Hijos fuera de control


fuente:Semanario.com.mx

Hijos fuera de control

Publicado en web el 27 de Septiembre, 2012

Querida Lupita:
Soy una mamá que trabaja, y mi esposo viaja mucho. Nuestros hijos tienen unas edades muy difíciles y ya no sé cómo tratarlos. Son tres hombres de 16, 15 y 12 años. El grande ya llega tomado y les está enseñando a los otros dos. Faltan a clases, y yo me entero hasta que me mandan llamar. No cumplen tareas, y fuman los más grandes. Son vagos y desobedientes. Yo me desespero, y por más que les hablo y les digo de todas las formas que ya maduren, ellos siguen en la fiesta y la irresponsabilidad total. ¿Es tarde para intentar algo que les haga reaccionar?
Mary.

Muy estimada Mary:
Goethe afirmaba: Si tratas a una persona como es, la deterioras; si la tratas como puede llegar a ser, sólo así la desarrollas. Los padres de familia, con frecuencia describimos a nuestros hijos en base a sus errores. Especialmente en el período de la adolescencia, cuando ellos sistemáticamente nos retan y nosotros experimentamos que hemos fracasado, con cierto desaliento esperamos lo peor de ellos.
Te invito a cambiar tu actitud y a esperar un resurgimiento de lo mejor que hay en el interior de tus hijos. Desde luego, esto implica sacrificio de tu parte y crecimiento conjunto de padre y madre. Para enderezar el rumbo que están tomando tus adolescentes, enumeraré cuatro recomendaciones prácticas que propone, entre otras, el Doctor Isauro Blanco, experto en Educación:
a) Realiza actividades integradoras con tus hijos. De no ser así, estás enviando un mensaje desagradable a tu familia: “Los estoy soportando”. Se trata de que ellos sientan tu amor, tu interés positivo en sus personas. Evita estar corrigiéndolos todo el tiempo y procura un mayor lapso de convivencia a gusto, como jugar, conversar, ver películas juntos…
b) Recuerda que se enseña con el ejemplo. Practica los valores que quieres que ellos aprendan. A los padres nos interesan las dos “R”: Respeto y Responsabilidad. Que ellos te sientan respetuosa, sin gritos, sin humillaciones, sin comparaciones, y que te encuentren responsable en todos tus compromisos. No puedes pedirles lo que no has modelado para ellos.
c) Mantén el buen humor. Procura hacer de tu hogar un sitio divertido y con actitud optimista. Provoca momentos de convivencia con risa.
d) Ten confianza en tus hijos. Visualiza su futuro en positivo y hazles ver lo que esperas de ellos. Menciónales que sabes que serán útiles a la Sociedad y que harán mucho bien a quienes les rodean. Que sientan que para ti son fuente de orgullo.
Sé que estarás pensando: “¿Cómo puedo decirles que siento orgullo de ellos cuando beben, fuman y desobedecen?” Considera que ellos están actuando de modo incorrecto, pero no por eso dejan de ser valiosos seres humanos. No identifiques su conducta con su persona. Debes ser sincera al expresarles que esperas lo mejor de ellos porque “sabes que son valiosos”, aunque hayan tomado algunas decisiones equivocadas. Exprésales tu amor, no tu desesperación.
Si quieres que tus hijos mejoren, mejora tú. Ponte en las amorosas manos de Dios Padre, que te comprende y te asiste en estos períodos difíciles. Lo he dicho antes y lo subrayo ahora: “A los hijos se les educa de rodillas”. Los padres nos hemos olvidado del medio más poderoso para conseguir lo mejor de los nuestros: la Oración.

Lupita Venegas Leiva/Psicóloga www.valoraradio.org Twitter: @lupitavenegasdc Face: Lupita Venegas Oficial

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s