Ellos y ellas tienen necesidades emocionales distintas


Ellos y ellas tienen necesidades emocionales distintas

Publicado en web el 8 de Noviembre, 2012

 

Lupita:

 

¿Cómo seguir en una relación de matrimonio que con 23 años me ha dejado más recuerdos amargos que dulces? Tú dices que hay que luchar; pero, ¿si ya no hay amor y lo único que nos une es la rutina?… Tuvimos dos hijas que ya se casaron, y estoy considerando separarme de él. ¿Para qué seguimos juntos? Nuestro día es una colección de malos modos, malas palabras, malos humores. ¿Esto puede cambiar, a estas alturas?

 

Flor.

 

Querida Flor:

 

7356052-hombre-y-mujer-caminando-a-lo-largo-de-la-playaPuedo sentir tu cansancio y hastío. Estoy segura de que me has escrito tras un momento muy desagradable que te ha hecho enojar. Ante la impotencia de no poder cambiar las cosas, quisieras terminar todo; Pero no quieres, en realidad, acabar con tu matrimonio, sino con tus problemas.

Si cada día es, como dices, una colección de malos modos, malas palabras y malos humores, entonces tu sensación cambiaría si vivieses todo lo contrario: buenas maneras y buenas actitudes.

El terapeuta Willard Harley escribió un excelente libro que puede ser esa herramienta poderosa para hacer los cambios que tu matrimonio requiere: “Lo que él necesita, lo que ella necesita”. La tesis de la que parte es que hombres y mujeres tenemos diferentes necesidades emocionales básicas, y si cada uno se preocupa de satisfacer las necesidades del otro, el clima matrimonial cambia muy favorablemente.

 

Los que ellos necesitan:

 

1. Plenitud sexual. Una mujer dispuesta para él, que pueda enseñarle la ternura que ella necesita con amor, sin exigencias histéricas.

2. Compañía recreativa. Una mujer que sepa acompañar con alegría en las actividades que su esposo disfruta.

3. Esposa atractiva. Una mujer que sabe cuidar su presencia y luce la mejor versión de sí misma para agradarle precisamente a él, su hombre.

4. Paz y quietud. Una mujer que sepa dar espacio a esa paz que requiere su marido al llegar a casa.

5. Admiración. Una mujer que sabe identificar las cualidades de su esposo, las aprecia y las reconoce frente a él.

 

Lo que ellas necesitan:

 

1. Afecto. Un hombre que sabe salir de sí mismo para ser tierno y dar palabras de cariño a su mujer.

2. Conversación. Un hombre que deja lo propio a un lado para escuchar a su mujer sin darle soluciones prácticas; escucharla como un acto de amor.

3. Honestidad y franqueza. Un hombre que sabe compartir su realidad con la mujer de su vida, sin ocultamientos ni verdades a medias.

4. Seguridad financiera. Un hombre que lucha por ser el sostén económico del hogar, y que, contando con el apoyo de su mujer, sepa ver el futuro con optimismo.

5. Que él sea un buen padre. Un hombre que convive con sus hijos y sabe darles los mejores consejos y ejemplos.

La Regla de Oro consiste en escuchar a Jesucristo cuando nos dice: “Traten a los demás tal y como quieren que ellos los traten a ustedes”. Si quieres cambios, ¡empieza a cambiar tú misma! Harley lo dice de modo práctico: “Satisfaz las necesidades de tu cónyuge como quieres que él (ella) satisfaga las tuyas”.
Rescata los pocos buenos recuerdos que tienes, y con la fuerza de la Fe, arranca al Señor un milagro poniendo tu parte con humildad y confianza.

Lupita Venegas Leiva/Psicóloga www.valoraradio.org Twitter: @lupitavenegasdc Face: Lupita Venegas Oficial

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s