enero
Valero (Valerio), Santo
Valero (Valerio), Santo

Obispo de Zaragoza

Martirologio Romano: Conmemoración de san Valerio o Valero, obispo de Zaragoza, en la Hispania Tarraconense (hoy España), que tomó parte en el primer Concilio de Illiberis y, conducido a Valencia junto con san Vicente, murió en el destierro (305/315).Los nombres de Valeriano, Valerio y Valero proceden de la noble estirpe romana de los Valerios, y derivan del verbo valere, de donde procede también el nombre de Valentín. En todos ellos subyace la idea de valiente, fuerte, eficaz, vigoroso.

OBISPO DE ZARAGOZA

San Valero, fue elegido obispo de Zaragoza, en el año 290, y dedicó su vida a predicar la fe cristiana y evangelizar a sus fieles. Había nacido en Zaragoza y murió desterrado en Anet (Eure y Loira), el año 315. Su biógrafo, el poeta cristiano-romano Prudencio, nos cuenta que pertenecía a la familia consular de los Valerios.

LA FORTALEZA CRISTIANA

Alcanzó una larga longevidad. Hubo de resistir durante su episcopado, la persecución de Diocleciano y Maximiano. Pero digno heredero de la tradición de fortaleza de los cristianos, sabiendo, como los mártires que le habían precedido, que estaba arriesgando su vida, no dejó nunca de predicar y de reconfortar a los perseguidos. Es el santo patrón de la ciudad de Zaragoza.

PERSEGUIDO POR DACIANO

Llegó a oídos de Daciano, gobernador de Hispania, que el obispo Valero y su diácono Vicente predicaban abiertamente la fe cristiana. Mandó detenerlos y conducirlos cargados de cadenas a Valencia, donde él residía. No se arredró Valero ante Daciano; pero éste, que entendía que hacer mártires cristianos fortalecía la fe que pretendía desarraigar, en vez de debilitarla; y no deseando ensañarse con un pobre anciano, lo condenó al destierro, reteniendo preso en Valencia a su discípulo y diácono Vicente, a que cruelmente martirizó.

DATOS ESCASOS DE SU VIDA

De su vida se nos han transmitido pocos datos, lo que no es extraño, teniendo en cuenta que estamos en los inicios del siglo IV. Los últimos años de su episcopado no podía cumplir con el cargo de la predicación, por un problema en la lengua, por lo que fue llamado “el tartamudo”. Pero encontró un magnífico ayudante en el diácono Vicente, San Vicente Mártir, que fue traído por sus padres desde Huesca, para que lo educara. Como hemos dicho anteriormente en esta época, a principios del siglo IV, todo lo cristiano resultaba una clara amenaza para el imperio romano y Diocleciano y Maximino desencadenaron una cruel persecución contra la Iglesia, principalmente contra obispos, presbíteros y diáconos. Valero y Vicente fueron llevados prisioneros a Valencia para ser juzgados por un tribunal. Vicente halló el martirio y Valero fue desterrado a Enate, pueblo cercano a Barbastro. Como San Valero por su problema de locución, no se pronunció ante el tribunal valenciano, tomó Vicente la palabra y dirigió su atención principal hacia él, y pagó con la vida su discurso, siendo San Valero desterrado.

CONCILIO DE ELVIRA

Sabemos que estuvo presente en el primer Concilio español del que existe noticia: el de Elvira, en Granada. Prudencio, en su Peristéphanon nos dice que Vicente, natural de Huesca y martirizado en Valencia era su diácono. Juntos fueron apresados en Zaragoza y le acompañó en su cautiverio hasta la ciudad del Turia durante la persecución de Diocleciano, y en donde salvó la vida, tal vez en vista de su ancianidad. Hubo más de un obispo cesaraugustano con el nombre de Valero, en la Edad Antigua. Y no hay duda -por las Actas del Concilio de Elvira- acerca de que era un Valero quien gobernaba la diócesis Zesarausgustana a comienzos del siglo IV.

RETIRADO A LA ORACION Y PENITENCIA

Valero se retiró al pueblo de Anet, donde se entregó unos doce años a la oración y penitencia en el templo que había hecho edificar en honor de su diácono el mártir Vicente, una vez conocido su martirio, hasta su fallecimiento en el año 315. Murió lleno de años y méritos. Su cuerpo fue sepultado cerca de Anet, en el castillo de Strada, de donde fue trasladado a Rota en 1065 y de allí a Zaragoza en 1170 por orden del rey Alfonso II de Aragón.

SUS RELIQUIAS

Después de la invasión musulmana, cuando acababa de nacer el Reino de Aragón, llegaron noticias de que se habían descubierto sus restos en el Pirineo. Se supuso que el obispo había sido exilado a aquellas tierras poco hospitalarias. En 1050, lo que se creyó que era su cuerpo venerable fue llevado a la sede episcopal de Roda de Isábena, entonces cabeza eclesial de Aragón. Sus reliquias, entonces muy veneradas y solicitadas, sufrieron varios traslados, sobre todo durante la ocupación de España por los árabes. Estuvieron primero en el castillo de Estrada y posteriormente fueron trasladados a Roda de Isábena, entonces cabeza eclesial de Aragón.

