Monicion para el Tercer Domingo de Pascua Ciclo C


III Domingo de Pascua Ciclo C
Un amor que cura las heridas

MONICIÓN DE ENTRADA

En este Tercer Domingo de Pascua, la alegría de la promesa de un futuro de gloria, paz y amor, debe llenar nuestras vidas. La Eucaristía es la gran plegaria de la Iglesia para fortalecer la fe. Iniciemos, con alegría nuestra celebración.

o

Convocados por el gozo de la Pascua, venimos a compartir los dones que nos ofrece en abundancia Jesús Resucitado.Como familia de hijos de Dios que somos, participemos de esta santa misa.

 

LITURGIA DE LA PALABRA

Primera Lectura: Hechos 5, 27-32 . 40-41

Salmo: 29

Segunda Lectura: Apocalipsis 5, 11-14

Evangelio: Juan 21, 1-19

MONICION A LAS LECTURAS (Unica)

Las lecturas nos revelan la realidad de la iglesia. Hay oposición para la predicación del Evangelio. Nuestra fuerza está en Cristo resucitado que siempre nos ayuda y fortalece nuestra confianza.

MONICION A LAS LECTURAS (Individual)

Primera lectura.

Esta lectura nos recuerda que siempre debemos anteponer a Dios sobre los hombres. Obedezcamos a aquel nos da la vida y la salvación. Debemos ser vivo testimonio de Dios al igual que Jesús y hacer lo que Él espera de nosotros, sin importar lo que diga el mundo.

o

Frente a las amenazas de las autoridades judías, los apóstoles deciden obedecer a Dios antes que a los hombres. Convirtiendose asi en testigos de la resurrección y en portadores del Espiritu Santo.
Segunda lectura.

La lectura es un claro ejemplo de que Jesús el Cordero inmolado es y debe ser alabado y bendecido en el cielo, en la tierra y en todo lugar, por todos nosotros unidos a toda la corte celestial.

o

En el apocalipsis se nos describe una escena impresionante dentro de la liturgia celestial. El cordero degollado figura de Cristo muerto y resucitado, es adorado por toda la creación y por la humanidad entera

Evangelio

Al igual que con sus discípulos, Jesús está siempre con nosotros, aunque muchas veces no lo reconocemos, esta ahí trabajando, aconsejándonos pero no lo escuchamos. Tomemos el ejemplo de los discípulos que con humildad obedecen al maestro.

o

La lectura evangelica nos presenta tres cuadros complementarios en torno al Resucitado. Una pesca milagrosa extraordinaria, una simbólica comida fraterna y un dialogo de enorme trascendencia entre Jesús y Pedro.

ORACIÓN UNIVERSAL

Invoquemos, amados hermanos, a Cristo, triunfador sobre el pecado y  la muerte, que siempre intercede por nosotros:

Respondamos: Cristo vencedor, Escuchanos

1.- Para que Cristo, el Señor, atraiga hacia sí el corazón de los fieles y fortalezca sus voluntades, de manera que busquen los bienes de allá arriba, donde él está sentado a la derecha de Dios, roguemos al Señor

2.- Para que Cristo, amo supremo de la creación, haga que todos los pueblos gocen abundantemente de la paz que en sus apariciones otorgó a los discípulos, roguemos al Señor

3.- Para que Cristo, el destructor de la muerte y el médico de toda enfermedad, se compadezca de los débiles y desdichados y aleje del mundo el hambre, las guerras y todos los males, roguemos al Señor

4.- Para que Cristo, el Señor, salve y bendiga nuestra parroquia (comunidad), y conceda la paz, la alegría y el descanso en las fatigas a los que hoy nos hemos reunido aquí para celebrar su triunfo, roguemos al Señor

Acrecienta, en nosotros, Padre misericordioso, la luz de la fe, para que en los signos sacramentales sepamos reconocer siempre a tu Hijo, que se manifiesta constantemente a nosotros, sus discípulos, y haz que, llenos del Espíritu Santo, proclamemos con valentía ante los hombre que Cristo es el Señor. Él, que vive y reina, inmortal y glorioso, por los siglos de los siglos.

PRESENTACION DE OFRENDAS

Ofrecemos al Señor el vino y el pan, que serán convertidos en su cuerpo y su sangre; el mejor alimento y fortaleza para nuestra alma.

o

Presentemos ahora, llenos de gratitud y confianza, nuestros dones al Padre Celestial, Aceptemos la invitación que ÉL nos hace para participar una vez en las bodas del Cordero

 

MONICION A LA COMUNION

Jesús nos prepara el alimento que nos fortalece para que seamos misioneros en este mundo con nuestro testimonio de vida. Acerquémonos a recibirlo

o

Que la santa comunión que nos disponemos a recibir, aumente en nuestras almas la vida nueva en Cristo. Y que la gracia de su Espiritu haga madurar abundantes frutos de salvación en nuestros corazones.

COMENTARIO PARA DESPUES DE LA COMUNION

Este es el momento indicado para alabar y bendecir a Cristo resucitado que hemos recibido. Unámonos a Él en el silencio de la oración.

 

MONICION DE DESPEDIDA

Salgamos al camino y vivamos nuestra propia vida, con sus alegrías y tristezas, sabiendo que Jesús el cordero inmolado esta con nosotros. Abramos nuestro corazón para reconocerlo y obedecerlo!

o

Siguiendo el ejemplo de los Apostoles, vayamos a dar ante todos los que nos rodean un testimonio valiente y decidido de nuestra fe. Mantengamonos firmes en nuestra adhesión a Cristo y en nuestra fidelidad a su santa Iglesia

 

Actualización: 13/abr/2013

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.843 seguidores