Monición para el Domingo XXXI del Tiempo Ordinario Ciclo B


MONICION PARA EL DOMINGO XXXI DEL TIEMPO ORDINARIO CICLO B

El cristianismo es la religión de “sí”

M.R. Pág. 259  /  Lecc. II Pág. 185

 

MONICION DE ENTRADA

(Saludo) Este domingo recordamos que nuestro mayor amor es Dios el cual se manifiesta en nuestro testimonio en el amor al prójimo. Al participar de ésta Eucaristía pidamos a Dios que nos ayude a vivir como verdaderos hermanos.

 

LITURGIA DE LA PALABRA

Primera Lectura: Dt 6, 2-6

Salmo: 17

Segunda Lectura: Hb 7, 23-28

Evangelio: Mc 12, 28-34

 

MONICION A LAS LECTURAS (única)

El amor de Dios por nosotros es infinito, de la misma manera nosotros hemos de amarle cumpliendo sus mandamientos, Jesús quiere nuestra salvación por eso intercede por nosotros para nuestro perdón.

 

 

MONICION A LAS LECTURAS (Individual)

 

Primera Lectura

La plegaria que escucharemos resume toda la Ley en el amor total y absoluto a su único Dios y Creación.

 

Segunda Lectura

San Pablo nos recuerda que Jesús no conoció el pecado y sin embargo siempre intercede ante el Padre en favor nuestro.

 

Evangelio

Jesús nos recuerda el primer y más grande de los mandamientos de la ley.

 

MONICION AL OFERTORIO

Al llevar nuestros dones de pan y vino al altar nos compromete a hacer vida el mandamiento nuevo que Jesús nos dejó como signo visible de querer ser sus discípulos.

 

MONICION DE COMUNION

Acerquémonos a recibir el Cuerpo y la Sangre de Cristo. Sólo Él puede hacernos crecer en nuestra entrega, comprometida y solidaria.

 

MONICION DE DESPEDIDA

El Señor nos ha insistido en la necesidad de escuchar en profundidad. Abrámonos a la buena nueva del Evangelio para poder así transformar nuestro mundo en el Reino de Dios.

 

ORACION UNIVERSAL  /  ORACION DE LOS FIELES

 

Pidamos al Señor que escuche nuestras oraciones y nos conceda el auxilio que necesitamos:

 

1.- Para que Dios derrame en su Iglesia el Espíritu de piedad y fortaleza, y suscite en ella numerosos y dignos ministros del altar, roguemos al Señor

 

2.- Para que Dios infunda en el corazón de los gobernantes de la voluntad de promover el bien de sus conciudadanos, a fin de que reinen en el mundo la justicia y la igualdad, roguemos al Señor

 

3.- Para que el Señor fortalezca a los moribundos, los libre de las tentaciones y no permita que nosotros –al llegar la hora de abandonar este mundo- caigamos en manos del enemigo, roguemos al Señor

 

4.- Para que  Dios conceda a nuestros familiares y amigos el perdón de sus pecados, una vida próspera y el don de la caridad, roguemos al Señor

 

Padre santo, el único que eres Señor, concédenos que nuestro corazón, nuestra alma, nuestra mente y nuestro ser se rindan plenamente al Evangelio de t Hijo, el único sacerdote para siempre, que puede salvar definitivamente a los que por medio de Él se acercan a ti. Por Jesucristo, nuestro Señor.

 

 

 

Una respuesta

  1. Muchas gracias amigos, Muy atentamente,

    Mara Elena Valladares Padilla de Fokkink

    Date: Sat, 17 Nov 2012 23:19:11 +0000 To: mariaelena_vallpad@hotmail.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s