LA ENTRADA DE ALFONSO I

Cuando las tropas de Alfonso I y de Gastón de Bearn entraron en Zaragoza en 1118, la restauración de la diócesis cristiana exigía la presencia física de las reliquias de San Valero. El capítulo de Roda fue generoso y envió, en sucesivos momentos, primero un brazo y, más tarde, en 1170, ya bajo el cetro de Alfonso II, el cráneo del obispo confesor. Cuando Don Pedro de Luna fue elegido papa, regaló a la Seo, en 1397, el relicario para guardar el cráneo del obispo patrono y protector de Zaragoza. Hecho por orfebres y esmaltadores del taller de Aviñón, en plata sobredorada y con pedrerías, es una de las mejores piezas góticas que guarda Aragón

SU RETRATO EN EL MUSEO

Un retrato de San Valero, que reproduce los rasgos de Benedicto XIII, se guarda en el Museo Capitular de Zaragoza. Su festividad se celebra el día 29 de enero en la ciudad de Zaragoza, siendo este día el postre popular de todos los zaragozanos el típico “Roscón de San Valero”. Ya es tradición que en la plaza del Pilar se reparta cada año un gran roscón bendecido y repartido entre 10.000 personas y que se coloca a las 10 de la mañana en la Plaza del Pilar.

Comentarios al autor: jmarti@ciberia.es

***************************************************************************************************************

Autor: . | Fuente: Vatican.va
Ladislao Batthyány-Strattmann, Beato
Médico Laico, 22 de enero
Ladislao Batthyány-Strattmann, Beato
Ladislao Batthyány-Strattmann, Beato

Médico Laico

Martirologio Romano: En Viena, capital de Austria, beato Ladislao Batthyány-Strattmann, que, siendo padre de familia, dio testimonio del Evangelio con la santidad de su vida y de sus obras, tanto en el ambiente familiar como en la sociedad civil. Honró como cristiano el nombre y la dignidad de médico, entregado con toda caridad a cuidar a los enfermos, para los cuales fundó un hospital en el que solamente acogía a los pobres y miserables, dejando de lado todo género de vanidad (1931).

Fecha de beatificación: 23 de marzo de 2003 por el Papa Juan Pablo II.Nació el 28 de octubre de 1870 en Dunakiliti (Hungría), sexto hijo de una familia de la antigua nobleza húngara. En 1876 la familia se trasladó a Kittsee Köpcseny, actualmente en Austria, a causa del permanente peligro de desbordamientos del Danubio.

Cuando tenía doce años perdió a su madre, que murió a la edad de treinta y nueve años. Ese hecho dejó una profunda huella en su espíritu. A menudo decía: “Seré médico y curaré gratuitamente a los enfermos pobres”.

Después de los estudios de secundaria, tardó varios años antes de elegir profesión. Su padre quería que se dedicara a administrar el patrimonio familiar; por eso, se inscribió en la facultad de Agraria, en la universidad de Viena. Estudió también química, física, filosofía, literatura y música.

En 1896 comenzó los estudios de medicina en la universidad de Viena y en 1900 obtuvo el doctorado.

Se casó el 10 de noviembre de 1898 con la condesa María Teresa Coreth, una mujer de profunda religiosidad. El matrimonio fue muy feliz. Dios los bendijo con trece hijos.
En 1902 Ladislao fundó un hospital privado en Kittsee, con veinticinco camas, donde trabajó como médico. Al inicio era médico general; luego se especializó como cirujano y, más tarde, sobre todo como oculista. Durante la primera guerra mundial, el hospital fue ampliado a 120 camas para la curación de los soldados heridos.

Después de la muerte de su tío Odón Batthyány-Strattmann, en 1915, Ladislao heredó el castillo de Körmend (Hungría), y también el título de “príncipe”, así como el apellido Strattman. En 1920 la familia se trasladó de Kittsee a Körmend y en una parte del castillo montó un hospital, sobre todo para su actividad de oculista. En este campo, Ladislao llegó a ser un gran especialista, famoso tanto en su patria como en el extranjero.

Muchos pobres de Körmend, pero también de otras regiones, le pedían su ayuda y su consejo. Él los curaba gratuitamente. Como “precio” por la terapia y los cuidados, les pedía que rezaran un padrenuestro por él. También su farmacia les proporcionaba gratuitamente las medicinas. A menudo, incluso, les daba dinero para sus necesidades.

Ladislao no sólo se preocupaba de la salud física, sino sobre todo del bien espiritual de sus pacientes. Antes de las operaciones invocaba, juntamente con los enfermos, la bendición de Dios. Estaba convencido de que como médico sólo dirigía la operación, pues la curación era un don del Señor. Se sentía instrumento en las manos de Dios. Cuando los enfermos salían del hospital, les daba imagencitas y un librito titulado “Abre los ojos y ve”, para ayudarles en su vida religiosa.
Muchos de sus pacientes, y de sus familiares, lo consideraban ya un santo.

Ladislao y su mujer se esforzaron siempre por educar cristianamente a sus hijos. Todos los días la familia participaba en la santa misa, después de la cual Ladislao les impartía una breve instrucción cristiana, y les daba una tarea concreta que debían realizar como una obra buena. Por la tarde, se rezaba el rosario en familia y luego conversaban sobre las actividades del día y la tarea asignada.

