Catequesis


Publicado en web el 31 de Mayo, 2012

La catequesis en nuestra Arquidiócesis
La meta: formar personas creyentes

En el marco del Día de la Catequesis, que se celebrará este domingo 3 de junio, se propone reflexionar sobre los desafíos que presenta la catequesis de jóvenes, y lo que la Sección Diocesana ofrece para la educación en la fe de las personas.

Dulce Natalia Romero Cruz

La Catequesis es la educación ordenada y progresiva de la fe, de cada persona y de cada comunidad.  Es una acción prioritaria de la Iglesia porque busca, desde ella, educar en la fe, ser discípulos de Jesús, provocar y forjar creyentes. Y esa formación que ofrece, la hace desde  diferentes etapas de la vida; por eso hay niños, jóvenes y adultos muy bien formados y que lo reflejan en su actuar cada día. Igual pasa con las comunidades que lo expresan en su estructura, en su convivencia y en su estilo de vida. Y a pesar de que la cultura que hemos heredado subraya con mucha fuerza que la catequesis es una cuestión meramente sacramental y de la infancia, es mucho más que eso.

Planeación desde los cimientos

“La Iglesia, antes de tener toda su estructura, se dedicó primero a la Catequesis”, hizo notar el señor Cura Antonio Godina Tejeda, Párroco de La Candelaria y Coordinador de la SEDEC (Sección Diocesana de Evangelización y Catequesis). “El famoso catecumenado antiguo era la experiencia gradual, temática y de acompañamiento, para ir conduciendo a cada persona con pedagogía, para forjar y entregar un hombre creyente. En ese sentido, en nuestra Arquidiócesis se pensó llamar, a esta Sección, de ‘Evangelización y Catequesis’.
“La situación de la catequesis todavía es, hasta cierto punto, pobre y tímida, aun cuando estamos hablando de que la estructura en la Arquidiócesis de Guadalajara es de las que van marcando punta a nivel nacional, por su organización y programación. Esto, en torno a que las acciones que más se nos confían son la formación de Agentes, la elaboración de materiales y la animación del ministerio de los catequistas, campos en los cuales van avanzando a grandes pasos. Sin embargo, se necesita responder a los desafíos y retos del ambiente que nos tocó vivir.
“Llevamos procesos muy establecidos; existe una organización cada vez más amplia; hay todo un planteamiento de acompañamiento en la fe de los niños y preadolescentes; se tiene el itinerario de materiales; en todas las Parroquias hay estructura catequística; se cuenta con una diversidad de espacios y momentos en que se promueve todo lo que ofrece la Sección; pero el retraso es considerable, debido a la efervescencia de cambios culturales, sociales, de ideologías  y de concepciones y, en ese sentido, como Iglesia, hemos ido despacio, aunque hacemos un gran esfuerzo por ir al día”.

… a discusión

El desafío de la catequesis en un mundo difícil

Pbro. Alberto Ávila Rodríguez

Se ha proyectado en la pantalla chica una película que tal vez no venga al caso hacerle publicidad con el nombre. El tema que trata es demasiado crudo. Un padre de familia que, incluso trabajando en las esferas de Seguridad del Gobierno, no puede evitar que una de sus hijas se contamine del uso y abuso de las drogas hasta destruir su propia vida. Ahora él decide matar. El más profundo rencor por la pérdida de su hija, lo orilla a luchar con todo lo que pueda, para, de alguna manera, evitar que otros jóvenes y adolescentes lleguen a tales situaciones.
Va a luchar para desmembrar y destruir  la cadena de contrabando, distribución y consumo de drogas. Y ahora, como Policía de las Fronteras, hará lo que sea para impedir  a como dé lugar este cáncer social. Al puro estilo de la ficción americana, mata con todos los recursos de las armas producidas por ellos mismos. Con todo el espectáculo peliculesco, con tecnología, estrategias y armamento,  se destruyen vidas a diestra y siniestra. “Al cabo son los malos los que mueren”. Ahí está la cultura mediática que nos avasalla. El espíritu de Maquiavelo que sigue presente. Parece un recurso justificado por el dolor y la desgracia propia. Y, sin embargo, reconocemos que se han olvidado muchos otros caminos.
Hemos relegado la educación de los hijos y la convivencia familiar. Ya no le damos espacio a la catequesis como herramienta indispensable, sencilla y pedagógica, para educar conciencias; para invitar a la enseñanza y práctica del amor como medicina imprescindible en las relaciones humanas. Muchos niños y adolescentes acuden a cuantos Cursos sus padres los inscriben para promoverlos en múltiples actividades, adiestramientos y conocimientos; pero han olvidado educarlos en el corazón; casi han eludido conscientemente educarlos en las virtudes humanas y cristianas.
Hoy, muchos niños y jóvenes no saben nada de disciplinar su vida, de atemperar las tentaciones y de poner orden en sus tendencias de agresividad, pereza, sexuales y lujuriosas. La vanidad y el orgullo son actitudes muy bien cotizadas. El único afán que los mueve es el tener,  poseer, gozar y disfrutar al máximo de la existencia, a como se pueda. ¿No habrá necesidad de inducirlos y proporcionarles un espacio de instrucción y catequesis para aprender las mejores virtudes de convivencia y saber vivir la vida con alegría y espíritu cristiano? En el corazón de las familias y de las comunidades, debe ser un tema que… está a discusión.
alberto ávila rdguez.
27 de mayo Fiesta de Pentecostés

