Los jóvenes del cambio


Publicado en web el 26 de Julio, 2012

Querida Lupita:

Soy una joven de 22 años y quiero agradecerte a ti y a otras personas que nos dan testimonio de su fe, porque han contribuido a que cambien las vidas de jóvenes como yo. Nadie me había hablado de Dios hasta que fui a una de tus Conferencias, hace un año. Después, he seguido preparándome con Sacerdotes y otros laicos como Adriana Corona y Pepe González. Hoy, quiero decirles que ustedes despiertan en nosotros algo que llevamos dentro. Hoy, tengo la alegría de haber llevado la fe a mi hogar. Mis padres se divorciaron, pero los dos están volviendo a la Iglesia después de ver mi cambio positivo. ¡Gracias por presentarme a Cristo! Ahora yo lo llevo a todas partes y me siento dichosa de que esté entrando a mi propia familia.
Cristina.

Querida Cris:

Es un hecho que la juventud actual es la fuerza y futuro de la Humanidad. Ustedes han tenido padres que, de alguna forma, perdieron la “brújula” y se encuentran desconcertados respecto al sentido de la vida. Los padres de la generación actual sufrieron un revés en sus valores. Son personas que abandonaron la reflexión y se entregaron a lo superficial y lo práctico.
Pero, lejos de juzgarlos, los jóvenes pueden rescatarlos. Ustedes tienen el anhelo de lo grande y sueñan con un mundo mejor. Ustedes pueden formar ese mundo si se dejan llenar del Espíritu de Dios, a quien sus padres impidieron entrar. Queriendo ser libres durante su propia juventud, sus padres se convirtieron en rebeldes sin causa. Es por eso que el Papa Benedicto XVI ha querido hablar a los jóvenes directamente e invitarlos a ser como Cristo: Rebeldes CON causa.
Comparto contigo una parte de su Mensaje en la pasada Jornada Mundial de la Juventud:
“Queridos jóvenes, no tengáis miedo de arriesgar vuestra vida abriéndola a Jesucristo y su Evangelio; es el camino para tener la paz y la verdadera felicidad dentro de nosotros mismos; es el camino para la verdadera realización de nuestra existencia de hijos de Dios, creados a su imagen y semejanza.
Cumpliendo los Mandamientos, encontramos el camino de la vida y de la felicidad. Aunque a primera vista puedan parecer un conjunto de prohibiciones, casi un obstáculo a la libertad, si los meditamos más atentamente a la luz del Mensaje de Cristo, representan un conjunto de reglas de vida esenciales y valiosas que conducen a una existencia feliz, realizada según el Proyecto de Dios.
“Cuántas veces, en cambio, constatamos que construir ignorando a Dios y su voluntad, nos lleva a la desilusión, la tristeza y al sentimiento de derrota. Vosotros tenéis la tarea de mostrar al mundo que la fe trae una felicidad y alegría verdadera, plena y duradera. Y si el modo de vivir de los cristianos parece a veces cansado y aburrido, entonces sed vosotros los primeros en dar testimonio del rostro alegre y feliz de la fe.
Llevad la Nueva Evangelización a todos los ámbitos, y recibiréis el ciento por uno: la alegría de la Salvación para vosotros mismos, la alegría de ver la Misericordia de Dios que obra en los corazones. En el día de vuestro encuentro definitivo con el Señor, Él podrá deciros: ‘¡Siervo bueno y fiel, entra en el gozo de tu Señor!”
Finalmente, quiero invitar a los jóvenes (18-30 años), a participar en la próxima Jornada de Juventud organizada por Valora. Llamen y pidan informes al 31 24 39 29 y 33 43 49 92. Será un honor para mí compartir con ustedes un fin de semana lleno de reflexiones y proyectos; pero, sobre todo, ¡lleno de Dios!

20110818 634493002436992527

Lupita Venegas Leiva/Psicóloga www.valoraradio.org Twitter: @lupitavenegasdc

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s