Su fe se mostró firme cuando se vio afectado por una enfermedad grave. A su hija Lilli le escribió desde el hospital Löw, en Viena: “No sé por cuánto tiempo Dios me dará este sufrimiento. Antes me daba una gran alegría en la vida; por eso, ahora, a los sesenta años, debo aceptar también los tiempos difíciles con gratitud”. A su hermana le decía: “Soy feliz. Sufro muchísimo, pero amo mis dolores y me consuela el hecho de que los soporto por Cristo”.

Murió el 22 de enero de 1931, en Viena, después de catorce meses de graves sufrimientos, con fama de santidad.

Reproducido con autorización de Vatican.va

*************************************************************************************************************

Autor: . | Fuente: ACI Prensa
Guillermo José Chaminade, Beato
Presbítero y Fundador, 22 de enero
Guillermo José Chaminade, Beato
Guillermo José Chaminade, Beato

Presbítero y Fundador
del Instituto de las Hijas de María Inmaculada y la Sociedad de María

Martirologio Romano: En la ciudad de Burdeos, en Francia, beato Guillermo José Chaminade, presbítero, que trabajó audazmente con gran celo pastoral durante los tiempos de persecución y deseoso de atraer a los laicos a la devoción a la Santísima Virgen María, y para favorecer las Misiones, fundó el Instituto de las Hijas de María Inmaculada y la Sociedad de María (1850).

Etimología: Guillermo = Aquel que es un protector decidido, es de origen germánico.

Fecha de beatificación: 3 de septiembre de 2000 por el Papa Juan Pablo II.Nació en Périgueux (Francia) en 1761: era el décimo cuarto hijo de una familia profundamente cristiana, que tuvo la alegría de ver cuatro hijos sacerdotes. En 1771 ingreso al Seminario Menor de Moussidan, donde, cuatro años más tarde, hace votos privados de pobreza, castidad y obediencia. Recibió la Ordenación sacerdotal en 1785.

En 1790, después del inicio de la Revolución Francesa, se transfirió para Bordéus y allí pasó la mayor parte de su vida. En 1791 se negó a jurar la Constitución Civil del Clero y ejerció el ministerio sacerdotal clandestinamente, poniendo su vida en continuo peligro. En este período conoce a la Venerable María Teresa Charlotte de Lamourous (1754-1836), que se tornó una de sus más estrechas colaboradoras y que él ayudó a fundar la Obra de Misericordia de Bordéus para la protección de las jóvenes. En 1795 se dedico a acoger en la diócesis a sacerdotes que, habiendo hecho el juramento constitucional, deseaban reconciliarse con la Iglesia. Atendió en este ministerio cerca de cincuenta sacerdotes.

En 1797 se vio obligado a huir para Zaragoza (España), donde permaneció durante tres años. Allí, junto a la Virgen del Pilar, forjó sus convicciones mariano-apostólicas y recibió la inspiración de fundar una familia de laicos y religiosos a la Virgen María.

En Noviembre de 1800 regreso a Bordéus e intento reorganizar sobre bases nuevas la Congregación Mariana, para ser una institución laical que después, en 1810, se tornó el Primer Instituto Secular del Mundo. Se esforzó por dar a sus miembros una sólida formación religiosa y orientarlos para objetivos apostólicos bien precisos, exhortándolos a ofrecer a la sociedad indiferente y descristianizada el ejemplo de un pueblo de santos, como hicieran los cristianos de la Iglesia primitiva. Esta Congregación fue la base de su incansable actividad evangelizadora, orientada para la cristianización de Francia. Chaminade fue considerado un precursor de la participación activa de los laicos en la vida de la Iglesia. En estos años cuidó también de la reorganización de la diócesis de Bazas, de la cual fue nombrado Administrador Apostólico.

En 1801 la Santa Sede lo nombró misionero apostólico, lo que le constituyo la confirmación oficial de sus instituciones sobre la Iglesia de ese nuevo tiempo. El Padre Chaminade concibió su ministerio y la Congregación Mariana, como una misión permanente y estable, orientada para la formación en la fe, con nuevos métodos y trabajando en íntima alianza con María.

En 1816, juntamente con la venerable Adèle de Batz de Trenquelléon (1789-1828), fundo en Agen el Instituto de las Hijas de María Inmaculada y, en el año siguiente, en Bordéus, la Compañía de María. Sus primeros miembros, que con el tiempo se llamarían marianistas, eran congregados marianos, mujeres y hombres, que querían responder al Señor con una entrega más radical, como prolongando su compromiso bautismal y su consagración a la Virgen María.

Los dos Institutos se desenvolvieron rápidamente en Francia y, en 1839, recibieron el “decretum laudis” del Papa Gregorio XVI. Dado que la educación era una necesidad prioritaria en esta época, las dos ramas de Marianistas se dedicaron a las escuelas primarias, secundarias y de artes y oficios, uniendo la educación moral a la formación en la fe. Nacerán así mismo algunas escuelas, más la Revolución de 1830 hizo que no prosperasen.

Entre tanto, el Padre Chaminade se dedico especialmente a redirigir las Constituciones y escribir importantes circulares sobre la Congregación – Alianza con María y la vida religiosa marianista. Las comunidades y las obras continuaban creciendo en Francia, después en Suiza (1839) y en los Estados Unidos de América (1849). A partir de 1836 las hijas de María inmaculada, pusieron en práctica el deseo de su fundadora, fallecida en 1828, crearon escuelas rurales en el Sur este de Francia, aseguraron así mismo la instrucción y educación cristiana de las jóvenes y la promoción de la mujer.

