Monicion para la Celebracion del Domingo de Ramos


MONICION DEL DOMINGO DE RAMOS CICLO  C
28 DE MARZO 2010

La Misa Solemne de la Bendición de Ramos inicia en un lugar distinto a la parroquia, se hace la bendición de ramos e inicia la procesión hacia la parroquia donde continúa la celebración.

MONICIONES

Monición en punto de reunión:

Hermanos, nos hemos reunido esta mañana para iniciar la celebración de la Semana Santa recordando aquella entrada de Jesús a Jerusalén.  Hoy, nosotros aclamaremos a Cristo, nuestro Rey y Redentor, igual que los hebreos, con palmas y ramos, símbolo de vida y de victoria; que nuestra alabanza sea una profesión de fe y un compromiso para seguir al Señor en su camino hacia la cruz a través de ella hacia el triunfo definitivo.

El celebrante y los ministros se revisten hoy con ornamentos rojos para la celebración, porque simbolizan la realeza de Cristo conquistada por el testimonio de amor, por el martirio y la entrega de su vida. Comencemos  pues, nuestra Celebración.
Monición antes de la lectura del Evangelio (En el punto de reunión)

Escucharemos ahora la proclamación solemne del hecho histórico de la entrada de Jesús en Jerusalén. En el entusiasmo de la alegría, no olvidemos que el Reino de Cristo no es de este mundo.

Evangelio: Lc 19, 28-40 Dicho esto, caminaba delante de ellos subiendo a Jerusalén.
Y cuando se acercó a Betfagé y Betania, junto al monte llamado de los Olivos, envió a dos discípulos, diciendo:
—Id a la aldea que está enfrente; al entrar en ella encontraréis un borrico atado, en el que todavía no ha montado nadie; desatadlo y traedlo. Y si alguien os pregunta por qué lo desatáis, le responderéis esto: “Porque el Señor lo necesita”.
Los enviados fueron y lo encontraron tal como les había dicho. Al desatar el borrico sus amos les dijeron:
—¿Por qué desatáis el borrico?
—Porque el Señor lo necesita –contestaron ellos.
Se lo llevaron a Jesús. Y echando sus mantos sobre el borrico hicieron montar a Jesús. Según él avanzaba extendían sus mantos por el camino. Al acercarse, ya en la bajada del monte de los Olivos, toda la multitud de los discípulos, llena de alegría, comenzó a alabar a Dios en alta voz por todos los prodigios que habían visto, diciendo:
—¡Bendito el Rey que viene en nombre del Señor!
¡Paz en el cielo y gloria en las alturas!
Algunos fariseos de entre la multitud le dijeron:
—Maestro, reprende a tus discípulos.
Él les respondió:
—Os digo que si éstos callan gritarán las piedras.

Se dice una breve homilia o se puede omitir a juicio del celebrante

Monición a la bendición de Ramos

Ha llegado el momento de la bendición de las palmas y ramos para conmemorar la Entrada Triunfal de Jesús en Jerusalén. Levantemos nuestras palmas y escuchemos atentamente la oración del sacerdote.

BENDICIÓN DE LOS RAMOS:

Oremos. Dios y Señor nuestro, bendice (Señal de la Cruz) estos ramos, y a cuantos vamos a acompañar a Cristo aclamándolo con cantos; concédenos entrar en la Jerusalén del cielo guiados por Él. Que vive y reina por los siglos de los siglos. AMEN

o bien:

Oremos. Acrecienta, Señor, la fe de los que en ti espe­ran y escucha las plegarias de los que a ti acuden, para que quienes alzamos hoy los ramos en honor de Cristo victorioso, permanezcamos en él, dando frutos abundantes. Por Jesucristo nuestro Señor.
Amén.

PROCESION HACIA EL TEMPLO O LUGAR DONDE SERA LA MISA
Monición a la procesión:

Iniciaremos nuestra procesión acompañando a Jesús en su caminar, Que esta procesión nos haga comprender lo que debe ser nuestra vida de bautizados; aclamar al Señor nuestro Salvador, por una vida dedicada a su servicio, siguiéndolo fielmente, paso a paso.
El orden de la procesión será el siguiente:
1. Turiferario
2. Cruz Procesional
3. Dos cirios
4. Naveta y Misal
5. Filas de 4 personas de fondo
6. Sacerdote Presidente al final

YA EN EL TEMPLO

MONICIÓN DE ENTRADA
Bienvenidos a esta celebración con la que iniciamos la semana santa. El Domingo de Ramos, recordamos la entrada triunfal de Jesús a Jerusalén hoy todos le aclamamos, porque creemos en él, porque queremos seguirle en su camino en estos días santos, porque estamos convencidos de que su pasión, muerte y resurrección nos abre también a nosotros las puertas de la vida.

Al entrar la procesión en la Iglesia, se canta el siguiente responsorio u otro cántico alusivo a la entrada del Señor a Jerusalén

RESPONSORIO

R. Al entrar el Señor en la ciudad santa, los hijos de Israel, anticipándose a la resurrección del Señor de la vida, con palmas en las manos, clamaban: Hosanna en el cielo.