Proyectos

Para este año, estará terminado el Plan General de Formación de Catequistas en la Arquidiócesis.

Se consolidará el Instituto Superior de Catequética, que ofrecerá un Diplomado y la Licenciatura en Catequética.

lContinuará el proceso de acompañamiento de la vida, lo cual incluye el Itinerario de Catequesis para Adolescentes, de 13 a 15 años de edad. Serán tres niveles, y para cada uno, dos subsidios o apoyos de texto.

Misión Continental

La Sección se ha sumado desde las estructuras que ya existen: se ha incentivado la formación; desde la sensibilización se ha animado el ministerio, y en cuanto a la capacitación, se ha hecho desde el aspecto formativo.
Como la Misión descansa mucho en la parte territorial, además de la orientación se han elaborado cinco subsidios que responden a los pasos que abarca el Capítulo 6 del Documento de Aparecida, que son los mismos que señala el Plan Diocesano de Pastoral. Tienen como propósito: provocar el encuentro con Jesucristo; favorecer la conversión, vivir la experiencia de seguimiento con Jesucristo, la experiencia de vida comunitaria y el compromiso apostólico. A estos cinco momentos se les acompaña con dicho material. El primero está por salir.

Estructura de SEDEC

La Sección Diocesana de Evangelización y Catequesis, trabaja en cinco Departamentos Pastorales y en un Programa:
-Animación territorial y de ambientes catequísticos. Es el que promueve el ministerio de los catequistas.
-Formación de Agentes para la catequesis. Todo lo que tiene qué ver con la línea formativa.
-Elaboración de materiales.
-Catequesis con adultos. De reciente formación, y que ofrece: sensibilización, capacitación, formación y propicia y provoca experiencias.
-Catequesis especial. Atiende a personas que atienden, a su vez, a gente con alguna discapacidad.
-Programa Pastoral. Que es la presentación del Primer Anuncio o Kerigma, con la intención de que los catequistas tengan una experiencia de encuentro con Jesucristo, para que sea el detonante que inicie un proceso de vida.

Día de la Catequesis

Es un día en que se toma conciencia de la importancia de la Catequesis y se elige un destinatario cada año o tema. Para este 2012, son los jóvenes, por lo que se eligió el lema “La catequesis educa a los jóvenes para que forjen su futuro”. La intención de los temas es enaltecer que la catequesis no es sólo para los niños ni para la recepción de los Sacramentos, sino que es permanente y requiere itinerarios que inicien en la vida de fe; pide procesos ininterrumpidos para lograr una verdadera maduración en la fe.
Dicha festividad pretende hacer conciencia sobre la urgencia y la necesidad de la educación en la fe, desde la familia y desde la comunidad. Además, agradecer su labor a todos los catequistas, desde nuestro Obispo, Sacerdotes, Religiosos y los laicos dedicados a esta noble tarea.
Para la celebración de este día, la SEDEC editó un folleto, en el cual menciona: “No es casualidad que, dentro de la Festividad de la Santísima Trinidad, el domingo 3 de junio, también se celebre el Día de la Catequesis, pues ésta nos conduce, por Cristo, al Padre, en el Espíritu; nos muestra la vida íntima de Dios a partir de sus obras salvíficas en favor de la Humanidad; nos lleva a creer en un Dios Único y Trino, a imagen del cual la Humanidad ha sido creada, como comunión de personas, sociedad fraterna, compuesta por hijos de un mismo Padre, iguales en dignidad”.
En este día, la SEDEC también reconoce a los catequistas que tienen toda una trayectoria ofreciendo su servicio y formándose. Se les entrega un reconocimiento cuando cumplen 5, 10, 15 ó 25 años de trabajo.
En cada Parroquia se pide que se haga una colecta. El 50% es destinado a la Parroquia, para impulsar la formación de los catequistas, la organización y los elementos de la estructura catequística parroquial; y el resto, a la Sección Diocesana para sostener su estructura.

Semanario.com.mx

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s