Los últimos diez años de su vida constituyeron para él un período de dura prueba: dificultades en la salud, problemas financieros, defección de algunos discípulos, incomprensión y desconfianzas, obstáculos en el ejercicio de su misión de fundador. Más todo fue enfrentado con gran confianza en María, fiel a su conciencia y a la Iglesia, repleto de fe y de caridad. Murió en paz, rodeado de muchos de sus hijos, junto a la capilla de la Magdalena en Bordéus, el día 22 de Enero de 1850.

************************************************************************************************************

Autor: . | Fuente: palotinos.net
Vicente Pallotti, Santo
Presbítero y Fundador, 22 de enero
Vicente Pallotti, Santo
Vicente Pallotti, Santo

Presbítero y Fundador

Martirologio Romano: En Roma, san Vicente Pallotti, presbítero, fundador de la Sociedad del Apostolado Católico, que con sus escritos y actividades fomentó la vocación de todos los bautizados en Cristo para trabajar a favor de la Iglesia (1850).

Fecha de canonización: 20 de enero de 1963 por el Papa Pío XII.San Vicente Pallotti nació en Roma, el 21 de abril de 1795, en la “Vía del Pellegrino, 130”, sus padres se llamaban Pedro Pablo Pallotti y María Magdalena, su padre nacido en “San Giorgio di Coscio” y su madre de “Roma”, él no pertenecía a una familia noble pero si de clase acomodada, para lo que es hoy clase media alta, sus padres tuvieron 10 hijos, el cual Vicente era el tercero, entre todos fue el que más se distinguió, el cual varios murieron y de los otros poco o nada se sabe, sus padres fueron unos grandes educadores en la fe cristiana, don Pedro Pablo acostumbraba ir diariamente a misa y llevar a sus hijos, María Magdalena le gustaba mucho fomentar la oración, la pureza y sencillez. Pedro Pablo era un sencillo y humilde comerciante y María Magdalena era ama de casa, el cual tuvo más tiempo en la formación de sus hijos. Esta fe, infundida por sus padres le ayudó mucho a Vicente, el cual había nacido en el tiempo de la revolución Francesa, por tanto él pretendía acabar con la iglesia y colocar a todos contra ella, el cual tomo una confianza en sus padres y en Dios, lo cual ayudaría más adelante en la misión que Dios tenia para él.

San Vicente cuando era niño, era considerado ejemplar, callado, calmado, no tenia dudas hábiles físicamente hablando, enfermizo, propenso en las reflexiones, el cual lo que inclinaba a la vida espiritual para que pudiera llegar al sacerdocio, en las actividades de diversión, encontramos las estampas de santos, un pequeno altar y acompanar a sus padres a la iglesia o en las oraciones. Luego en su infancia comenzó a estudiar el cual se destacaba mucho por su comportamiento y por tanto recibía varias veces, repetidos premios, cuando comenzaron sus estudios superiores, mantenían en problemas con latin, por consiguiente mejoró, gracias a una novena que hizo el Espíritu Santo, el cual le ayudó por toda la vida, como se iba desenvolviendo a los largo de su trabajo.

Hizo su primera comunión y confirmación a sus 7 anos y consiguió un permiso para comulgar varias veces por semana, ayudaba como acólito en la iglesia de San Felipe Neri, en el altar del mismo santo. Tuvo un desprendimiento material increíble , el valor que tenía el dinero para Vicente era dar gloria a Dios y colaborarle a los pobres, al igual que otras cosas materiales, Ejemplo: Donaciones de sus cosas. Por lo tanto ganó una neumonía el cual llevó a la muerte, por consiguiente sabemos que dentro de la historia de San Vicente, en su niñez ya se desarrollaba su vocación del sacerdocio, el cual no se puede negar y olvidar porque es una gracia exclusiva por Dios, Vicente no se negó a su llamado, el cual tuvo un gran apoyo familiar, tenía una tía que era monja Clarisa el cual le tocó vivir un tiempo con ellos, porque los franceses le destruyeron el convento donde se estaban hospedando, ella motivaba mucho a su sobrino con San Francisco de Asis, para mostrárselo como modelo y querer entrar en uno de los ramos de la orden franciscana, la de los capuchinos, sin embargo, no tuvo mucha suerte porque el director espiritual: El P. Bernardino Fazzini (que hasta su muerte – en 1837 – guiaba a San Vicente Pollotti), los miembros de la orden franciscana capuchina, el médico de la familia, por tanto no era recomendado para San Vicente, por su constitución tan débil de su cuerpo, para llevar a cabo su vocación.

A sus 17 años, Pallotti, lo admitieron al Clero Diocesano, el cual fue más estricto en su horarios, actividades, por tanto fue ayudado para solo sus estudios, y en parte espiritual San Vicente Pallotti, siempre permanecía consciente en lo que estaba siempre haciendo, pero casi no le gustaba perder el tiempo. Para Pallotti, el tiempo del seminario no fue fácil, por cuestión de la Revolución Francesa, el cual tuvo y realizó muchos daños a la Madre Iglesia, y a lo que la relacionaba. En el caso de los seminarios fueron cerrados, y los estudios se hacían en las casas, por eso es que San Vicente Pallotti vivía con sus padres en el tiempo de estudios, por tanto las contrariedades, las autoridades no dejaban de promover la preparación para los jóvenes, por tanto estaban bajo el cuidado del Párroco, habían también otros grupos para suplir la vida comunitaria.

