Monición para el Tercer Domingo de Pascua Ciclo A


MONICION PARA EL TERCER DOMINGO DE PASCUA CICLO A
La experiencia de un encuentro transformador

M.R. Pág. 187 / Lec. I Pág 101

Monición de Entrada
(Saludo) Este tercer domingo de pascua nos reunimos a celebrar la santa misa, llenos de jubilo al saber que Cristo esta presente en todo momento.

o

(Saludo) Jesús Resucitado sale a nuestro encuentro y camina junto a nosotros por el sendero de la vida. Abramos nuestra mente y corazón para reconocer su presencia y amor entre nosotros.   Llenos de júbilo al saber que Cristo está presente en todo momento demos inicio a esta santa misa.

Liturgia de la Palabra
Primera Lectura: Hec 2, 14 . 22-33
Salmo: 15, 1-2ª . 5 7-8 . 9-10 . 11
Segunda Lectura: 1 Pe 1,17-21
Evangelio: Lc 24, 13-35

Monición a las Lecturas (Única)
Es necesario que reconozcamos a Jesús como nuestro salvador, y hemos de vivir de acuerdo a sus enseñanzas porque le amamos y es la única forma en la que podremos gozar de su presencia y amor infinito

o

Es necesario reconocer  que Jesús ahora resucitado es nuestro único salvador. Por Él tenemos fe y esperanza en la vida eterna. Él nos abre los ojos y nos muestra que lo encontramos siempre presente en la Eucaristía.

Monición a las Lecturas (individual)

Primera Lectura
El testimonio de Pedro sobre la resurrección de Jesús es lo que escucharemos en este fragmento del discurso pronunciado el día de Pentecostés.

Segunda Lectura
San Pedro nos invita a asumir con seriedad y responsabilidad la propia existencia, y como cristianos hemos de alegrarnos al saber que por Cristo resucitado somos salvados.

Evangelio
Jesús sale al encuentro de los suyos, para devolverles el ánimo y la esperanza. Entonces como hoy, Él siempre se hace presente entre nosotros.

Oración Universal

Invoquemos a Cristo, triunfador del pecado y de la muerte, que siempre intercede por nosotros:

1.- Para que Cristo, atraiga hacia si el corazón de todos los fieles, y fortalezca sus voluntades, de manera que busquen los bienes de allá arriba, donde Él está sentado a la derecha de Dios, roguemos al Señor

2.- Para que Cristo haga que todos los pueblos gocen abundantemente de la paz que en sus apariciones Él otorgó a sus discípulos, roguemos al Señor

3.- Para que Cristo se compadezca de los débiles y desdichados y aleje del mundo el hambre, las guerras y todos los males, roguemos al Señor

4.- Para que Cristo salve y bendiga a nuestra comunidad, y nos conceda la paz, la alegría y el descanso a los que hoy nos hemos reunido aquí para celebrar su triunfo, roguemos al Señor.

Dios nuestro, que en este día has reunido a tu Iglesia que peregrina por el mundo, escucha nuestra oración y abre nuestros corazones para que entendamos las Escrituras y reconozcamos a tu Hijo al partir el pan, Él, que vive y reina, inmortal y glorioso, por los siglos de los siglos.

Monición al ofertorio
Junto con Cristo, ofrezcámosle los dones del pan y del vino a nuestro Padre Dios, que nos ama entrañablemente. Ellos serán nuestro alimento, y nos darán la fuerza necesaria para superar desalientos y cansancios.

o

Ofrezcamos los dones del pan y del vino a nuestro Padre Dios. Ellos serán transformados en el Cuerpo y Sangre de Cristo que nos da la fuerza necesaria para superar nuestros desalientos y cansancios.

 

Monición al Padre Nuestro
Estando conscientes de que Cristo está vivo y entre nosotros, elevemos nuestra oración a Dios tal como Él mismo nos lo enseñó: Padre Nuestro…..

Monición a la Comunión
Al acercarnos a compartir los frutos de su Pascua, pidámosle al Señor Resucitado que siga caminando a nuestro lado, que nos permita reconocerlo como nuestro Salvador.

o

Unidos en nuestro caminar,  nos acercamos a recibir a Cristo en la sagrada comunión. Pidámosle con fe que  siga caminando a nuestro lado y nos ayude a reconocerlo en nuestro prójimo.

Para Después de Comulgar
Señor, te damos gracias por la salvación que has ganado para nosotros sin merecer
Te pedimos que nos ayudes a cumplir tu voluntad, ya que solos no lo podremos lograr
Te necesitamos, quédate siempre con nosotros.

Te pedimos perdón por todas las veces que has caminado con nosotros y no te hemos reconocido. Enséñanos a reconocerte y a confiar siempre en ti. Amen

(Esta pequeña oración se las comparto con mucho cariño, algo de mi humilde autoría)

Monición de despedida
Como los discípulos de Emaús, volvamos a nuestros hogares llenos de entusiasmo, a anunciar como el Señor de la vida nos ofrece su amistad y su paz

o

Como los discípulos de Emaús, volvamos a nuestros hogares llenos de entusiasmo, a proclamar que el Señor de la vida siempre nos acompaña y da su amistad, su amor y su paz.

 

 

Actualizado:17-05-2014

Una respuesta

  1. FELISIDADES POR LAS MONICIONEN QUE SON EXELENTES BREBES Y CONCRETAS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s