Las personas generan riqueza; no la falta de personas


Publicado en web el 21 de Junio, 2012

Querida Lupita:

Somos un matrimonio joven, con muchos sueños, pero con muchos miedos. Ya tenemos dos niños y estamos dudando de si podremos tener más. La situación económica es difícil. No se encuentra trabajo bien remunerado. Le pedimos permiso a nuestro Párroco para usar algún método anticonceptivo, pero nos recomendó estudiar la actitud de apertura a la vida y no tener miedo. Nosotros queremos obedecerle, pues es un Sacerdote santo, pero te mentiríamos al decir que no nos sentimos abrumados y rebasados. Las cosas no van bien. ¿Qué nos recomiendas?


Gina y Jorge
Estimados matrimonios jóvenes:
No es la falta de personas la que genera riqueza, sino al revés: entre más personas, más capacidad de creatividad y crecimiento. Sé que los tiempos son difíciles y que la mentalidad que prevalece es utilitarista, hedonista, consumista. Todo esto es producto de años de adoctrinamiento respecto a que “la familia pequeña vive mejor” y que “la anticoncepción es verdadera liberación”. No obstante, la mentalidad anticonceptiva ya ha mostrado sus efectos:
1.    Europa vive un invierno demográfico (están acabándose los europeos; no hay niños; no se cubre la cuota mínima de reemplazo, que es de 2.1 hijos por pareja en algunos países).
2.    Las infidelidades se han multiplicado, generando mucho dolor. Matrimonios rotos, aumento de uniones de hecho, que suelen terminar pronto.
3.    Los niños son vistos como carga o problema; quizás como “derecho”, pero han dejado de mirarse como lo que son: un regalo inefable de Dios, un don, una bendición, un milagro.
4.    Al separar la doble finalidad de la unión sexual, el hombre escinde la experiencia íntima del amor y se animaliza. Hay más hombres violentos, más mujeres histéricas.
5.    Cientos de miles de abortos. Hombres y mujeres con síndrome post-aborto (depresión).
Resulta paradójico que los presupuestos gubernamentales se destinan a promover las conductas promiscuas, y luego se crean fondos para ayudar a tratar infecciones de transmisión sexual, niños nacidos fuera del matrimonio, practicar abortos legales, etc. Los Gobiernos harían mucho más con una política de prevención y utilizando los recursos para fortalecer a matrimonios jóvenes, como el tuyo, aportando lo necesario para el sostenimiento de las necesidades básicas de los pequeños (así se maneja la asistencia pública en Alemania y en otros países del mundo).
Pero sé que quieres respuestas concretas.  Dense, pues,  la oportunidad de conocer el Método Billings acudiendo a su Parroquia o consultando http://www.vidahumanainternacional.com
Prepárense para un período de austeridad, lo que no quiere decir que deben resignarse a vivir sin lo suficiente; todo lo contrario, para tener hay que trabajar; para vivir en abundancia hay que disciplinarse; practicar el hábito del ahorro (aunque parezca imposible); gastar ajustándose a un presupuesto y no endeudándose constantemente. Asimismo: recortar gastos que no resultan indispensables, aceptando la ayuda generosa de familiares y amigos. Hay que ser humildes y asumir que se viven tiempos de “vacas flacas”. Esta situación siempre es temporal para aquél que tiene fe.
Si eres joven, suficientemente sano y cuentas con el estímulo y amor de tu mujer, no hay obstáculo que no puedas vencer. Ábrete a la vida, responsablemente, y Dios abrirá la llave de sus bendiciones.

Lic. Lupita Venegas

Una respuesta

  1. http://mjacko2trucosclubpenguin.blogspot.mx/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s