Pallotti en el transcurrir de su vida (principalmente antes de ser ordenado), escribía su diario espiritual, lleno de luz y de una estrecha relación con Dios, por tanto el acto de la misericordia más grande es el amor a Dios, y deja ver los trazos con el amor al Padre y con las demás personas, tenía a Dios como todo en su vida y vale la pena escribir uno de sus pensamientos:

“ !Dios mío!”
No el entendimiento, sino Dios
No la voluntad, sino Dios.
No el alma, sino Dios
No la vista, sino Dios.
No el odio, sino Dios
No el olfato, sino Dios.
No el gusto y el habla, sino Dios
No el tacto, sino Dios.
No el corazón, sino Dios.
No el cuerpo, sino Dios.
No el aire, sino Dios.
No el alimento y la bebida, sino Dios.
No el vestido, sino Dios.
No los bienes materiales, sino Dios
No las riquezas, sino Dios,
No los honores, sino Dios
No las distinciones humanas, sino Dios
No las dignidades, sino Dios.
No las promociones, sino Dios
!Dios en todo y siempre!

Vicente Pallotti, sacerdote

Vicente Pallotti fue ordenado en Roma en la basílica de san Juan de Letran, el 16 de mayo de 1818, y fue minucioso en la parte espiritual, lo primero la obediencia, la confianza y la importancia de su director espiritual y antes de recibir los ministerios y profeso 4 votos: pobreza, castidad, obediencia, y defender públicamente la doctrina de la inmaculada concepción, por el cual la iglesia no había sido proclamada Dogma de fe en la iglesia. Dos meses después de su ordenación presbiteral, al presentar sus exámenes finales en la universidad, recibe los títulos en Doctor de Filosofía y teología, el cual san Vicente Pallotti fue llamado para dictar clases como repetidor en el área dogmático, el cual duró 10 años, se dio cuenta que no era lo que Dios le tenía preparado, pero pudo aprender mucho y encaminar por su carisma a sus alumnos, llegó a dar dirección espiritual a varios grupos y a mucha gente, que era simplemente laicos hasta papas (GREGORIO XVI Y PIO ), en 1825 fue nombrado Director espiritual en el Seminario Romano, en 1833 aumenta su dirección espiritual con los alumnos del Colegio de propaganda, colegio destinado a los futuros misioneros y sacerdotes de varios países de misión.

Pallotti acostumbraba a orar y escribir, algunas veces se le notaba que se encontraba agotado y todo esto lo hacía por el bien de las almas y dar más gloria a Dios, es un simple sacerdote. Fue uno de los sacerdotes más buscados en Roma, para las confecciones, siempre veían filas para ser atendidos por él, le permitieron desarrollar dones extraordinarios como: Conocer pensamientos, algo común de las personas en común y en confesión. Para esto debemos tener conocimientos de otras situaciones que sucedan como lo fue la elección del Papa GREGORIO XVI.

San Vicente Pallotti, era un gran colaborador en las misiones y los otros sacerdotes pedía ayuda, pedían láminas, oraciones, ornamentos, dinero para la construcción y arreglo de los templos, de éstos pedidos fue definiéndose la obra de su vida: La Unión del Apostolado Católico (comunidad de sacerdotes y hermanos), obra que tuvo que luchar mucho. Pallotti sabía cuando podía manifestar su opinión y defender la voluntad de Dios, como él ciertamente tenía la capacidad de saber, en 1835 recibió la parroquia del Espíritu Santo de los Napolitanos, el cual ayudó para las reuniones del grupo Obra en formación.

El cólera

En 1837, Roma fue azotado por el cólera, Pallotti reaccionó intensificado la asistencia espiritual y la predicación, fue ayudado por otros sacerdotes en esta misión.

Ayudó brindando alimentos a víctimas del cólera, repartiendo unas boletas para reclamar alimentos, en 1838 inauguró la Pia Casa sw caridad, que consiste en un albergue para ninas huérfanas o que están bajo peligro de ser explotadas por el mundo, esta obra surgió un poco después en la rama femenina de la comunidad, que sería conocidas como Palotinas.

Sus actividades ya han sido mencionadas y tuvo la colaboración de otras personas como: Jacó Salvati, un pequeno comerciante y el cual pallotti curó a su hijas y así se volvió un grande colaborador y companero, el Padre Rafael Melia, conocido con el colegio de las misiones el cual quedó maravillado con Pallotti, porque decidió seguirlo como su maestro y permaneció fiel con él, y su obra hasta su muerte, en 1876, estos 2 son grandes colaboradores de su fundación, salvati de lo que hoy llamamos “Sociedad del Apostolado Católico”, otra relación fue con ELISABETTA SANNA, era una mujer deficiente en Roma que llegó de paso y que tuvo que vivir allí hasta el día de su muerte, se encontró a Pallotti por la divina misericordia de la divina providencia y terminó siendo su director espiritual, una mujer poca instruida y hablaba en unos de los reinos que se dividía Italia y sin embargo no les permitía impedir lo que decía el uno del otro.