V. Al enterarse de que Jesús llegaba a Jerusalén, el pueblo salió a su encuentro con las palmas en las manos, clamando: Hosanna en el cielo.

El sacerdote dice la oración colecta y prosigue la misa.

Si no hay procesión ni entrada solemne, se hace la entrada sencilla. Después del canto o la antífona, el celebrante saluda al pueblo con las mismas palabras antes propuestas. Para la bendición de ramos dentro de la misa se puede hacer, en este caso, desde el mismo presbiterio, la bendición de los ramos, pero sin leer el evangelio. Después, se puede repetir el mismo canto de aclamación, y se pasa directamente a la oración colecta.

LITURGIA DE LA PALABRA

Primera Lectura: Isaías 50, 4-7

Salmo 21

Segunda Lectura: Fil 2, 6-11

Evangelio: Lc 22, 14-23,56

MONICION A LAS LECTURAS (UNICA)

Escucharemos en las lecturas como desde el antiguo testamento estaba ya anunciada la Pasión y muerte de Jesucristo. Nos hablaran de la entrega total de Jesús, de su padecimiento y su destacada obediencia silenciosa y pacifica.

MONICION A LA PRIMERA LECTURA

El Señor está siempre cerca del que sufre con una palabra de aliento, una mano tendida, una ayuda crucial. Este relato del Antiguo Testamento nos ayudara a entender la Pasión de Cristo.

MONICION A LA SEGUNDA LECTURA

San Pablo nos invita a actuar siempre con humildad tomando el ejemplo de Cristo que lo hizo todo siempre desde su condicion humana, dejando de lado su condicion de hijo de Dios.

MONICION AL EVANGELIO

Dispongámonos ahora a escuchar, en el centro de nuestra celebración de hoy, el relato de la pasión del Señor. Contemplemos el camino de Jesús hacia la muerte, por amor y fidelidad a Dios y a nosotros. Y agradezcamos ese sacrificio, con fe y con esperanza, porque sabemos que de la cruz de Jesús brota nuestra vida.

Hoy la homilía debe ser breve. Después se dice la profesión de fe.

ORACIÓN UNIVERSAL

Imploremos, hermanos, a Jesús, el Sumo Sacerdote de la fe que profesamos, que en la cruz presentó, con lagrimas en los ojos, oraciones y súplicas al Padre, y oremos también nosotros por todos los hombres:

A cada invocación responderemos: Por la Pasion de tu Hijo, Escuchanos Señor

1.- Para que el Señor, que en la cruz excusó a los ignorantes y pidió perdón por ellos, tenga piedad de los fieles que han caído en el pecado, le dé valor para recurrir al sacramento de la penitencia y les conceda  el gozo del perdon y de la paz. Roguemos al Señor

2.- Para que la sangre de Jesús, que habla más favorablemente que la de Abel, reconcilie con Dios a los que aún están lejos a causa de la ignorancia, la indiferencia, la maldad o las propias pasiones. Roguemos al Señor

3.- Para que el Señor, que en la cruz experimentó la amargura de sentirse triste y abandonado, se apiade de los enfermos, los afligidos y los oprimidos y les envíe a su ángel para que los conforte. Roguemos al Señor

4.- Para que el Señor, que recibió en su reino al ladrón arrepentido, se apiade de nosotros, nos dé sentimientos de contrición y nos admita, después de la muerte, en su paraíso. Roguemos al Señor

Dios todopoderoso y eterno, que enviaste a tu Hijo al mundo, para que, con su pasión destruyera el pecado y la muerte y, con su resurrección, nos devolviera la vida y la felicidad, escucha las oraciones de tu pueblo y haz que podamos gozar de los frutos de la cruz gloriosa de Jesucristo. El, que vive y reina por los siglos de los siglos.

PRESENTACION DE OFRENDAS

Ofrezcamos al Señor el pan y el vino junto un firme propósito de fidelidad, acompañándolo en cada uno de nuestro projimo.

MONICIÓN A LA COMUNION

Jesús nos invita a la mesa. Celebremos su llegada triunfal unidos por el banquete que Él mismo nos prepara

MONICION DE DESPEDIDA

Hemos comenzado la Semana Santa Dispongámonos a vivir estos días con intensidad. Sintámonos convocados a participar de las celebraciones, tengámoslo en cuenta y sepamos que hay que estar con Cristo acompañándolo en su Pasión y vivamos plenamente su resurrección en la celebración de la Vigilia Pascual.

About these ads

3 comentarios

  1. nada

    • lo siento :(

  2. BUENAS NOCHES. ME PARECE MUY EDUCATIVA ESTA PAGINA SOBRE LA LITURGIA DE LA IGLESIA Y MUY DIDÁCTICA. LES AGRADEZCO LOS VALIOSOS APORTES RECIBIDOS

    GIOMAR LUCÍA GUERRA BONILLA

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.800 seguidores