Tenía una vida espiritual inmensa, porque fue muy bien dirigida por Pallotti, fue parte de la obra y estuvo muy cerca de ella, murió VII anos después de Pallotti y es considerada venerable en la iglesia, gracias a virtudes y esperar que sea canonizada y tener a alguien intercediendo por nosotros y por su obra Palotina.

Este joven sacerdote fue conocido por muchas personas, para colaborar en seminarios, colegios, conventos, cuartel del ejército pontificio, para retiros, misiones, trabajos sociales como escuelas nocturnas, para instruir a jóvenes en la religión sino también en los oficios profesionales, la obra en el cuartel fue seguida por varios anos, en el hospital militar “Centro Preti”, hasta después de su muerte cuando la santa sede lo reclamó.

La iglesia vivió un tiempo en revolución y un último ano de vida estalló un fuertemente, hasta el punto de perseguir el Clero y matar a miembros de éste, Pallotti fue librado de haber sido asesinado, a pesar que le dispararon y tuvo que ser escondido en unos de los colegios en Roma (Colegio Irlandes), donde incluso entró el ejército para coger personas que se estuvieran escondiendo, por eso para Pallotti es un milagro que no lo cogieron y lo mataron.

Últimos trabajos

Uno de los últimos trabajos de Pallotti con la comunidad fue la dirección de la octava de la EPIFANIA, los Palotinos celebraron solemnemente esta fiesta en el ano 1839, hasta el concilio Vaticano II, era algo que se ponía arto empeño, para presentar no solamente al pueblo Romano, sino también al extranjero, sino que se celebraba de acuerdo al rito latino y a ritos orientales, Pallotti quería que todos escucharan el llamado de Dios y se convirtieran y ganaran su salvación.

Al ingresar a su casa Pallotti regaló su abrigo a un mendigo y ganó una neumonía (estaba muy frío y peor todavía porque era un frío húmedo que lo llevo a enfermarse) y se complicó hasta su desenlace final hasta sus últimos días de vida, sin expresar queja alguna a pesar de tratamientos. Pedían en la comunidad para que Pallotti fuera curado, pero el lo dejaba en las manos de Dios, Vaccari, uno de los miembros que pretendía retirarse, fue motivado por Pallotti para seguir la obra ya que sería vencida y desarrollada, Vaccari fue el primer sucesor de San Vicente Pallotti como Rector de la comunidad y fue fielmente hasta su muerte, Pallotti oraba continuamente y el 22 de enero de 1850 al anochecer fue la muerte suya, fue difundida rápidamente, como todo gran santo fue honrado en su pueblo en la velación.

A San Vicente se le atribuyeron grandes intervenciones y situaciones milagrosas, después fueron registrados cuatro milagros para ser canonizado, el de un niño que cayó de un tercer piso, y se fracturó el cráneo y que por su cirugía quedó curado, la cura de una mujer que estaba paralítica y la sanción de un campesino, que su enfermedad lo llevaba a la muerte y la intervención del padre ADALBERTO TUROWSKI, Rector General de la Sociedad (1947-1953) en 1950 fue dirigido a una operación quirúrgica el cual no tuvo una insuficiencia cardiaca, el cual los doctores no daban un buen diagnóstico, el cual se hizo una novena pidiendo la intercesión de Pallotti, unos días después estaba ya en casa- sano.

Canonización

Este proceso fue iniciado en 1852, en la diócesis de Roma, en 1887 fue llevado al tribunal de causa de santos, en 1906 fue abierta la tumba donde estaba este cuerpo incorrupto, en 1932, PIO XI certificó que Pallotti ejercitaba las virtudes cristianas en un grado heroico. En 1950, comprobado 2 milagros, fue declarado Beato por PIO XII, el 20 de enero de 1963 en la Basílica de San Pedro fue proclamado Santo de la iglesia, esta fecha tiene un significado enorme para los Palotinos, porque celebrada por el Beato Papa Juan XXIII (Papa del Concilio), se dio durante el concilio Vaticano II, el cual sus temas expresan y dan a entender lo mismo que San Vicente Pallotti promovía en su vida, reunir los cristianos y renovar, dinamizar el apostolado católico entre los laicos.

************************************************************************************************************************

Autor: . | Fuente: ar.geocities.com/misa_tridentina01
Anastasio (Magundat), Santo
Monje y Mártir, 22 de enero
Anastasio (Magundat), Santo
Anastasio (Magundat), Santo

Mártir

Martirologio Romano: En Sergiopolis, ciudad de Persia (hoy Irán), pasión de san Anastasio, monje y mártir, que, después de muchos tormentos que sufrió en la ciudad de Cesarea de Palestina, fue estrangulado y degollado junto a un río por orden del rey de los persas, Cosroes, después de haber presenciado la muerte de setenta compañeros (628).

Etimología: Anastasio = Aquel que tiene fuerza para resucitar, es de origen griego.La Cruz de Jesucristo, llevada a Persia por Cósraes, el año 614, después del sitio y saqueo de Jerusalén, siguió obteniendo victorias. El trofeo visible de una de ellas fue San Anastasio, un joven soldado del ejército persa. Al saber que el rey había traído la Cruz desde Jerusalén, Anastasio (que antes de ser bautizado se llamaba Magundat), empezó a informarse sobre la religión cristiana. Las verdades de la fe le impresionaron de tal modo que, al volver a Persia después de una expedición, abandonó el ejército y se retiró a Hierápolis. Ahí se alojó en casa de un herrero, cristiano persa muy devoto, con el que hacía frecuentemente oración. Las imágenes sagradas que el herrero le mostraba, le impresionaban profundamente, y le daban ocasión de instruirse más y de admirar el valor de los mártires, cuyos sufrimientos estaban representados en las iglesias. Anastasio pasó después a Jerusalén, donde fue bautizado por el obispo Modesto. Ahí recibió en realidad el nombre de Anastasio, para recordarle, según el significado de la palabra griega, que había resucitado de entre los muertos a una vida espiritual, pues su nombre persa era Magundat. Para cumplir plenamente sus votos y obligaciones bautismales, Anastasio solicitó ser recibido en un convento de Jerusalén. El abad le ordenó que estudiase el griego y aprendiese de memoria el salterio; después, le cortó los cabellos y le concedió el hábito monacal, en 621.

Los primeros pasos del futuro mártir en la vida monástica, no fueron fáciles. El demonio le asaltó con toda especie de tentaciones, recordándole las prácticas supersticiosas que su padre le había enseñado. Anastasio se defendió, manifestando a su confesor todas sus dificultades e insistiendo en la oración y el cumplimiento de sus obligaciones. Movido de un gran deseo de dar su vida por Cristo, Anastasio pasó a Cesarea, que se hallaba entonces bajo el dominio persa. Habiendo atacado audazmente los ritos y supersticiones de la religión de sus paisanos, fue aprehendido y llevado ante el gobernador Marzabanes, a quien declaró que era persa de nacimiento y que se había convertido al cristianismo. Marzabanes le condenó a ser encadenado por el pie a otro criminal, a llevar una cadena desde el cuello hasta el otro pie, y a transportar piedras. Más tarde, el gobernador le mandó llamar nuevamente, pero no pudo conseguir que Anastasio abjurase de la fe. El juez le amenazó con escribir al rey si no cedía, a lo cual respondió el santo: “Escribe a quien quieras; yo soy cristiano, y no me cansaré de repetirlo; soy cristiano”. El juez le sentenció a ser apaleado. Los verdugos se preparaban a atarle en el suelo, pero el santo declaró que se sentía con valor suficiente para resistir el suplicio sin que le atasen. Simplemente, pidió permiso de quitarse su hábito de monje, para que no fuese tratado con el desprecio que sólo su cuerpo merecía. Quitándose, pues, el hábito, se tendió en el suelo y permaneció inmóvil durante la tortura. El gobernador le amenazó nuevamente con informar al rey sobre su obstinación. Anastasio respondió: “¿A quién debo temer: a un hombre mortal, o al Dios que hizo todas las cosas de la nada?” El juez le repitió que sacrificase al fuego, al sol y a la luna. El santo replicó que nunca reconocería como dioses a las criaturas que Dios había hecho para el servicio del hombre. El gobernador le mandó nuevamente a la prisión.

El abad de Anastasio, al recibir la noticia de su martirio, le envió dos monjes y ordenó que se hicieran oraciones por él. El santo, que pasaba el día acarreando piedras, tenía todavía fuerzas para emplear gran parte de la noche en la oración. Uno de sus compañeros le sorprendió orando y se maravilló al verle reluciente, como un espíritu glorioso y rodeado de ángeles, y llamó a otros presos para mostrárselo. Anastasio estaba encadenado a un malhechor condena do por un crimen público. Para no molestarle, el santo oraba con la cabeza inclinada y con el pie junto al de su compañero. Marzabanes hizo saber al mártir que el rey estaba dispuesto a contentarse con una simple abjuración oral, y que el santo quedaría después en libertad de elegir entre la corte o el convento. El gobernador le hacía notar que podía guardar en su corazón su fe en Jesucristo, ya que bastaba con que renunciase a El de palabra en su presencia, en forma totalmente privada, “de suerte que no sería una gran injuria a Jesucristo”. Anastasio contestó que jamás representaría la comedia de renegar de Dios en apariencia. Entonces, el gobernador le dijo que tenía orden de enviarle encade nado a Persia para comparecer ante el rey. “No es necesario que me encadenes -replicó el santo-, que yo iré voluntaria y gozosamente a sufrir por Cristo”. El día señalado, el mártir partió de Cesarea con otros dos prisioneros cristianos, seguido por uno de los monjes que su abad había enviado. Dicho monje fue quien escribió más tarde las actas de su martirio.

Una vez llegados a Betsaloe de Asiria, cerca del Eufrates, donde se hallaba el rey, los prisioneros fueron encerrados en un calabozo, mientras llegaba la orden de comparecer ante el soberano. Un legado del rey fue a interrogar al santo, quien respondió así a sus magníficas promesas: “Mi pobre hábito religioso es una prueba de que desprecio de todo corazón las vanas pompas del mundo. Los honores y riquezas que me ofrece un rey que morirá pronto, no me tientan”. Al día siguiente, retornó el legado e intentó doblegar al santo con amenazas, pero éste le dijo tranquilamente: “Señor, no gastéis inútilmente vuestro tiempo conmigo. Por la gracia de Cristo espero permanecer inconmovible. Haced, pues, vuestra voluntad sin tardanza”. El legado le sentenció a ser apaleado a la manera persa. El castigo se repitió durante tres días; al tercer día el juez ordenó que tendieran de espaldas al mártir y que descargaran sobre él una pesada plancha sobre la que se hallaban dos soldados. El cuerpo del mártir fue macerado hasta los huesos. El legado de Cósroes, admirado ante la paciencia y tranquilidad del santo, fue a informar nuevamente al soberano. Durante la ausencia del legado, el carcelero, que era cristiano, pero carecía del valor suficiente para renunciar a su cargo, dejó entrar a la prisión a cuantos lo deseaban. Los cristianos acudieron al punto; todos querían besar los pies y las cadenas del mártir y conservar como reliquias todos los objetos que habían tocado su cuerpo. El santo, confuso e indignado, trató de impedir esto, pero no lo consiguió. Después de infligirle nuevos suplicios, Cósroes ordenó finalmente que Anastasio y todos los prisioneros cristianos fuesen ejecutados. Los dos compañeros de Anastasio y otros sesenta y seis cristianos fueron estrangulados en su presencia, uno tras otro. Anastasio, con los ojos fijos en el cielo, dio gracias a Dios por la muerte tan feliz que le esperaba, y declaró que hubiese deseado un suplicio más largo; pero, viendo que Dios había reservado para él ese ignominioso castigo de esclavos, lo aceptó gozosamente. Los verdugos le estrangularon y después le decapitaron.

El martirio tuvo lugar el 22 de enero del año 628. El cadáver de Anastasio y los de sus compañeros fueron arrojados a los perros, pero éstos dejaron intacto el cuerpo del mártir. Los cristianos lo recogieron más tarde y le dieron sepultura en el monasterio de San Sergio, a un kilómetro y medio del lugar de su martirio. El sitio se llamaba Sergiópolis (actualmente Rasapha, en Irak). El monje que le había asistido durante su martirio se llevó consigo el “colobium” del santo, es decir, su túnica de lino sin mangas. Más tarde, las reliquias de San Anastasio fueron trasladadas a Palestina, después a Constantinopla, y finalmente a Roma, donde quedaron depositadas en la iglesia de San Vicente. Esta es la razón por la que los dos mártires son celebrados en el mismo día.

El séptimo Concilio Ecuménico, reunido contra los iconoclastas, aprobó el uso de las imágenes de este mártir que se conservaban y veneraban en Roma junto con su cabeza.

**************************************************************************************************************

Autor: . | Fuente: ar.geocities.com/misa_tridentina01
Domingo de Sora, Santo
Abad, 22 de enero
Domingo de Sora, Santo
Domingo de Sora, Santo

Abad

Martirologio Romano: En Sora, ciudad del Lacio (hoy Italia), santo Domingo, abad, que fundo algunos monasterios en diversas partes de Italia y, con su anhelo de reforma, condujo a otros a una vida regular (1031).En los archivos de Foligno de Etruria, ciudad natal de Santo Domingo, se afirma que existe la costumbre de invocar su protección contra los rayos, pero no se indica cuál es el origen de esta práctica.

Tal vez se trata de algún incidente ocurrido en los primeros años de la vida de Santo Domingo, ya que los documentos sólo hablan de él, a partir del momento en que tomó el hábito.

Domingo consagró toda su actividad a la fundación de iglesias y monasterios benedictinos en varias partes de Italia; en Scandrilia, Soya, Sangro y otras ciudades.

Según parece, en cada nuevo monasterio nombraba a un abad, de suerte que quedaba libre para recomenzar su tarea en otro sitio. En los intervalos entre las diferentes fundaciones, Santo Domingo se consagraba a la oración, hasta que Dios le daba a conocer el sitio donde quería que fundase el próximo monasterio.

En medio de esta vida tan ocupada, el santo encontraba todavía tiempo para trabajar con las almas, y más de una vez el cielo ratificó con sorprendentes milagros sus esfuerzos por la conversión de los pecadores. Un monje llamado Juan, discípulo y constante compañero suyo, nos ha dejado una narración de dichos milagros, de algunos de los cuales fue probablemente testigo ocular.

Santo Domingo murió en 1031, a los ochenta años de edad, en Sora.

*********************************************************************************************************************

Autor: . | Fuente: Martirologio Romano
Otros Santos y Beatos
Completando santoral de este día, 22 de enero
Otros Santos y Beatos
Otros Santos y Beatos

San Barnardo, monje y obispo
En el monasterio de Romans, junto al río Isère, en la región de los Alpes franceses, sepultura de san Barnardo, obispo de Vienne, que, dejando el servicio del emperador Carlomagno, abrazó la milicia de Cristo, repartió entre los pobres los bienes recibidos de su padre, construyó dos cenobios, el de Ambronay y el de Romans, en donde terminó sus días (842).

BEATA MARÍA MANCINIBeata María Mancini, religiosa
En la ciudad de Pisa, en la Toscana (hoy Italia), beata María Mancini, la cual, después de enviudar dos veces y no tener descendencia, siguiendo las indicaciones de santa Catalina de Siena, estableció la vida común en el monasterio de Santo Domingo, que presidió durante diez años (1431).

Beato Guillermo Patenson, presbítero y mártir
En la ciudad de Londres, en Inglaterra, beato Guillermo Patenson, presbítero y mártir, que durante el reinado de Isabel I fue condenado a muerte por ser sacerdote. Estando en la prisión, reconcilió con la Iglesia a otros seis compañeros de cárcel, completando su martirio en Tyburn, donde fue descuartizado (1592).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s